¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
23 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Siguiéndole los pasos

Lunes, 22 de febrero de 2021 01:03

Siguiéndole los pasos

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Siguiéndole los pasos

Por aquellos días previos al Carnaval, el comisario Pierro se volvió a cruzar con el periodista yanqui varias veces por las calles de Tilcara. Generalmente andaba solo, y entonces le sonreía con timidez, lo saludaba de lejos y se perdía apurando el paso. Sabía que lo volvería a ver el día del Desentierro, porque andaba buscando a ese Diablito que, decía, no estaba ya bajo el mojón.

Mandó al cabo Ufanez a que le siguiera los pasos, y cada tarde le daba un parte detallado de sus actividades, todas de menor cuantía. Se decía que le había echado el ojo a la Teresa Mingui, vendedora de tamales en el mercado, pero que no se animaba a dar el paso que ella esperaba que diera.

En la pensión se había registrado con el nombre, falso, de Jerry Siegel, y eso hizo que el comisario creyera que se quería hacer pasar por Clark Kent, el alter ego de Superman. Recordaba, porque adoraba las tiras justicieras, que Siegel fue el primer autor de semejante aventura, pero jamás sospechó que se fuera a cambiar por ese traje de malla ajustada y capa en una cabina telefónica.

Como tantos de sus lectores, el comisario Pierro creía que la de Superman era una ficción, y que el periodista del DailyPlanet no pasaba de ser un personaje, pero de todos modos le encargó a la Teresa Mingui que le tirara de la lengua.

Recién para el viernes ella pudo entrar a su despacho con alguna noticia cierta, y lo que le relató asombró tanto al comisario que le compró unos tamales que no fue capaz de comer. Así de raras eran las novedades que le dijo.

.

.

.

 

Temas de la nota