Se profundiza la falta de trabajo y la pobreza

Un nuevo escenario y desafío se presenta para ambas ciudades fronterizas; en sus más de cien años de creación el comercio es la principal actividad que genera puestos de trabajo. Actualmente el paso internacional continúa bloqueado, y así permanecerá hasta tanto haya una respuesta concreta sobre su apertura, desde los gobiernos de Argentina y Bolivia.

 

Aprovechando las circunstancias, creció la contratación de mano de obra barata, el trabajo en negro e incluso el uso de niños y ancianos.

 

El fondo del reclamo son las fuentes laborales; desde la "nueva normalidad", solo dos sectores incrementaron sus ingresos, los comerciantes mayoristas del lado quiaqueño e importadores fronteros afuera. Aprovechando las circunstancias, utilizan mano de obra barata, trabajadores en negro e incluso niños y ancianos.

El hambre puede más, no importa el peso que cargan en sus espaldas, tampoco el lugar por donde deben cruzar para ganarse unos pesos.

Directamente esto afecta a los trabajadores de La Quiaca, estibadores, carritos de mano, taxifleteros, remiseros entre otros sectores, a tal punto de enfrentarse con los extranjeros, por llevar el pan a sus hogares.

Los comerciantes venden a toda hora, antes del cierre de la frontera tenían un horario estipulado, eso cambió, la zona norte de esta ciudad fronteriza muestra una realidad antes quizás invisible.

Hay un movimiento descontrolado de personas, mercaderías, divisas y hasta estupefacientes; si anteriormente los controles eran laxos, ahora prácticamente no existen.

Desde el lado argentino, se reunieron para consensuar un principio de solución, decidieron conformar un comité fronterizo, allí manifestaron que los comerciantes realizarían la venta de mercadería a cualquier persona.

Sin embargo, el traslado de la mercadería hasta la zona limítrofe, estaría a cargo de trabajadores de La Quiaca, cuestión de fomentar puestos laborales a vecinos quiaqueños.

Mientras en Villazón, comenzó a preocupar el anunció ya que centenares de personas quedarán sin un ingreso diario.

Por otra parte, el reclamo por la apertura del puente internacional "Horacio Guzmán", parece ir dilatándose con los días. El delegado de la Dirección de Migraciones de Jujuy, Carlos de Aparici señaló que "hasta ahora hay una imposibilidad de dar curso al pedido, porque no se cuenta con un censo poblacional desde la alcaldía de Villazón". 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...