Eliminan plástico con ladrillos ecológicos

Estudiantes de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy idearon un proyecto que apunta a procesar el plástico residual que se usa para la producción frutillera y convertirlo en ladrillos ecológicos a modo lego para construcción en seco, y plantearon la necesidad de crear una planta. La idea fue premiada en el Concurso FI Innova organizado por la citada unidad académica de la Unju.

El proyecto nació de la participación que tuvieron en el Concurso Fi Innova, en el que se les planteó varias problemáticas en diferentes complejos productivos de la provincia, y eligieron encarar el de la frutilla. Idearon los ladrillos ecológicos, por el impacto social, ambiental y también económico que pueden tener.

COMO LOS LEGO / LOS LADRILLOS ECOLÓGICOS SE PUEDEN ENCASTRAR SIN ADHESIVOS.

"Dentro de la producción de frutilla, la problemática que decidimos encarar fue el plástico mulching, que una vez que finalizada su vida útil era descartado, quemado o bien era enterrado en el cultivo, lo que generaba un daño ambiental. Esa fue la raíz de lo que propusimos, reciclar esos plásticos y acopiarlos, luego seleccionarlos, darles un tratamiento para posteriormente poder fabricar ladrillos ecológicos", dijo Eric Iván Cardozo, uno de los estudiantes de Ingeniería.

Es por ello que en el proyecto proponen una planta de procesamiento de este plástico residual de modo de producir ladrillos ecológicos con un diseño de tipo lego. "La idea es que el proyecto sea de carácter industrial, que involucre recursos humanos, máquinas para alcanzar un producto elevado", agregó uno de los autores del proyecto.

Dijo que la materia prima para estos ladrillos está, el plástico mulching que se usa en la producción de frutilla en Jujuy, al cual se le agregaría aditivos para que tenga propiedades, insumos se podrían traer de otras provincias, y que serían para darle resistencia a la humedad y al calor.

Al proyecto también le aportó información la Secretaría de Economía Popular de la Provincia, que apoyó el concurso Innova, que hizo saber que el mulching se trata de un polietileno de baja densidad, que en gran cantidad de kilos se descarta anualmente en los cultivos agrícolas. Para el proyecto los estudiantes plantearon una capacidad de suministro de 20 toneladas de materia prima, aunque se podría conseguir mayor cantidad, ya que hay plantaciones de tabaco y otras que también usan ese plástico. Es que el rendimiento sería del 50% de 1.000 kilos de plástico, para fabricar unos 20 ladrillos por ejemplo, dato que aún está en estudio.

Precisó que, al tratarse los ladrillos en forma de lego, serían encastrables y no necesitarían adherente, por lo que en principio estarían destinados al uso en interiores, y una vez que se consigan mejorar propiedades técnicas se podrían usar para la construcción exterior.

En materia de costos, inicialmente se estima que sería por encima del ladrillo tradicional ante la necesidad de una planta piloto, y una vez que se realicen los ajustes necesarios en el proceso se podrían conseguir mejores costos y con ello precios y mayor calidad. Para la planta analizaron la posibilidad de conseguir equipos en Buenos Aires, aunque también hay en Colombia y China, cuyas máquinas pueden simplificar dos procesos en uno.

"El proyecto está a nivel de prefactibilidad. Hay una parte de investigación de mercado más a fondo para poder determinar con precisión la viabilidad y rentabilidad del proyecto", afirmó Cardozo. Sostuvo que hubo interesados en financiarlo, y desde la Secretaría de Economía Popular trabajan en buscar el financiamiento para la creación de una planta en cercanías de Perico, zona cercana al sector productivo de frutillas.

Quienes idearon el proyecto son seis estudiantes, tres de Ingeniería Industrial y tres de Ingeniería en Minas. Gustavo Cuitiño, Cesar Ariel Cruz y Daniel Gustavo Sánchez de la carrera Ingeniería de Minas; y Eric Iván Cardozo, Julián Ismael Gallardo y Ernesto Gabriel Zerpa de la carrera Ingeniería Industrial. Cardozo destacó que por su diferente formación, al principio les costó hacer foco, pero pudieron complementarse muy bien al coincidir en el proyecto ideado.

Por hectárea, 180 kilos de plástico

De las 85 hectáreas en las que se cultivan frutilla, el 80% usa tecnologías mulching y cinta de riego por goteo para mejor uso del agua y rendimiento. Los plásticos no se tratan o se incineran, y generan 180 kilos de residuos por hectárea. La idea de producir ladrillos de construcción en seco fue premiada.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...