Lo culpan del escrache al presidente y lo echaron de su pueblo

El extitular de Hábitat y Tierras del Municipio de Lago Puelo, Gustavo Castro (39), quien fue apuntado como uno de los referentes de la convulsionada manifestación que recibió al presidente Alberto Fernandez el último sábado, fue "expulsado" del pueblo por integrantes del cuerpo municipal.

Fuentes cercanas al exfuncionario aseguraron que Castro había sido convocado el lunes para discutir su situación con el intendente Augusto Sánchez, pero funcionarios municipales lo llamaron antes del encuentro para comunicarle que ya no estaba en la nómina y que debía dejar la localidad. "Agarrá tus cosas y andate con lo puesto", le habrían dicho al militante kirchnerista.

Los responsables de la advertencia forman parte del plantel municipal y responden al PJ local, indican las mismas fuentes. Este diario intentó comunicarse con el intendente Sánchez, pero no hubo respuesta. Tampoco otros funcionarios de la intendencia respondieron las llamadas de Clarín.

Amigos de Castro confirman que la expulsión fue real y que el exdirector está asustado y que su vida correría peligro.

El intendente Sánchez anunció ayer que había aceptado la renuncia de Castro.

Por estas horas, Castro se encuentra oculto presumiblemente en un sector de las montañas de los alrededores, protegido por miembros de la Asociación Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de la Cordillera. Desde el día del ataque a la combi del presidente Fernandez, el exfuncionario municipal sufre constantes amenazas de muerte.

Días atrás relató que su casa estaba "marcada" y que le habían advertido que le iban a "hacer una cama" para llevarlo a prisión.

Castro formuló una denuncia penal en los tribunales locales contra un grupo de integrantes de la Uocra local que el sábado lo golpearon a él, a su esposa y a otro funcionario municipal.

De acuerdo con su versión, contada a Clarín, él estaba en la Escuela 108 junto a un grupo de manifestantes de la antimegaminería cuando una patota de la Uocra lo atacó por estar haciendo fotos. Esto habría ocurrido media hora antes de los piedrazos al Presidente en el Centro Cultural de Lago Puelo.

El exfuncionario niega haber estado involucrado en la agresión a la comitiva de Alberto Fernández. Lo cierto es que desde entonces su vida es "un infierno", indicó.

Fernández viajó a la localidad para anunciar una ayuda de 700 millones de pesos para las más de 1.500 personas afectadas por los incendios forestales en la zona. Los incidentes del sábado generaron un fuerte contrapunto entre el Gobierno nacional y el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni. El mandatario provincial enfrenta una dura resistencia en la Cordillera por su postura de alentar la megaminería.

"Soy peronista, creo en el proyecto nacional, en Alberto, en Cristina", le dijo Castro a Clarín. Él es fotógrafo, oriundo de Luján y lleva tres años en Lago Puelo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...