Equinoterapia, sanadora rehabilitación que fortalece el alma

Dicen que la sensibilidad del caballo es única y que la vida a través de sus ojos pasa tranquila, con una perceptible serenidad casi imposible en los tiempos de hoy.

La historia cuenta que llegaron al mundo para ser libres, otros para correr con diferente suerte y también aquellos, los elegidos, con la misión noble de ayudar.

Y es que desde los tiempos de la Antigua Grecia, estos amigos equinos ya contaban con una hermosa capacidad, la de leer las emociones humanas a través de su mirada limpia.

Esa belleza salvaje mezclada con el misterio que en ellos se encierra, no deja de provocar fascinación y un sentido de la admiración ante su inteligencia y prestancia. Más aun cuando se trata de seres capaces de ofrecer una terapia muy especial, en la que son protagonistas.

La equinoterapia, entonces, es promotora activa del bienestar para las personas ya que permite el crecimiento y el aprendizaje emocional de manera sana, gracias a la compañía de los caballos, en conjunción con un equipo de especialistas.

El equilibrio en las emociones de dos seres que se conectan desde la sensopercepción, es innegable. La magia sucede con una calidez única para perfeccionar las habilidades motoras de una persona, manera suave con la calma silente servida en el animal.

El vínculo entre ellos es extraordinario por ser solución motivadora a una diversa variedad de problemáticas de origen motoro o de salud mental. Y una esperanza en la que el caballo es un nexo hacia el bienestar, cargado de buena energía para la rehabilitación.

"Es una actividad terapéutica en donde se utiliza al caballo como un medio para ayudar y abordar diferentes discapacidades o patologías. Y después cuando fuimos trabajando y perfeccionándonos, empezamos a incorporar otras disciplinas, como lo que es la equitación adaptada para personas con discapacidad", dijo con un orgullo notable, Josefina Pardo de Figueroa, presidente de la Fundación Jujeña de Equinoterapia.

Además de disfrutar de esta actividad que se realiza al aire libre en el predio de Sociedad Rural Jujeña, la licenciada en Psicología anticipó que la terapia comenzará este año en el mes de marzo.

Y que en relación a los requisitos, lo primero que se solicita para cualquier persona que asista es un certificado médico apto físico.

"Una vez que tenemos eso, lo que se hace es una evaluación del paciente, con el equipo de profesionales de la fundación, de acuerdo a la patología o a la discapacidad para ver cuáles son los objetivos a trabajar y armar un plan de tratamiento", asegurando, siempre el mayor de los cuidados, respetando las medidas de bioseguridad vigentes.

Es que se trata de una actividad donde el lazo entre animales y personas con discapacidad (o no), se vuelve cada vez más fuerte; porque los problemas emocionales, motrices o conductuales, quedan de lado, debido a los muchos beneficios que proporciona la terapia a nivel físico, emocional, psicológico y sensorial.

Para la fundación es muy importante la equinoterapia. Josefina recordó que las actividades se preparan y se programan de acuerdo a las necesidades de cada persona y con un equipo de profesionales destacado.

Junto a ella están los responsables del área ecuestre Miriam Cercos y Facundo Herrera; la fonoaudióloga Graciela Ibarra, los psicomotristas Gretel Ganzburg y Mariela Correa; el profesor de Educación Física, Matías Mariotti; las responsables del área de educación: Ivana Paradi, Amorina Vilar, Daiana Paradi y Griselda Giménez; finalmente, la licenciada en fisioterapia y kinesiología, Verónica Kugler.

En redes sociales, la institución tiene su página oficial en facebook; Fundación Jujeña de Equinoterapia y en instagram: Equinoterapia Jujuy.

Tresprincipios fundamentales

La equinoterapia es una actividad que a través de los años deja muchos beneficios y tiene tres fundamentos científicos.

Uno de ellos es la transmisión del calor corporal, porque el caballo en su estado de reposo tiene una temperatura mayor a la humana y eso produce muchos beneficios a nivel físico. "Cuando la persona monta el caballo, produce relajación de tendones, articulaciones, músculos y a partir de allí podemos ir trabajando la postura, la coordinación, la lateralidad", detalló Josefina.

El segundo principio es la transmisión de los impulsos rítmicos, ya que el caballo al caminar, transmite de 90 a 110 impulsos por minuto. "Esto se trabaja en personas que tienen alguna dificultad motriz, que no pueden caminar o que tienen dificultad para trasladarse. El poder montar a caballo les da la sensación de estar caminando", relató.

Y es que todos esos estímulos que brinda el caballo con su todo en sí es muy digno de destacar. "Desde los miembros inferiores, a la médula y el cerebro y se van incorporando patrones nuevos de movimiento y después la transmisión de los movimientos tridimensionales, que es el paso del caballo como lo más parecido a la marcha humana. Nosotros cuando nos desplazamos y caminamos, nos movemos en tres dimensiones, hacia adelante, hacia atrás, hacia la izquierda y hacia la derecha y hacia arriba y hacia abajo", destacó la psicóloga, relatando así el tercero de los principios.

Así como el caballo tiene el mismo movimiento que el humano, todo eso para la persona que tiene dificultades motrices para trasladarse produce el mejor de los efectos el cambio en las emociones para un bienestar general con el fin de que la armonía se percibe en los sentidos. "Trabajamos en forma lúdica. Los pacientes son guiados por nuestro equipo de profesionales y de acuerdo a las necesidades, trabajamos ahora por la pandemia, extremando los cuidados", finalizó.

Un agradecimiento especial:

Gracias a los caballos "Aurora", "Copo", "Xibi-Xibi", "Petunia",  "Malumo" y "Platero" la Equinoterapia en Jujuy es posible.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...