"Quise poner en valor la historia de mi vida"

"Cerro Quemado" es una propuesta cinematográfica documental reflexiva y poética de bella fotografía, que mediante hermosas imágenes  refleja un singular encuentro entre tres mujeres de distintas generaciones de una misma familia en lo alto del cerro donde vive en completa soledad la más anciana del clan familiar. Se trata de un sentido homenaje a la cultura coya de los pueblos originarios del norte argentino. Así por medio de un ascenso seguido muy de cerca por las cámaras y por terreno escarpado y en medio de hermosos paisajes agrestes, el espectador podrá acceder a la intimidad de una triada de mujeres que exhiben con orgullo su sabiduría producto de una cosmovisión que se encamina a la extinción.

"Cerro quemado" tuvo un gran recorrido por festivales internacionales de cine pasando por las secciones oficiales de DocumentaMadrid (España), del Festival de Cracovia (Polonia) y también del Festival Dei Popoli en Florencia (Italia), entre otros. A nivel local se proyectó en el marco de Cine de las Alturas, en 2020.

¿Cómo se vinculó con este proyecto?

Con el director nos conocemos desde antes, el vino varias veces a Tilcara y me contactó para la música de una película y nos hicimos amigos; una vez le conté parte de mi historia y le interesó. Y además a mí me atrajo retratar cómo se vive en el campo y su transformación, como de apoco todo nos lleva a la ciudad, ese tema me pareció muy interesante y creo que el director lo supo captar por medio de imágenes en este recorrido. La verdad que para mí fue una gran experiencia que llevó mucho trabajo, porque hay que decir que no es un documental como otros basado en entrevistas sino que se trata de un reflejo de una vivencia y de mostrar lo que siempre viví yendo a la casa de mi abuela.

¿Cómo fue el trabajo con el director?

En primer lugar iba contándole qué era lo que iba a pasar durante este viaje y luego comenzamos el ascenso y él captaba todo lo que sucedía, iba tomando las imágenes de lo que más le interesaba y así fue rescatando los momentos que a él le parecían más interesantes, todos fue fluyendo en el momento.

 

¿Qué objetivos perseguía al aceptar ser parte de esta película?

Mi objetivo personal fue poner en valor momentos de la historia de mi vida y de mi familia. Mi abuela que participó en la película falleció hace poco tiempo y ella era la última de la familia que vivía en el campo, ya todos estamos en la ciudad. Eso significa que se perdió una era, la relacionada con la vida campesina, con la vida rural para dar lugar al urbanismo. Me parece triste esta pérdida considerando que mi abuela fue una mujer que sufrió, que trabajó mucho para sostener esa forma de vida. Recuerdo muchas cosas de ella: su casa, su comida, el campo y su corral, sus actividades, los becerros, los animales.... muchísimas cosas.

¿Cómo fue la experiencia de participar en un rodaje?

Al principio fue emocionante y extraño porque la cámara nos seguía siempre y después nos habituamos a que este siempre ahí. Y cómo se perdió nuestro temor a la cámara, cómo no teníamos que actuar frente a ella, se logró algo íntimo y cotidiano. Sabíamos que la cámara estaba todo el tiempo pero finalmente todo se fue dando naturalmente porque nos acostumbramos.

 

El filme fue parte de varios festivales internacionales ¿participó de alguno?

 

Yo no pude participar de manera presencial, sí el director. En mi caso no, todo fue de manera virtual. Me hubiese gustado mucho pero las circunstancias por la pandemia son muy complejas.

 

¿Qué no puede contar de su actualidad profesional?

Hoy las cosas cambiaron mucho para los músicos, se han modificado las maneras de trabajar, así que hacemos todo lo posible por concretar actuaciones y vamos buscando alternativas. Así, ahora estoy terminando la música original de una obra de teatro que se llama "Micaela, un continente" de Pablo Carrizo que se estrenará próximamente y estoy dictando clases virtuales de quena y siku, el año pasado me empezaron a pedir clases en la UNA (Universidad Nacional de las Artes) de instrumentos aerófonos y me pareció una experiencia enriquecedora. Pero ahora me cuesta mucho adaptarme a la virtualidad.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...