Boca ganó por penales y se consagró campeón

Boca Juniors es el campeón de la Copa Argentina. Anoche se impuso ante Talleres de Córdoba 5 a 4 por penales luego de haber igualado 0 a 0 en los noventa minutos en el estadio "Madre de Ciudades" de Santiago del Estero.

La fiesta estuvo en las tribunas, porque en el campo de juego todo fue un bodrio. Mal jugado, con muchas faltas.

De entrada un centro cruzado que o alcanzó a peinar Vázquez, fue la primera y única aproximación del "xeneize".

Después, Talleres insinuó con un remate de Pérez que se interpuso Izquierdoz. Un centro cruzado que sacó Rossi, sin demasiada claridad pero sí con una leve claridad para manejar la pelota.

A los 41 un remate de Valoyes encontró una respuesta floja de Rossi que casi termina metiendo la pelota en su propio arco.

En el complemento las cosas no cambiaron demasiado. Siguió la partida cortada, sin ideas, con piernas fuertes. Y en esos cruces, Ramírez fue fuerte sobre Martino y se fue expulsado.

Talleres comenzó a ocupar mejor los espacios, pero nunca estuvo cómodo en el campo. Por eso el partido fue ordinario y fueron a los penales.

En la definición desde los doce pasos, Boca fue certero y marcó las cinco ejecuciones con Rojo, Izquierdoz, Pavón, Sandez y Pavón, mientras que el arquero Rossi contuvo el remate de Fertoli el cual fue determinante.

Mucho color y calor en el “Madre de Ciudades”

La final de la Copa Argentina comenzó a jugarse en las tribunas desde las primeras horas de la tarde noche del estadio “Único, Madre de Ciudades”, de Santiago del Estero. Los hinchas de Boca Juniors y Talleres de Córdoba, se debatieron en un impresionante duelo de canciones que tan lejano parece haber quedado en el tiempo por la falta de las dos parcia‑ lidades en las canchas luego de un año de jugar con estadios vacíos por la pandemia de coronavirus. Mucha alegría que sin dudas revolucionó la tranquilidad santiagueña. Es que desde las primeras horas ya se instalaron.

TRISTEZA POR ALFREDO MORENO

Los más de 30 grados de temperatura hicieron que el clima se viva realmente a tope, con una explosión en cada una de las tribunas cuando los jugadores pisaron el césped para hacer el reconocimiento previo a más de una hora y media del inicio del juego. Mientras que en las afueras del estadio, aún permanecían miles de fanáticos, que desde los distintos sectores intentaban ingresar, aunque otros más relajados continuaban con los asados, las bebidas y las ilusiones de poder festejar al final de la noche.

El recinto, el más moderno de la Argentina para presenciar espectáculos de esta magnitud, lució impecable, con una acústica tremenda que ensordecía cada vez que se levantaban los cánticos de los presentes, mientras los regadores se mantuvieron activos para dejar bien el húmedo el césped, que a la vista parece estar en excelentes condiciones.

Previo a que comience a rodar la bocha, hubo un show de luces y danzas, se cantó el Himno Nacional Argentino. Además, se procedió a un minuto de silencio por el fallecimiento ayer de Alfredo “Chango” Moreno. El delantero exgoleador del “xeneize” falleció a los 41 años en México producto de una enfermedad. Por tal motivo, todo Boca salió jugó con un brazalete negro.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...