¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

32°
23 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

“La permanencia de Jujuy/Cortos tiene que ver con la constancia y el compromiso”

Desde hoy y hasta el 14 de noviembre, se desarrollará online a través de la plataforma OctubreTV, la 20º edición de la Muestra de Cortometrajes Jujuy/Cortos impulsada por el colectivo Wayruro Comunicación Popular.
Lunes, 08 de noviembre de 2021 01:03

¿Cuáles son los objetivos históricos de la muestra?

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

¿Cuáles son los objetivos históricos de la muestra?

Está muestra surgió como una ventana a la realización audiovisual de Norte Grande y se fue ampliando. El proyecto primero apuntaba a la difusión de trabajos de realizadores locales y regionales y como un camino para que los jujeños pudieran acceder a material nacional e internacional, a cortos del mundo porque nos parece importante que gente de los barrios (de Alto Comedero, de Palpalá, etc.) pueda acceder a materiales de Rumania o de Francia o de México, entonces esa posibilidad de apreciar distintos relatos y poder ser un puente de cortos me parece mágica y maravillosa. Además de ser un espacio de encuentro y de formación.

¿Por qué optaron por la modalidad virtual este año?

Comenzamos a trabajar en la muestra a principios de año (en febrero y marzo) y cuando empezamos la situación sanitaria era compleja y para la muestra tenemos que coordinar transportes aéreos, asumir compromisos con la gente que viene a dar talleres y toda una serie de cuestiones que eran difíciles de organizar en esos meses. Entonces sobre el mes de abril decidimos no complicarnos porque la cosa venía compleja no solamente en Argentina sino en distintos lugares del mundo y nos dijimos "no hagamos cosas raras porque no tenemos la espalda financiera para sostenerlo", entonces optamos por una cosa medianamente racional y seguimos este año con lo virtual para que el año que viene cuando se normalice la situación poder volver a la presencialidad. Aunque nuestra idea es regresar en 2022 con una propuesta mixta.

¿Qué evaluación puede hacer de la edición virtual del 2020?

Esto de la virtualidad es interesante para acceder a otro público. Jujuy/Cortos siempre tuvo un anclaje local muy importante, siempre articulamos acciones con colegios, con asociaciones barriales y comunitarias de distinto tipo. Y la virtualidad permitió que nos llegaran mensajes de gente de diferentes lugares como Tierra del Fuego, Neuquén o La Rioja que nos felicitaban por los materiales que se proyectaban.

Así que ampliamos los públicos y participó mucha más cantidad de gente que en las ediciones presenciales. Nosotros habitualmente utilizamos la sala Galán para las funciones que tiene 100 butacas y con la virtualidad participa mucha más gente porque se pueden ver los cortos 24/7, se pueden visualizar en el momento que cada uno quiera entonces hay otra realidad que no tiene que ver con pararse en un espacio físico y ver un filme en un momento específico, sino que está vinculado con administrar tu tiempo y ver los materiales cuando uno quiera. Así que desde ese punto de vista tuvimos miles de visualizaciones de los distintos cortos y eso fue sumamente interesante.

¿Se puede determinar algún hilo conductor en las temáticas de los cortos elegidos para esta edición?

Siempre tratamos de generar una propuesta diversa y heterogénea en términos de temáticas pero sí podemos distinguir que según los años y los momentos históricos se destacan algunas temáticas particularmente, por ejemplo cuando arrancamos en el 2001 las producciones tenían que ver con una impronta relacionada con la lucha social y este año muchos materiales están atravesados por la realidad pandémica y aparece la temática de género con mucha fuerza. De esta manera si bien no hay una sola temática potente, hay algunas que brotan con más fuerza.

Cumplen 20 años, ¿qué significa para Uds. esta permanencia?

Para nosotros es una locura, es una alegría inmensa, jamás nos imaginamos cuando arrancamos con Jujuy/Cortos que 20 años después íbamos a seguir haciendo la muestra y que iba a tener este reconocimiento porque se constituye como una muestra con una permanencia histórica, que se hizo de manera interrumpida, es la muestra más antigua del Noroeste. Solo de pensarlo es impresionante, nosotros estamos alucinados con eso.

Así que estamos felices y todo esto tiene que ver con la constancia, la militancia, el amor y el compromiso por lo que uno hace, que es lo que permite que las cosas sean posibles y se sostengan. Somos apasionados por lo que hacemos, esa es una marca que tiene Wayruro, tenemos 27 años de trayectoria y la muestra cumple dos décadas y eso no es una cosa natural, yo no conozco muchos casos así, no hay muchos grupos que tengan esta permanencia ni en la Argentina, ni en Latinoamérica. Conocemos experiencias muy hermosas y algunas ya no existen, otras no son tan profundas en términos históricos como Wayruro, entonces lo que uno puede decir es que es una hermosa locura poder cumplir 20 años, es algo increíble y hermoso.

¿Cuáles son las novedades de este año? ¿Habrá talleres o charlas?

Aparte de lo que comenté antes sobre la pandemia y género, otra de las novedades de este año tiene que ver con que las narrativas están mediadas por lo tecnológico que comienza a aparecer en los cortometrajes, se empieza a incorporar parte de esta realidad, de ese ecosistema de medios constituido por las pantallas, las redes sociales, las reuniones por Meet o Whatsapp, ahora todas esas distintas plataformas se ven en las producciones audiovisuales en formato corto y en ese sentido es interesante y novedoso verlo dentro de la producción actual.

Y con respecto a las capacitaciones y talleres, estamos generando una articulación con la plataforma Mica del Ministerio de Cultura de la Nación para dar una serie de propuestas formativas que no van a ser en simultáneo con las proyecciones, sino de manera diferida, posteriormente vamos a hacer una serie de encuentros. Una propuesta tiene que ver con cómo hacer para llegar y poner contenido audiovisual en distintas pantallas de Latinoamérica y otra que nos parece interesante estará relacionada con el cine comunitario, se organizará una mesa-taller con la participación de referentes de distintas experiencias en la Argentina como GiraMundo de Mendoza, nos parece que es todo un ámbito creciente de la producción audiovisual que necesita espacio y oxígeno. Desde Wayruro trabajamos desde la comunicación popular por lo que nos resulta fundamental darle el lugar a ese tipo de expresiones.

¿Qué nos puede contar sobre el futuro de la muestra?

La muestra cumple 20 años de trayectoria, así que ya no le tenemos miedo a nada, vamos para adelante. Estamos arrancando la vigésima edición y estamos muy felices de encontrarnos con el público otra vez a través de la virtualidad. Y a futuro pensamos hacer la muestra en un formato dual, híbrido (presencial y virtual), consideramos que las plataformas son herramientas que vinieron para quedarse, por eso vamos a trabajar en una modalidad mixta porque lo virtual le aporta un plus a la muestra que es sumamente interesante y es una idea que compartimos con distintos compañeros de la Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales de la que formamos parte.

Y vamos a tratar de trabajar con la presencialidad para las proyecciones en sala porque el encuentro entre la gente es maravilloso, el cara a cara, el encontrarnos, abrazarnos y hermanarnos es fundamental, participar en una sala oscura para poder ver trabajos. Y la virtualidad ofrece otra serie de sabores a esto de la proyección audiovisual.

¿Que opinión tienen sobre la producción audiovisual en Jujuy y en la región?

Es un momento interesante, están surgiendo jóvenes realizadores y realizadoras que van a dar que hablar en su momento. Cuando a partir de la iniciativa de Lucrecia Cardoso, quien fuera presidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales hace unos años atrás, se comenzó a motorizar la idea de instalar sedes de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc) en las provincias, desde Wayruro apoyamos la decisión y finalmente se instaló la institución en Jujuy y esto ofrece una posibilidad concreta para que los realizadores de la región adquieran capacidades para poder producir contenidos de calidad y en ese sentido no había un espacio formativo.

Nosotros dictábamos pequeños talleres, la carrera de comunicación de la Universidad Nacional de Jujuy aporta algo en la producción de contenidos audiovisuales pero con el funcionamiento de la Enerc NOA se generan todos los años camadas de jóvenes cineastas que van a hacer lo suyo en esto de contar historias con sabor local, con una mirada propia, una idea que siempre se constituyó en el lema desde Wayruro, porque para nosotros la soberanía audiovisual es sumamente importante ya que es común que se cuenten historias de Jujuy pero con miradas de Buenos Aires, ellos nos cuentan lo que somos nosotros, entonces propiciamos que seamos los jujeños los que contemos nuestras propias historias y en ese sentido yo creo que están saliendo jóvenes realizadores que son sumamente valiosos y tienen una potencia narr