Boca se consagró esta noche por tercera vez campeón de la Copa Argentina bajo este formato, al superar por penales 5-4 a Talleres de Córdoba, tras empatar 0-0 en una deslucida final celebrada en Santiago del Estero pero que le permitió cerrar con una sonrisa la temporada, además de clasificar directo a la fase de grupos de la Copa Libertadores.
 

En el estadio "Madre de Ciudades", el arquero del "Xeneize" Agustín Rossi volvió a ser vital en la serie al atajarle el segundo tiro a Héctor Fértoli sobre el palo derecho, como ante River y Patronato en instancias anteriores, y con una efectividad plena -convirtió los cinco remates de la definición- levantó nuevamente el trofeo más federal e inclusivo del fútbol argentino, tras haberse consagrado en 2012 y 2015, además de la vieja edición de 1969.

El título, primero de Sebastián Battaglia como entrenador mientras se pone jaque su continuidad, le permite a Boca clasificar directamente a la fase de grupo de la Copa Libertadores, cuando por la tabla anual iba a tener que jugar el repechaje probablemente.

Boca -que terminó el partido con un hombre menos por la expulsión de Juan Ramírez- cierra un año de camino sinuoso, en el que empezó campeón y terminó de la misma manera, pero en el que tendrá que reacomodarse para intentar volver a los primeros planos nacionales e internacionales.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...