¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
13 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

“Hacer cine fue realmente muy revelador para mí”

“Ese fin de semana”, ópera prima de Mara Pescio llega hoy a varias salas comerciales del país y también a la señal Cine.Ar TV, así se podrá ver esta noche y el sábado que viene a las 22. El Tribuno de Jujuy habló con la protagonista del filme, la artista y compositora Paz Ferreyra (mejor conocida como Miss Bolivia) quien se refirió al rol que marca su debut en el cine.
Jueves, 09 de diciembre de 2021 01:00

"Ese fin de semana" sigue a Julia una artista argentina que se gana la vida cantando en bares de Brasil y que debe regresar a Misiones, su ciudad natal, para firmar un permiso que le permitirá a su hija viajar a Paraguay con su papá.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

"Ese fin de semana" sigue a Julia una artista argentina que se gana la vida cantando en bares de Brasil y que debe regresar a Misiones, su ciudad natal, para firmar un permiso que le permitirá a su hija viajar a Paraguay con su papá.

La película retrata de forma íntima, muy visual, sin grandilocuencias y con muy pocos diálogos, el reencuentro entre una madre y su hija adolescente, ambas alejadas desde hace años y con un vínculo fracturado que intentan recomponer un solo dos días. El planteo de la directora no baja línea, ni juzga a los personajes simplemente retrata la reunión de las protagonistas como una confluencia catártica sin mayores reclamos o reproches y que sirve para reflexionar sobre el instinto materno como convención social que puede llegar a obstaculizar los anhelos personales.

¿Qué fue lo que la movilizó de este proyecto para hacer su primera incursión en cine?

Yo venía con el bichito, con las ganas de hacer cine, había actuado en teatro, hice tres temporadas con José María Muscari, pero es otro soporte muy distinto al cine, así que tenía ganas de habitar el soporte cinematográfico y pasó que la directora Mara Pescio y una de las productoras Paula Zyngierman se contactaron conmigo, fuimos a un bar, charlamos, ellas ya me habían visto de antes, supongo que me habían evaluado.

Me pasaron el libro y el guión me interpeló, me gustó. Y me pareció un desafío encarnar este personaje que me estaban proponiendo y a los dos días, dije que sí. Y para mí implicó un reto para el que tuve que entregar un montón para poder mínimamente estar a la altura y fue muy revelador porque me di cuenta que me gusta, que me encanta y que me dan ganas de poder seguir transitando por el camino del cine en la medida de lo posible.

Dijo que la historia la interpeló ¿Desde qué aspectos sucedió eso?

La película atraviesa varias capas, nos interpela a todes sobre temas relacionados con la maternidad, sobre el juicio sobre la maternidad, el vínculo complejo qué implica eso, también me interpeló sobre como aborda la temática de la identidad de género desde un lugar poético y no obvio. Esta es una película muy visual, habla mucho con la imagen, con sus silencios y sobre todo lo que más me atrajo del libro es que nos juzga, no hace juicios sobre ninguna de las temáticas que lo atraviesan y al generar ese espacio permite que el espectador de algún modo intervenga.

"ESE FIN DE SEMANA" / EL FILME SE PODRÁ VER HOY Y EL SÁBADO POR CINE.AR TV.

No es una película que tira toda la carne al asador. Y hay que laburar para verla, es un trabajo creativo hermoso. Y también trabaja cuestiones como el deseo, la maternidad y la mujeres deseantes, divergentes según lo que es la norma establecida. Las protagonistas son mujeres sobrevivientes, eso circula en toda la película y yo me considero una sobreviviente por eso me llegó la historia al hueso.

¿Cómo definiría su personaje?

Ella es una mujer, cantante, luchadora, sobreviviente que vive en el aquí y el ahora, con sus propias reglas marginales, extraterritoriales a los decretos sociales que nos regulan. Es una madre distinta, es una persona solitaria y que prioriza su deseo ante todo por más que eso le salga caro.

¿Cómo se preparó para el rol?

Yo no soy actriz entonces tuve un entrenamiento muy intensivo con mi maestra, qué es María Laura Berch y luego se sumó Soledad San Martín, qué son dos coachs del carajo y empezamos a ajustar mi interpretación para lo que es el lenguaje cinematográfico. Yo venía con vicios del teatro, donde se proyecta mucho la voz, se sobreactúa a veces y aquí por más que es una ficción se busca generar un ambiente de verosimilitud. Mi trabajo fue achicar. Y yo además vengo del escenario musical y mi proyecto Miss Bolivia es muy aguerrido, va para adelante, al frente, así tuve la tarea de suavizar.

Y eso para mí fue un gran aprendizaje y lo digo a nivel técnico, pero lo puedo aplicar también a la vida, me lo quedo como un tesoro, como un capital de esta película. Y hubo tres meses de entrenamiento muy intensivo tres veces por semana con mi coach y mi coprotagonista Irina Misisco. Y después vivimos un mes en Misiones para rodar la peli y fuimos ensayando por fuera del set en ensayos extras con las personas misioneras que actuaban y eso fue hermoso también habían actores profesionales y personas como yo que por primera vez estaban transitando este camino, se generó un clima de solidaridad, de colegas, de complicidad, de humanidad, de compañerismo fue una hermosa convivencia.

¿Qué recuerda especialmente del camino de realización?

Todas las semanas que trabajamos en el barrio Villa Cabello, un barrio de Posadas que amé, amé a sus vecinos, sus dinámicas, es un monoblock con edificios bajos que nos abrieron las puertas generosamente, humildemente, sencillamente y nos hicieron sentir muy bienvenidos. Compartir con estas personas que nos abrieron sus casas para utilizarlas como locación fue hermoso y ellos colaboraban ampliamente y no era su obligación ayudar.

¿Qué balance puede hacer del proceso ahora que ya concluyó?

Las conclusiones que tengo tienen que ver con mi experiencia, al ver la película terminada, el producto final uno dimensiona cuántas horas, cuánta fuerza, cuánta creatividad y sacrificio implica filmar una película que dura una hora. Puedo poner en valor y redimensionar a cada trabajador que está ahí y qué es parte de esta estructura porque sin esas personas el engranaje no funciona. Como consumidores de cine vemos lo que hay al frente pero la trastienda no aparece, tal vez en algún making off, pero haber visto el producto final me pareció hermoso, me agrada este relato específico que se decidió.

¿Qué nos puede contar de su actualidad profesional?

Yo soy psicoanalista, me recibí de psicóloga hace 20 años, he practicado la profesión, luego en un momento tuve que elegir y me lo hice a un lado para dedicarme a la música exclusivamente y hace algunos años quise volver y así lo hice con lo que es mi consulta psicoanalítica y mi escritura psicoanalítica. Así que mi actualidad profesional va por ese lado, de lunes a jueves hago consultas.

Y desde que se abrieron los aforos en este contexto de pandemia volvieron los shows, entonces se han vuelto a poblar los escenarios y estoy agradecida porque tengo muchos conciertos. Además se presentó mi libro ("Infierno. Relatos, rimas y microdosis") solo hace unos días salió a la luz. Y también estoy concluyendo un disco que lo estoy trabajando lentamente y mi objetivo en el verano es poder concluir con la composición de este álbum y también estoy junto a Pacho O'Donnell y Ricky Pashkus escribiendo para una comedia musical sobre Juana Azurduy, hace como un año que estamos trabajando en eso y me encanta trabajar con esos dos señores y su equipo en un proyecto qué me llena de orgullo.

¿Conoce Jujuy?

Amo Jujuy, tengo muchas ganas de ir, me gusta un montón. Y creo que la primera vez que fui a Jujuy fue cuando crucé de La Quiaca a Villazón y fui a Bolivia y fue mi primer gran inspiración para el nombre de mi proyecto (Miss Bolivia). Espero poder ir pronto a cantar o a pasear, a compartir con ustedes.