El Pami incumplió otra  vez a clínicas y  sanatorios jujeños

Una vez más, como si fuera una costumbre que no se puede evadir, el Pami ha incumplido las promesas que formuló a las clínicas y sanatorios privados de la Provincia de Jujuy, llevando a las empresas administradoras de las mismas a una situación de crisis generalizada que se agrava día a día, y que de no tener una respuesta favorable en las próximas horas, las obligará nuevamente a medidas de fuerza, que consistirían en una primera etapa en el corte del crédito a todos los afiliados de esa obra social. Obviamente, se trata de jubilados y pensionados, la clase pasiva que es la más demandante de los servicios médicos.

El Tribuno de Jujuy accedió ayer a la información acerca de las febriles negociaciones que se intentaba entablar desde Jujuy, tanto desde las empresas de salud, como desde las propias autoridades de la delegación Pami local, sin que desde la central de Buenos Aires se lograran respuestas de ninguna naturaleza.

Las últimas facturaciones autorizadas por el INSSJP (Pami) correspondieron a los meses de octubre y noviembre, siempre coincidiendo con los montos similares a los que paga el Instituto de Seguros de Jujuy, pero aún no se efectivizaron los pagos. Y para los meses de diciembre y enero, todavía ni siquiera se habilitaron los mecanismos administrativos de facturación, por lo que todos esos meses siguen "en el aire".

Desde la conducción de las clínicas y sanatorios, expresaron el profundo malestar y la contrariedad por sentirse engañados y ninguneados, ya que cada vez que las crisis llegan a puntos terminales, el Pami vuelve a prometer solucionarlas, pero todo queda en promesas que no se cumplen. Sin embargo, y como demostración de buena voluntad, sólo con esas promesas, las empresas de salud, levantan las medidas de fuerza, pero los gestos no son correspondidos, situación que hoy se repite nuevamente.

Se conoció que, de no mediar las autorizaciones para las facturaciones, la cancelación de los pagos atrasados, el martes próximo clínicas y sanatorios privados cortarían el crédito a los afiliados, es decir, se continuaría atendiendo las urgencias, pero cobrando los servicios que posteriormente los jubilados y pensionados, deberían tramitar el reintegro en oficinas del Pami.

Ante este difícil panorama, el titular del Pami Jujuy Francisco Rodríguez comprendiendo completamente el reclamo de los sanatorios realiza las gestiones pertinentes ante el organismo nacional para lograr una solución a este conflicto que pone en riesgo la atención de cientos de afiliados.

El compromiso incumplido
Hace un mes atrás el titular del Pami, Francisco Rodríguez, había anunciado que se llegó a un acuerdo por el cual las empresas de clínicas y sanatorios de la provincia. 
En esa oportunidad, Rodríguez afirmó que después de la reunión que mantuvo con los empresarios, “la atención para con los afiliados Pami fue reestablecida de forma normal”.
Por su lado, en declaraciones a los medios el directivo de la Cámara Manuel Quintar indicó que la solución del conflicto fue posible a partir de que la obra social recategorizó, homologó y puso en vigencia nuevos valores de una serie de prestaciones, con lo que ahora “podemos facturar los retroactivos que estaba adeudando el Pami”.
Como parte del acuerdo, las empresas cobrarían entre febrero y marzo “todas las diferencias que nos debía” el Pami, acotó Quintar al indicar que todo acuerdo redundaba en beneficios de una población vulnerable que necesita más atención sanitaria.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...