Perpetua para un joven acusado de femicidio

La Justicia jujeña condenó a la pena de prisión perpetua a Franco José Aucachi, luego de ser hallado autor del femicidio de Zulma Valencia, hecho ocurrido en octubre del 2018 en la localidad de La Ovejería.

Ayer alrededor de las 13 en el octavo piso del Palacio de Tribunales, se leyó la parte dispositiva del fallo, donde el Tribunal en lo Criminal Nº 1 resolvió condenar con la pena máxima al joven de 25 años.

Franco Aucachi había sido denunciado meses antes del femicidio, por una situación de violencia de género. El joven permaneció detenido unos tres meses y luego de recuperar la libertad, intentó "componer" su relación sentimental con Valencia, pero la joven terminó yéndose de la casa de sus suegros por los constantes ataques que recibía.

Zulma Valencia desde septiembre del 2018 vivía en una precaria vivienda del barrio 25 de Mayo de la localidad de La Ovejería, junto a su madre y a su hermanito.

El imputado se había encargado de amedrentar y amenazar a Valencia con agredirla si se llevaba a sus hijos y por eso cada día viajaba desde La Ovejería hasta el barrio Santa Rita de Monterrico para verlos.

En las audiencias se ha podido establecer que Franco Aucachi no toleraba que Zulma Valencia haya decidido terminar la relación, ni mucho menos que ella haya iniciado otra relación y un día previo al crimen, había visto un departamento para alquilar junto a sus hijos y su novio.

Tenía una firme coartada

Franco Aucachi estaba convencido de que sobre él no había ninguna prueba que pudiera incriminarlo en la escena, no había ninguna cámara de seguridad que pudiera ubicarlo con nitidez cerca de la casa de su expareja, no manejaba teléfono celular y además había puesto a sus familiares directos como testigos. Fue así que su madre, su padre y sus hermanos le dijeron al tribunal que Franco Aucachi esa mañana del 12 de octubre estaba en Monterrico.

Lo que no tomó en cuenta el imputado fue que en la autopsia realizada al cuerpo de Valencia, hallaron su ADN en las uñas de la víctima y con las declaraciones de los familiares, sacándolo de la escena del crimen, no supo nunca qué decir ante la prueba, que es considerada "madre de todas".

Además, una testigo clave, vecina y amiga de la madre de la víctima fatal, le dijo al Tribunal que vio al joven descender de un colectivo alrededor de las 9, en la parada ubicada a menos de 50 metros de la casa de Valencia.

Zulma Valencia fue sorprendida cuando dormía en una de las dos habitaciones de esa vivienda, fue atacada a golpes e intentó defenderse, pero su victimario la estranguló con una soga y la dejó tendida en la cama, como si estuviera durmiendo.

En todo momento Franco Aucachi se abstuvo de prestar declaración indagatoria y en la producción de los alegatos, el fiscal de Cámara Marcelo Cuellar solicitó la pena de prisión perpetua, solicitud a la que adhirió la querella representada por Mariana Vargas.

En tanto la defensa del imputado, representada por Esteban Salinas Saguir, del Ministerio Público de la Defensa Penal, en la producción de sus alegatos pidió la absolución por el beneficio de la duda.

“Justificaron el crimen culpabilizando a la víctima”

Un grupo de mujeres acompañó en todas las audiencias a Fortunata Valencia,madre de la víctima, quien esperó en el hall del Palacio de Tribunales y luego de tomar conocimiento de que el joven había sido condenado a prisión perpetua, celebraron la sentencia. La abogada representante de la querella, Mariana Vargas, fue quien le dijo a la madre de la víctima que todo había terminado. “Más allá de que todo esto es triste, porque se trata de un crimen, celebramos una condena. Pero entendemos que es triste sobre todo para dos niños que se quedaron sin mamá”, dijo. Vargas además dijo que “el problema es que vivimos en una sociedad patriarcal y el lugar donde formamos esta sociedad es en la familia y allí aprendemos los roles y Franco Aucachi los aprendió”.

EMOCIÓN / FORTUNATA VALENCIA RECIBIÓ LA NOTICIA DE CONDENA PARA EL FEMICIDA

“Moralmente la familia de Aucachi ha justificado el crimen culpabilizando a la víctima, intentaron garantizar la impunidad de alguien que había cumplido con el mandato de matar, controlar, tomar el poder a costa de la vida de Zulma, un mandato que lo creía impune, pero fue condenado”, le dijo a nuestro diario Mariana Vargas. Lo que se pudo establecer es que “el joven estaba perdiendo el control sobre ella y un día anterior al femicidio, Zulma Valencia había alquilado un lugar para vivir junto a su novio y sus hijos”. Franco José Aucachi fue condenado a la pena máxima, por ser hallado autor de “homicidio doblemente agravado por el vinculo y de una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...