Machete en mano, ripieros desmalezaron banquinas

Ante el peligro existente sobre la ruta nacional 34, por la escasa visibilidad provocada por la proliferación de matorrales, ripieros de esta ciudad, tomaron la posta y machete en mano, procedieron a la limpieza de gran parte de la banquina y de los extremos del puente que atraviesa el arroyo El Zanjón, distante a 13 km al norte de San Pedro de Jujuy. "Perdemos un día de trabajo, pero cuidamos nuestras vidas", esa fue la premisa de los ripieros, que diariamente, deben transitar por ese tramo para poder llevar adelante su actividad, los que se vieron sorprendidos por la nula visión que había en el peligroso sector de la ruta que, por la gran cantidad de accidentes, es conocida como la "ruta de la muerte".

Desde temprana hora, los ripieros que, en la jornada del domingo se reunieron para organizarse, suspendieron su trabajo, y dedicaron gran parte de la jornada para proceder a machetear y voltear los matorrales, algunos de los cuales superaban los dos metros de altura, en tanto que los tártagos alcanzaron los tres metros, llegando a tapar la visión en ambos extremos del puente y los carteles indicadores. Bajo el ardiente sol, soportando elevadas temperaturas y la presencia de gran cantidad de insectos y alimañas, los vecinos sampedreños, se dieron a la faena, para dejar en condiciones ese peligroso sector.

Ante la requisitoria de los ripieros, nuestro diario llegó al lugar y pudo constatar el peligro al que están expuestos los conductores que circulan en ambos sentidos, debido a que los matorrales, cubrieron ambas banquinas, obstaculizando por completo la visión en determinados puntos. "Vinimos a desmalezar para tener una buena visión, lo hacemos por todos los compañeros que vamos al río a transportar áridos y por los conductores que pasan por esta ruta. Estaba muy peligroso porque no se veía nada, aquí hubo muchos accidentes, un compañero perdió la vida, hoy hemos perdido un día de trabajo es verdad, pero lo importante es preservar la vida, esto fue posible por la unidad que hay entre nosotros y reitero, lo que importa es cuidar nuestras vidas y la de quienes pasan por este tramo de la ruta", dijo Diego Mamaní.

Finalizada la labor, en ambos extremos y en un trayecto de aproximadamente 400 metros, merced a la labor de los ripieros, los conductores recuperaron la visión, pero el trabajo debe ser completado por el organismo correspondiente, porque en otros trayectos, el peligro sigue latente.

Otra situación que merece la atención, es la existente en todo el tramo de la rotonda ubicada en el acceso norte de San Pedro de Jujuy, donde la ruta nacional 34, converge con caminos por donde se ingresa y se sale a la ciudad, donde debido a la proliferación de matorrales, la visión es nula y los conductores quedan expuestos a un gran peligro. Es por ello que los conductores, hicieron público el pedido para que se proceda a la limpieza de las banquinas.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...