Jujeño desarrolló nanosatélite y ya se lanzó

El físico jujeño Gustavo Medina Tanco tuvo otro gran éxito en México. Se lanzó el nanosatélite "Nano Connect -2" que desarrolló con su equipo del Laboratorio Linx, el cual creó y dirige en la Universidad Nacional de México (Unam). El nano satélite llegó al espacio el sábado junto a otros de varios países en el cohete lanzado por la agencia espacial Isro desde la India.

El jujeño partió a México a los 26 años luego de estar en el Conicet, y allá creó el Laboratorio de Instrumentación Espacial Linx, del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), donde entre muchos proyectos logró enviar este "microsatélite" que desarrolló con un joven equipo, que se lanzó a bordo del Polar Satellite Launch Vehicle (PSLV)-C51, desde la base del Dhawan Space Center, Shar, Sriharikota. Ya está a 500 km de la superficie terrestre, es un hito para México y suma éxito al trabajo que el jujeño viene desarrollando en tecnología espacial en ese país.

"Es un nanosatélite experimental, es parte de una serie que vamos haciendo. Con estos nanosatélites se abre una línea nueva de posibilidades en el espacio, generalmente los satélites son grandes, pero ahora con todas estas tecnologías avanzadas permiten hacerlos chiquitos", explicó Medina Tanco al respecto.

Detalló que desarrollar satélites pequeños con estas tecnologías, representa una diferencia cualitativa porque en lugar de hacerlos en diez años se pueden desarrollar en meses y hacer muchos. También permite hacer muchos en constelaciones, comunicándose entre ellos de modo que realicen actividades innovadoras de monitoreo de la tierra, sensores, seguridad y otros.

En los satélites, si busca llevar al espacio y observar la tierra necesitan una cámara; pero para que cumpla sus funciones debe poder resistir al ambiente espacial; tener potencia, comunicación, sensores y capacidad de almacenar datos.

En el caso del Nano connect 2 que desarrollaron, tiene una plataforma que cuenta con su cerebro, un microprocesador, una suerte de sistema nervioso que le permite analizarse asimismo, que es de monitoreo y house keeping, sistemas de potencial, generadores de energía, paneles solares, estructuras mecánicas, antenas desplegables, etc. Y además un sistema de telecomunicaciones basado en una antena innovadora hecha en Estados Unidos, con nano materiales.

Medina Tanco anunció que prevé lanzar otro, Nano connect 3 a fines de éste año; y luego prevén desarrollar pequeñas constelaciones de nano satélites.

Actualmente trabajan en la creación de otro centro de investigación de desarrollo de tecnología con capacidad de diseñar y construir y será también en Hidalgo. Prevén desplegar sobre la superficie una serie de satélites con sensores para medición, del estado del suelo, agentes polucionantes, erosión y otros.

Con la creación de éste nuevo Laboratorio Nacional de Acceso Espacial, además del que ya encabeza Linx y las estaciones terrenas para desarrollarlo, Tanco sigue impulsando el desarrollo de tecnología espacial en Hidalgo.

"Esto es un proyecto de triple hélice, está la academia, la Unam que es la mayor universidad de México con 400 mil alumnos, el Estado de Hidalgo que es donde estamos construyendo, y empresarios", explicó y detalló que no hubo fondos del Gobierno mexicano que si hizo organización estratégica y reunió actores.

El lanzamiento del Nanno conect 2, que crearon en el Laboratorio Linx se hizo el sábado en la India en un cohete que llevaba 18 satélites, entre ellos el brasilero Amazonía 1.

Tanco explicó que su trabajo no ni tiene vinculación con el de otros países latinoamericanos en el área espacial, pese a que se creó la Agencia latinoamericana espacial entre Argentina e incluso México y otros países para desarrollar satélites.

Sin embargo, el laboratorio Linx que encabeza Tanco, trabaja también en astro física, y en eso sí tienen una colaboración con Argentina en torno al Observatorio de rayos cósmicos Pierre Auger, en Malargüe, Mendoza y participan 17 países.

La ciencia es clave pero aún falta inversión

Durante los meses de pandemia del 2020 en que se paralizaron muchas de las actividades en todo el mundo, el físico jujeño Gustavo Medina Tanco también trabajó en un proyecto de "respirador de emergencia y de bajo costo" que pasó todas las pruebas necesarias pero no pudo ser certificado a tiempo, e iniciaron la certificación comercial.

 

Nano Connect es una serie de nanosatélites quebuscan posicionar a México en instrumentación espacial y aplicaciones órbitas bajas

Es que para certificar temporariamente el ventilador de emergencia para el que hicieron un prototipo, en la Agencia Cofrepris el proceso se volvió complejo y lento. Entonces decidieron dejar el pedido de certificación del instrumento emergencial y transformarlo en uno de grado comercial. Si bien la escala de certificación es más larga como cualquier respirador del mercado, éste modo se podrá lograr su uso.

Falta inversión en ciencia

"Esta pandemia, en el caso de México, ha demostrado la importancia que tiene la inversión en ciencia y tecnología, para la resolución de problemas nacionales, y sobre todo si son inesperados como ésta pandemia. La solución tiene que venir de la ciencia ya sea haciendo equipos médicos, vacunas, remedios, etc., que solo se pueden hacer en ciencia y tecnología, y con un sistema saludable de inversión estatal en ciencia básica e investigación", expresó Medina Tanco.

Sostuvo que si no existe inversión, el futuro del país en emergencias de este tipo está comprometido, y en catástrofes como ésta pandemia queda a merced y dependiente de lo que otros países quieran ayudar. "Hay que tener un grado de independencia tecnológica y de capacidades, y esa es una de las mayores deficiencias que tenemos los países latinoamericanos. Los gobiernos no tienen la visión de la importancia que tiene la inversión en ciencia y tecnología, y a largo plazo porque los proyectos de ciencia y tecnología pueden dar frutos con una inversión focalizada y constante por un periodo de por lo menos 20 años, lo que implica varios gobiernos presidenciales, que tenga continuidad, y eso lamentablemente en los países latinoamericanos no es una cosa que vemos corrientemente", opinó.

 

Nano Connect-2 es un nanosatélite de tipo 2U de 1,810 gramos de masa. Demuestra lo valioso de la ciencia.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...