¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
13 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Necesidades literarias

Viernes, 26 de febrero de 2021 01:00

Necesidades literarias

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Necesidades literarias

Una vez que Pierro nos contó la historia de su encuentro con el colega Clark Kent, yo me fui caminando lentamente hasta la parada de remises compartidos a Maimará. Es algo que no hago con demasiada frecuencia, ¿quién apura el paso acá en Tilcara? La falta de apuro es acaso una de nuestras mayores virtudes.

Podría dar cantidad de ejemplos, pero no tampoco voy a apurarme en eso. Pero los remises demoraban y nunca viene mal una caminata, así que pasé por la puerta del hospital, doblé en la Villafañe, crucé el puente para pronto bordear la Peñalta sobre el esqueleto de las vías ferroviarias, y saludé a la Difunta con una sonrisa amigable, como siempre suelo hacerlo.

Ya en Puerta de Huichaira, la ruta agranda la panza de su curva y suelo tomar un atajo entre churquis, espinos y restos de bolsas de nylon, y fue andando por ahí que sentí un chistido: don Dubin, don Dubin, repetía y me volví para ver quien me llamaba. Lo hacía desde abajo, como si fuera alguien yacente en el suelo, así que bajé la vista.

Vi entonces las dos orejas largas, los ojos compasivos y el gesto alerta de una liebre que me miraba como si me conociera de años, pero no me pareció que de su boca pudiera venir mi nombre. Ya había escrito algunos capítulos sobre zorros, sobre gallos y sobre perros, y no se me ocurría que otra fábula le sentaran bien a estos Laberintos.

Pero nunca escribió sobre liebres, me dijo la liebre y ahí comprendí que el tema no lo planteaba yo sino ella, así que me resigné al diálogo. Eso habrá sido como a la hora de la oración.

Temas de la nota