Llevar la noticia a viva es el trabajo del canillita. Este trabajo noble tiene una historia bien sea por herencia familiar o por elección, muy rica desde todo aspecto.

Hoy en día, en la sociedad los canillitas siguen siendo portadores de novedades y, aunque en menor medida, siempre están presentes para ofrecer su servicio a la comunidad.

Es muy común encontrar por las calles a canillitas hombres pero cuando se trata de una mujer, la perspectiva es distinta y la sensibilidad, otra. En el marco del día internacional de la mujer, la vendedora de diarios Josefa Gerónimo recordó cómo es llevar a cabo este oficio.

"Trabajo desde hace más de cuarenta años y tengo un kiosquito de diarios y revistas en el mercado "12 de Octubre" y todos los días me levanto a las 4 de la mañana a repartir los diarios", expresó la canillita jujeña recordando sus inicios.

"Vender diarios lo heredé de mi mamá que también los vendía, aprendí a recorrer la calle, a ir por todos lados pero ahora por la pandemia ya no salgo tanto", explicó.

"Es un trabajo muy sacrificado pero muy importante, pasamos frío, lluvia, calor y después cambiamos fue un poco mejor pero. Cuando mi hija era pequeña, ya empezaba, a vender. Tuve muchas crisis, momentos buenos y momentos malos" dijo.

"Con lluvia, con viento, poniendo una buena cara, para atender a la gente. Vendía en la esquina del colegio Santa Teresita, en la época de la fiesta de los estudiantes se vendía muchísimo", recordó.

"Empecé muy abajo y ahora les diría a las nuevas canillitas que les deseo lo mejor y que sigan adelante, que ser canillita es un trabajo muy sacrificado pero lindo", aseguró en el marco de este 8 de marzo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...