¡Cuántas cosas pasaron...! ¡Y las que faltan…!

El mundo sigue andando, y miramos pasivamente las cosas que pasan. El coronavirus vuelve: la variante Delta queda atrás y ahora el peligro se llama Ómicron, y renueva los cruces entre anti y pro vacunas, como si lo más importante no fuese ahuyentar la muerte de la puerta de casa.

Y pasan otras cosas: la oposición fracturada, permitió que el "madurismo" venezolano ganara elecciones legitimando la permanencia su vigencia. Fatalidad de las oposiciones en Latinoamérica. En tanto, los argentinos nos volvimos a sorprender con declaraciones de Rafael Bielsa, embajador en Chile, quien a título personal, dijo el gobierno embistió contra el ganador de la primera ronda electoral trasandina, José Antonio Kast. Lo llamó rupturista, pinochetista, y antiargentino, demostrando que como muchos, es incapaz de permitir que personas o pueblos piensen en libertad, como se les dé la gana.

Más sorprendente fue el ex presidente brasileño Lula Da Silva, quien se preguntó "¿si Merkel pudo permanecer dieciséis años en el poder en Alemania, por qué no Ortega en Nicaragua?". No vale la pena analizar, Luiz Ignacio también es libre de pensar y decir lo que le parezca.

En Argentina, caen los esfuerzos del gobierno de Alberto Fernández por afianzar la victoriosa derrota en las urnas. Apuraron la aprobación de 116 DNUs prohijados durante la pandemia en una comisión bicameral. La "opo" estrelló su queja contra la mayoría K. También aceleran un alineamiento con las exigencias del FMI para alejar el default: ya dijeron que no continuarán ni la prohibición de despidos ni la doble indemnización a trabajadores. Y reconocieron que la ley de alquileres fue un fiasco que habrá que cambiar urgentemente. Y para contener la fuga de dólares, dieron otra vuelta de tuerca al cepo, prohibiendo la venta de pasajes y hotelerías al exterior en cuotas. En realidad, el torniquete fue en el cuello del sector turístico, que apenas comenzaba a respirar después de la cuarentena más larga del mundo.

El atentado incendiario contra el edificio del grupo Clarín reabrió la grieta: desde el oficialismo la solidaridad fue tibia y llegó al temerario ensayo de Luis D´Elía: "Fue un autoatentado". Los que ganaron las elecciones asombrados e indignados recordaron los comienzos de tiempos que nadie quiere resucitar y muchos no dudaron vincularlo a las violentas exhortaciones antimedios de Capitanich, Ishii, Aníbal, Fernanda Vallejos, Cerruti, Máximo y hasta Alberto y Cristina.

Y no es que ellos hayan pergeñado el atentado, pero tantos persistentes ataques, bien pueden haber despertado la "iniciativa" de un grupo de imbéciles, o alguna antigua célula dormida, siempre dispuestos a ser más papistas que el Papa.

Hablando de su Santidad, volvió a sorprender: rescató del tembladeral donde sobrevive al ministro Martín Guzmán y lo designó miembro ordinario de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales donde compartirá una silla al lado de su mentor el premio Nobel Joseph Stiglitz. Y siguen pasando cosas.

Hace horas, aliviada tras haber sido sobreseída en la causa de Hotesur y Los Sauces (lavado de dinero), en el "oyarbideano" fallo de los jueces de Justicia Legítima, Adrián Grünberg y Daniel Obligado (Adriana Palliotti falló en disidencia), la vicepresidenta Cristina Fernández retomó su comunicación epistolar con fuertes definiciones: reconoció la derrota electoral, dejó en claro que la lapicera la tiene el Presidente y no ella, y atacó a los medios y a la oposición.

Pero entre líneas notificó al país y al Presidente que él será el único responsable de lo que ocurra en adelante. El sobreseimiento será un mojón en la historia de la Justicia, y la nueva carta el catecismo de los momentos que vendrán.

Aquí también. El gobernador Morales, mientras vende Jujuy en el viejo continente, se vende a sí mismo pensando en el 2023. Su gestión y sus logros son la vidriera. Subir posiciones rumbo a la presidencia, su objetivo.

Su visita al casi exradical Ricardo Alfonsín, embajador en España, despertó iras en el staff nacional de la UCR, que contrapesaron la movida del GM. Les reprochan demasiada cercanía con Alberto, justo cuando pretenden dejar en claro que están dispuestos a dialogar y a colaborar, pero jamás a cogobernar.

Con el GM ausente en una reunión no tan reservada en el Ministerio de Salud, se presentó formalmente ante funcionarios y futuros exfuncionarios, al nuevo ministro, el pediatra Antonio Buljubasich y al nuevo Secretario de Salud César Mulqui que reemplazará a la doctora Bárbara Di Pietro.

La reunión pensada como amable traspaso tuvo otras características pero perdió la cordialidad, cuando quedó expuesto que el nuevo grupo tiene entre sus prioridades desarmar la estructura creada por Gustavo Bouhid y "volver al ministerio de antes". Muchos creen ver por detrás el regreso de Mario Fiad –exministro y hoy senador- a quien se menciona como firme aspirante a suceder al GM en la gobernación. Crecen en tanto las expectativas por otros cambios en el gabinete.

Distante, pero nunca ajeno a lo que pasa, el GM recibió una encuesta donde por primera vez aparece nombrado. Detrás de Larreta (17,6%), Mauricio Macri (10.7%), Facundo Manes (7,3%) y Patricia Bullrich (6,3%), GM apareció en el sondeo nacional, por ahora con un modesto 3,4%. Se puede decir que es bajo, pero aparecer en las "grandes ligas" que visualiza la consultora CB (que siempre acertó en las encuestas), no es poca cosa.

El peronismo también ofreció información caliente. El Consejo partidario consagró sus nuevas autoridades bajo la presidencia de Rubén Rivarola y las vicepresidencias primera de Liliana Beatriz Fellner y segunda de Guillermo Raúl Jenefes. Esta cúpula que conducirá el Consejo que a su vez convocará al Congreso partidario para definir la estructura final y la estrategia hacia el 2023.

Un tema picante se cruzó en los pasillos del PJ cuando el sector camporista de Leila Susana Chaher propuso cubrir la vacante que la diputada electa dejará en la Legislatura, con la titular del Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a Mariela Segovia, también designada por La Cámpora. Se invocó la paridad de género para intentar bloquear el ascenso de Ernesto Cristian Rivarola, hijo del presidente del partido, quien es el primer suplente de la lista oficializada y votada en el 2019.

Cabe señalar que la paridad de género, tiene vigencia en Jujuy desde hace menos de un año, por lo que sus efectos no alcanzan retroactivamente a los hechos previos.

Sin embargo, quedó claro, que más allá de este argumento legal que consagra la vigencia de aquellas listas, hay otro derecho expresado y adquirido que exime de cualquier discusión: nada más y nada menos la voluntad del pueblo manifestada en una elección que no ya no admitirá alteraciones caprichosas. íPasaron muchas cosas y todas las que faltan todavía!

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...