"Atravesamos una realidad dura pero el hecho teatral persiste"

Frente al confinamiento por la pandemia mundial, el streaming se convirtió en una vía para la actividad teatral ¿Qué balance puede hacer sobre el trabajo realizado en 2020 en el Cervantes Online?

El balance es positivo en relación a las condiciones sanitarias en las cuales nos tocó desarrollar la actividad. Habíamos recién asumido la gestión del teatro y se decretó el Aspo (aislamiento social, preventivo y obligatorio) y tuvimos que cerrar la sala. Y rápidamente pudimos articular una acción de difusión de contenidos teatrales a través del canal de YouTube de Cervantes (Cervantes Online) y eso fue posible porque nuestro teatro tiene la costumbre de hacer registros audiovisuales de todas las obras que se han estrenado en nuestra sala y eso fue muy virtuoso en un punto. Y comenzamos a seleccionar aquellas piezas que en principio tenían las condiciones técnicas para ser emitidas y la verdad que nos hemos encontrado con opciones de mucha valía desde el artístico y estético.

¿Cómo fue la respuesta del público?

Empezó a producirse un ida y vuelta a través de la virtualidad y la verdad que hemos empezado recibir respuestas muy positivas en cuanto a recepción del público del interior del país. Porque a través de este medio tenían la posibilidad de acceder, aunque sea a través de una pantalla, a contenidos que jamás habían tenido la posibilidad de presenciar. Y a partir de ahí comenzamos a pensar, en la virtualidad y creamos el concurso de obras cortas "Nuestro Teatro".

¿Qué nos puede contar de este certamen?

Considerando la situación de pandemia pensamos que lo primero que podríamos hacer, sería filmar obras de teatro y así sucedió, con los protocolos sanitarios en una instancia inicial habilitaron la posibilidad del streaming. Así lanzamos el concurso "Nuestro teatro" a nivel nacional y recibimos más de 1500 proyectos de todo el país, de los que se seleccionaron 69. La selección final fue de 21 obras que se filmaron a cuatro cámaras en la Sala María Guerrero en un período de tres meses. Y además gracias a la ayuda del Ministerio de Cultura, ampliamos a 33, el número de obras que se podían filmar.

.Y para la elección queríamos un jurado también con una mirada federal, por eso convocamos a miembros de distintos puntos del territorio nacional y la verdad que fue muy grato. Todo esto generó un movimiento, muchos actores, directores, escenógrafos volvieron a trabajar y establecimos un caché igual para todos. La verdad que fue un desafío para los equipos artísticos, en cuanto a cómo desarrollar la tarea y a la posibilidad de volver a la acción.

Y el resultado fue muy positivo estamos todavía estrenando estas obras que filmamos el año pasado en nuestro canal de YouTube. Y además tenemos un convenio con el canal Encuentro, así que se van a poder pasar las obras allí a partir de este mes. Y también con el apoyo estatal pudimos reconocer y premiar a otras 36 obras que si bien no fueron filmadas, sus autores recibieron un premio económico.

El streaming llegó para federalizar los contenidos ¿Van a seguir por ese camino?

Sí, todo esto nos abrió la posibilidad a entender que por ahí está el futuro y estamos trabajando en eso. Necesariamente hay que hacerlo, independientemente de los espectáculos presenciales que nosotros podemos hacer en cualquier sala, ya sea la sala del teatro Cervantes o cualquiera del interior del país. De ahí la importancia de un registro audiovisual adecuado, de alta calidad para que eso también pueda estar puesto en la web, para permitir que esa persona que no puede desplazarse a Caba, (nosotros vivimos en un país muy grande) tenga acceso a través del registro audiovisual a la experiencia teatral.

Obviamente sabemos que el teatro es lo presencial, el convivio entre actores y el público. Pero también nosotros como responsables del único teatro nacional creemos que nuestra función tiene que ver con la posibilidad de distribuir el capital cultural de toda nuestra sociedad. Y si el medio para hacerlo pasa por lo audiovisual, tenemos que hacer uso de eso para poder llegar a la mayor cantidad de lugares.

¿El Teatro Nacional Cervantes volvió a la presencialidad?

El domingo 11 de abril estrenamos "Reinas abolladas", una obra que estaba programada para el año pasado y fue curada por la gestión anterior de Alejandro Tantanian. Y el compromiso del teatro era el poder estrenar este espectáculo como otros tantos que nos han quedado en agenda y no pudimos estrenar en 2020. Y lo hicimos con muchas expectativas de poder abrir nuevamente la sala María Guerrero, -la sala principal del Cervantes- y la única que permite poder recibir al público cumpliendo con los requerimientos del protocolo en cuanto a cantidad de público, renovación de aire, distancia entre butacas.

La sensación es de mucha alegría porque el hecho teatral, el hecho escénico persiste, independientemente que atravesamos una realidad muy dura, en estos días particularmente, de mucha dificultad y dolor para nuestra sociedad, hay que destacar que los protocolos son muy seguros (barbijo, distanciamiento, sanitización de la gente al ingreso, aforo del 30%), y tenemos la posibilidad que la experiencia artística y escénica siga existiendo. Y siempre con la esperanza que esta maldita pandemia, no nos quite la posibilidad de ver a nuestros artistas en escena.

El regreso nos genera una alegría muy grande. Y quiero hacer un reconocimiento absoluto a los trabajadores del Teatro Nacional Cervantes quiénes se hacen presentes en sus puestos de trabajo para que le hecho teatral suceda y para que la sociedad pueda acceder a ello. Hay una comunión de capacidades, de talentos, de responsabilidad, de amor al teatro que permite que con las condiciones existentes las personas participen de un hecho teatral. Así que es una alegría y me genera gran satisfacción lo que sucede.

¿Qué nos puede contar del programa "TNC produce en el país"?

Es un programa que viene de la gestión de Alejandro Tantanian, nosotros consideramos que es un programa virtuoso, en ese sentido creemos que hay una necesidad, una obligación, una responsabilidad del Teatro Nacional Cervantes de generar acciones federales. Así en Jujuy en este marco hay un espectáculo ("Micaela, un continente") que cuando las condiciones sean las propicias se estará estrenando porque está muy avanzado y en Rosario hay otro. Creemos que es algo que debemos continuar con distintas acciones, ya sea en esta modalidad de poder asociarnos con elencos de proyectos de diferentes regiones de nuestro país y también con otras alternativas.

¿Qué otro plan tienen para seguir federalizando sus acciones?

Este año tenemos en carpeta un proyecto: gestar una instancia de formación para dramaturgos jóvenes, chicos y chicas de entre 18 y 25 años. Aprovechando esto de la virtualidad que hemos emprendido a usar desde el año pasado, surge la posibilidad de crear un espacio de formación. Y esto tiene que ver con federalizar la acción del Cervantes, brindarle la posibilidad a distintos jóvenes de nuestro país que tienen ganas, talento y vocación para seguir formándose.

El docente a cargo sería Fabián Díaz, un dramaturgo con una carrera muy interesante y es oriundo de Chaco por lo que también nos interesa que alguien que sabe lo que es vivir en el interior del país pueda pensar esta instancia de formación para estos futuros dramaturgos, para que puedan producir desde sus lugares, desde sus ciudades y pueblos. Para que la producción teatral sea alimentada y promovida por el Estado nacional a quien nosotros representamos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...