¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

30°
1 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Una de cada 4 mujeres tiene incontinencia

Muchas veces se llega tarde a control por pudor o vergüenza. Las mujeres de más de 34 la suelen tener luego de los partos.
Domingo, 14 de marzo de 2021 01:02

Hoy es el Día internacional de la incontinencia urinaria, un trastorno al que muchas veces se llega tardíamente a control por pudor o vergüenza. Una de cada cuatro mujeres mayores de 35 años y uno de cada cuatro hombres de más de 40 años sufren pérdidas de orina y la mayoría lo hace en silencio. Se previene con ejercicios del suelo pélvico o se trata también con fisioterapia, cirugía y lo nuevo es una silla con ondas electromagnéticas que estimula el suelo pelviano.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Hoy es el Día internacional de la incontinencia urinaria, un trastorno al que muchas veces se llega tardíamente a control por pudor o vergüenza. Una de cada cuatro mujeres mayores de 35 años y uno de cada cuatro hombres de más de 40 años sufren pérdidas de orina y la mayoría lo hace en silencio. Se previene con ejercicios del suelo pélvico o se trata también con fisioterapia, cirugía y lo nuevo es una silla con ondas electromagnéticas que estimula el suelo pelviano.

"Es una patología sumamente frecuente; a partir de los 35 años una de cada cuatro mujeres tiene incontinencia, y a medida que va aumentando la edad aumenta la incidencia, cada vez son mucho más mujeres a mayor edad", explicó Florencia Colella, médica uróloga de Buenos Aires a El Tribuno de Jujuy.

Planteó que uno de los problemas que hay en torno al tema es que hay mucho pudor a la hora de consultar, entonces cuando los pacientes llegan al consultorio para ser evaluados, llevan tres a cuatro años de incontinencia, tiempo perdido para hacer un diagnóstico adecuado y un tratamiento para la patología que presentan.

"Es importante este 14 de marzo porque tiene que dejar de ser una enfermedad tabú, y por suerte hoy tenemos una gran fuente de herramientas terapéuticas para ofrecerles, sea desde medicación, tratamientos con kinesiología, procedimientos quirúrgicos de baja complejidad y otros más complejos con colocación de malla, y lo último que se está promocionando es una estimulación electromagnética del suelo pelviano", aseguró la especialista.

Detalló que esta última innovación supone una silla que tiene un generador de ondas electromagnéticas, se llama Emsella y lo que hace es estimular todo el piso pelviano para hacer rehabilitación. El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos antigravitatorios que se encuentran en la base de la pelvis.

PISO PELVIANO / SE DEBILITA AUNQUE HAY EJERCICIOS Y TRATAMIENTOS PARA EVITARLO.

Explicó que cuando no se usa una pierna por mucho tiempo se rehabilita, pero no existe conciencia de hacerlo luego de un embarazo donde el suelo pelviano se debilita. Por ello reiteró que es algo que le pasa también a la gente joven, y está relacionado con la cantidad de partos, con lo traumático o no que hayan sido, y con los cambios de peso.

Si bien hay distintos tipos de incontinencia, la médica explicó que en principio hay tres más frecuentes. "La más común de todas es la incontinencia de esfuerzo, es para consultar ya que hay técnicas para resolverlo. Es cuando todos los músculos del piso pelviano están debilitados y no están haciendo su trabajo de contener la orina", precisó la médica uróloga.

Otro tipo de incontinencia es de urgencia, que es cuando la necesidad imperiosa de ir a orinar en el momento en que aparecen las ganas, y está más vinculado a una enfermedad más propia de la vejiga con lo cual se debe estudiar más en profundidad. Luego hay pacientes que tienen mixta, un poco de cada una.

Explicó que es preferible un control urológico anual que incluye toda la vía urinaria, que incluye riñones, vejiga y próstata en hombre, pero aclaró que en general la enfermedad de los riñones no tiene relación con incontinencia de orina.

En el caso de los hombres, sostuvo que pueden tener incontinencia pero está asociado a otras patologías, por lo que es común que tenga que ver con enfermedades de la próstata o luego de que se opere por un tumor de próstata, por lo que también es clave que consulten a un especialista para tratarlo.

En las mujeres las cirugías también pueden generar alteración si es ginecológica, ya que puede incidir en el piso pelviano y evolucionar con incontinencia. En mujeres que no tuvieron prevención en su piso pelviano, suelen llegar a consulta con prolapso u órganos fuera de su sitio, y pueden necesitar cirugía, una malla que acomode la uretra.