"Seguimos comiendo platos argentinos aquí"

Aunque no fue su decisión, la joven jujeña Cecilia Oviedo se mudó a La Rioja, España junto a su familia. Era niña y le costó adaptarse por la distancia con sus amigos. Soñaba con estudiar en la Universidad de Salamanca y lo logró. Actualmente trabaja en marketing digital lo que le permitió crecer pese a la pandemia por la modalidad.

"Me vine con doce años a España, empecé a estudiar, hasta los 16 me costó adaptarme muchísimo porque dejé todos mis amigos. Luego hubo un par de años que dejé de estudiar por una situación difícil en casa, trabajé un par de años, luego retomé la universidad y ahora trabajo", sintetizó Cecilia Oviedo.

La decisión fue familiar y partieron todos, sus padres y junto a sus dos hermanos, Antonella ahora de 22, Nicolás de 23 y posteriormente tuvo otra hermana, Alejandra quien nació en España y ahora tiene 17.

La ventaja fue tener familiares en España ya que su tía Elena se había mudado hace veinte años, y la situación económica de Argentina fue el detonante para tomar ese paso.

Para la joven jujeña llegar a España significó estar lejos de sus amigos, su entorno y adaptarse a una nueva cultura pese a tener el mismo idioma. "Aunque muchos tengamos raíces españolas, como es mi caso, mi abuelo es español, es difícil porque es otra cultura diferente. Tenemos cosas muy similares Argentina y España, pero somos completamente diferentes", afirmó.

Es que además, en la zona donde se radicaron, Logroño, La Rioja, no era como otras ciudades como Madrid o Barcelona donde había más extranjeros, y la gente lo tomaba como diferentes. Sin embargo, superaron esa etapa.

De hecho, si bien dejó los estudios por un tiempo logró uno de sus sueños, estudiar en la Universidad de Salamanca, donde se graduó en Comercio y Marketing digital y volvió a Logrono donde se insertó laboralmente. Actualmente trabaja en su rubro, que a diferencia de otros al ser digital pudo trabajar desde su casa durante el confinamiento, pero "a nivel económico sí, porque lógicamente la gente no compra igual", afirmó.

En el caso de su madre, Isabel, quien tuvo varios negocios, la pandemia pesó en su decisión de cerrar su tienda de ropa, por las circunstancias y debido a que no le generaba beneficios por el contexto.

Además del trabajo también lleva una vida plena, hizo pareja y tiene claro que no quiere tener hijos porque en sus planes está viajar cuando se pueda. Desde allí logró conocer varios lugares de Europa, Roma, Italia, Francia, que recorrió porque además tenía una compañera francesa en la universidad, pero aspira a seguir conociendo nuevos destinos.

De hecho, la última vez que viajó a Argentina fue un poco antes del cierre y confinamiento por la pandemia, y entonces logró recorrer varios destinos de su país natal.

"Me recorrí media Argentina, lo que pude por el trabajo pero como es tan grande. Estuve por Misiones, Córdoba, Buenos Aires y me quedó el Perito Moreno", recordó y detalló que lo hizo con toda la familia. Sin embargo su madre es quien solía viajar más seguidos hacia Argentina.

"Seguimos comiendo platos argentinos aquí, los hacemos en casa lógicamente porque aquí no hay sitios, quizás en Madrid y Barcelona; tampoco hay muchos argentinos", detalló y recordó que es lo que más extrañó. Sin embargo, contó que en ese último viaje se comió bastante carne al punto que en Buenos Aires volvió a pedir una paella, por la costumbre de los platos españoles.

En Jujuy aún le quedan tíos y primos, y mantiene contacto con sus antiguos compañeros de primaria a través de grupos de Whatsapp.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...