Los medios digitales y la música

Debido a la pandemia y a los cambios o reestructuración de conciertos es imposible poder asistir a conciertos o a la ópera como en los tiempos de la antigua normalidad. No sabemos cuánto tiempo estaremos sumidos en el arte en línea o conciertos live streaming. Para los artistas líricos o músicos esta nueva realidad puede ser frustrante, así como hacer videos de conciertos, donde uno de los músicos o el cantante está en una parte del mundo y el compañero en otra, quizás hasta desconocido personalmente, pero gracias a la tecnología, devenido "amigo" a través de las redes sociales, que a partir de ahora marcan nuestra personalidad y nos limitan o nos presentan a nuestro público.

La manera de "whatsappear" o "facebookizar" la vida ha hecho que la presencia virtual se vuelva imprescindible a la hora de querer hacer una carrera como músico internacional e interactuar directamente con nuestros seguidores y mandar videos por whatsapp o ponerlos en Instagram o hacer transmisiones en vivo en Facebook o Youtube.

Más allá del público que espera ansiosos videos cada semana y ver colaboraciones artísticas entre varios músicos, la vida musical va llegando a esferas desconocidas, invadiendo espacios que destinábamos para el chat o el ocio.

También está el público que no le interesa el live streaming, ya sea por la demasiada oferta que existe o por preferir salir a tomar aire y no estar encerrado viendo por la computadora un concierto. Claro, quizás por falta de hábito o simplemente por tener gustos diferentes.

En nuestra segunda colaboración sobre el arte y en especial la música clásica, con énfasis en la música vocal vamos a hablar de grabaciones y canciones de cámara y la opera.

El lector aprovechará en el estío y los cálidos días de febrero para descansar de la vida online y disfrutar de lo poco que queda de las vacaciones de verano y la vida al aire libre.

Escuchar un CD ya es algo del pasado, con los aparatos portátiles y la rapidez con que nos conectamos gracias al internet podemos tener listas de música que nos guste en nuestro teléfono. Más allá de que plataformas que ofrecen música online como spotify causen entre los artistas opiniones muy encontradas, pues los artistas ganan poco o casi nada cuando se les escucha a través de este canal, aunque llegue a más público.

Las grabaciones y el acceso a las mismas hoy en día es más que nada en la versión digital.

Si bien los derechos de los autores o los de los artistas no siempre están resguardados y es una pena que no lo esté, tenemos que acostumbrarnos a la idea que el arte es una forma de vida, es el trabajo de nosotros, los cantantes profesionales y músicos académicos con tantos años de estudio, práctica y dedicación.

El trabajo de aprender técnicamente un aria de ópera, canción o aria de un oratorio para hacer un concierto y llenar las expectativas de la audiencia así como también hacer efectivo el trabajo con una orquesta, todo esto representa no sólo tiempo, energía, horas de sueño no dormidas y también el trabajo con una orquesta y un director.

Todo trabajo es digno. El nuestro es con el canto o la música podemos crear una atmosfera, hacer vivir un personaje de ópera, hacer reír o llorar. En la ópera hacemos teatro cantado, no sólo cantando perfectamente y como el público lo espera, un rol sino también personificándolo. Por el lado de la canción culta, canción de cámara o Lied, el cantante junto con el pianista deben crear una atmosfera acorde a lo que van contando, a la historia que se desarrolla mientras se canta.

Todo esto se logra con trabajo y que debe remunerado.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...