Rodríguez Larreta pidió a la corte suprema que se restauren las clases presenciales

El gobierno porteño concretó hoy su presentación ante la Corte Suprema pidiendo la inconstitucionalidad del decreto de necesidad y urgencia que suspendió por dos semanas las clases presenciales. El ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires argumentó que el decreto, firmado por el presidente, Alberto Fernández, “viola la autonomía de la Ciudad e implica una virtual intervención federal porque se arroga potestades sobre competencias eminentemente locales, en salud y educación”.

La causa quedó radicada ante la Secretaría de Juicios Originarios del máximo tribunal con el número 567/2021. El escrito de inicio del expediente, según dejaron trascender voceros de la procuración porteña, sostiene que la suspensión de las clases “no es razonable”, “no se encuentra justificada en datos empíricos” y resulta “arbitraria”.

“Está científicamente demostrado, en el ámbito internacional y local, que el grado de contagio en establecimientos escolares es mínimo”, subrayó el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. El escrito reclama el dictado de una medida cautelar que, con carácter de urgente, restablezca la presencialidad de las clases, que por el DNU fue suspendida a partir del lunes próximo.

Ello, sostiene el escrito, “constituye una clara violación al principio de igualdad porque se evidencia una discriminación arbitraria con relación a las restantes provincias, que pueden decidir respecto de la continuidad o suspensión del ciclo lectivo 2021”.

El gobierno local reivindicó “el derecho del niño a la educación, como un derecho progresivo que debe ejercerse en condiciones de igualdad” y recordó la obligación de “adoptar medidas para fomentar la asistencia regular a las escuelas y reducir las tasas de deserción escolar”.

“Debe garantizarse la efectividad de los derechos de los niños, niñas y adolescentes que concurren a las escuelas públicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la educación y a la salud, amparados por las normas constitucionales y convencionales”, añade el texto.

La medida intentada por el gobierno porteño apunta al artículo 2 del decreto 241 firmado el miércoles por el presidente, Alberto Fernández. Ese artículo dispuso “la suspensión de las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades desde el 19 de abril hasta el 30 de abril inclusive”.

Rodríguez Larreta, con el patrocinio letrado de Diego Farjat, le pidió a la Corte que le ordene al gobierno nacional que “se abstenga, hasta el dictado de la sentencia definitiva y firme, de llevar a cabo cualquier acto” que implique la suspensión de la presencialidad en las aulas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...