El impacto del Gobierno de Macri fue peor que el covid

En los últimos días el país debate si las medidas de restricción son herramientas útiles en este momento de la pandemia. Y ante ello es importante mirar que este es un debate por el que ya ha pasado el mundo entero y rescatar los aprendizajes que nos va dejando esta pandemia.

Hoy se puede ver con claridad que estamos ante una segunda ola de la pandemia y que es más fuerte que la primera, lo ha sido en Europa y lo va ser en Argentina seguramente. En nuestro país, en los últimos días hemos registrado valores de contagio más altos que los que tuvimos el año pasado en el momento pico, lo que hace necesario tomar medidas de restricción como ya se han tomado a nivel nacional y seguramente llegarán a Jujuy.

Es esperable que absolutamente todos los distritos de la Argentina vuelvan a pasar por una etapa en rojo en este semáforo de gravedad de la pandemia. Por lo que estas medidas deben comprenderse en este panorama y como la única forma de disminuir los contagios que demandan comportamientos sociales acordes a la situación que estamos atravesando.

Dicho esto, también es comprensible la preocupación por el impacto económico de estas medidas. Nadie puede negar que las medidas de restricción tienen consecuencias económicas. En la primera etapa que pasamos nos dimos cuenta de que el sistema económico mundial es un sistema fallido. Es un sistema que no estaba organizado para cuidarnos, un sistema que obviamente tenía otros objetivos y no tenía incorporada la posibilidad de hacer frente a una pandemia a pesar de que la comunidad científica internacional siempre predijo. La comunidad científica advirtió que el sistema económico no había puesto el acento en temas tan importantes como la salud pública y que no era capaz ni siquiera de bajar el ritmo o apagarse por un par de semanas en una situación de emergencia. Es evidente que no tenemos un sistema económico que haya incorporado este tipo de cuestiones a pesar de los avisos que siempre se dieron, así que cualquier medida que tomemos va a afectar a la economía.

Sin embargo hay algo que tiene que decirse con todas las letras: la situación económica al momento de inicio de la pandemia venía siendo muy complicada por el arrastre de decisiones políticas que se habían tomado. Más allá de las voces que se alzan todos los días desde la oposición para tratar de deslegitimar o desvalorizar las medidas que toma el Gobierno nacional, obviamente la situación es mala, hay que comprender además que toman esa actitud crítica permanente porque si no la tomarán ya nada taparía la clara visión de que la situación económica que produjo el Gobierno anterior fue terrible.

Básicamente con medidas extremas como ha sido la devaluación y la dolarizacion de las tarifas produjo una situación económica de base terriblemente negativa y obviamente después cuando en la pandemia se toman medidas restrictivas que afectan una economía la situación se agrava. Hoy está claro que el Gobierno que estuvo en la Argentina hasta el 2019 tuvo consecuencias en la economía que fueron peores que la pandemia.

Y ante ello es propicio recordar que el Gobierno nacional tomó medidas importantes para tratar de amortiguar el impacto de las medidas sanitarias sobre la economía y que si no las hubiera tomado de hecho la situación estaría hoy todavía mucho peor. La situación sería más difícil sino se hubiera recurrido al IFE, el Repro y la AUH que son algunos de los mecanismos que se aplicaron para tratar de mitigar el impacto económico. Hoy está claro que esas medidas hay que tomarlas nuevamente y el Gobierno nacional está anunciando que alguna de esas medidas puntualmente y focalizadamente volverán a tomarse.

Por eso, es necesario que pensemos que podemos seguir haciendo un gran esfuerzo al comprender que las reuniones sociales o los encuentro multitudinarios desde el primer día han estado relacionados inevitablemente con el crecimiento de los contagios.

Hay que recordar que aquel partido de fútbol que se jugó en Europa, en febrero del 2020 en la ciudad de Milán, tuvo un efecto devastador sobre los simpatizantes de un equipo de Italia y fue lo que hizo que viéramos las imágenes de los camiones recogiendo los restos mortales de los fallecidos para que nos quede que toda movilización social, ya sea encuentro multitudinario o un encuentro social más chico, son los que producen un inevitablemente el aumento de contagios. Esto lo hemos visto en enero como consecuencia de las vacaciones y los encuentros de fin año.

En Jujuy se sintieron los efectos del carnaval, por eso hay que evitar los encuentros sociales, los encuentros multitudinarios y todo tipo de movilización en las calles, en los centros comerciales en todos los ámbitos ya que lamentablemente no hay ninguna duda científica, nadie puede refutar que esos encuentros siempre terminan resultando en una mayor cantidad de casos.

Tenemos que seguir con todas las medidas, aun vacunándose seguir con todas las medidas que ya conocemos de cuidado permanente de la higiene y cuidados permanentes de las comportamientos sociales que tenemos. La pandemia nos deja la enseñanza de que necesitamos un nuevo modelo económico, uno que sea capaz de cuidarnos y un Estado presente como lo estuvo el Gobierno nacional con medidas de contención para paliar la emergencia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...