La Iglesia denunció al presidente Bolsonaro ante la ONU y la OMS

La Conferencia Nacional de Obispos de Brasil presentó una denuncia ante la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU), Michelle Bachelet, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) contra el presidente Jair Bolsonaro por su gestión política, económica y social de la pandemia, mientras cientos de personas protestaban nuevamente en varias ciudades del país para exigir su destitución.

El texto presentado por la Comisión Especial de Ecología Integral y Minería de la Conferencia Episcopal (Cnbb, por sus siglas en portugués) denunció una "conducta política, económica y social contradictoria, negacionista, indiferente al dolor" que "está amplificando las profundas desigualdades".

Además, criticó "la indiferencia de los poderes públicos a nivel federal, estatal y municipal ante los hechos presentes" y exigió "una investigación para determinar posibles responsabilidades".

El documento se concentró principalmente en Bolsonaro y respaldó "las más de 60 peticiones de destitución del presidente de la República, en particular por los crímenes de responsabilidades con respecto a la política de salud pública en tiempos de pandemia".

La denuncia, que también estuvo dirigida a la OMS y a la Organización Panamericana de Salud (Opas), exhortó a presionar al Gobierno brasileño ante la "falta de transparencia" y "menos aún confianza en las decisiones tomadas por los representantes políticos con respecto a la contención de la Covid-19".

"De cada 10 personas muertas en el mundo por Covid-19, una de ellas es de Brasil", enfatizó la Cnbb en el texto, firmado junto a otras organizaciones religiosas, como el Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de Brasil (Conic), el Consejo Indigenista Misionero (Cimi), Franciscanos Internacionales o la Fundación Luterana de la Diaconía.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...