Preocupante situación de empleados de un comercio

A mediados de marzo, la reconocida casa de electrodomésticos Ribeiro, que se ubicaba en la peatonal de la zona céntrica de esta capital, cerró sus puertas y derivó a todos sus empleados a una de las sucursales del barrio Alto Comedero. El cierre se debió a la caída en ventas que tuvieron en la empresa.

Si bien todos los empleados se encuentran en blanco, los trabajadores denunciaron que los superiores mantienen diversas irregularidades en cuanto al salario, los aportes y la obra social.

A su vez, reclamaron la falta de apoyo y una ausencia total por parte del sindicato de empleados de comercio.

Al respecto, una de las empleadas de Ribeiro, que pidió reserva de identidad, explicó que hasta el momento no tuvieron respuestas y que esto genera una gran incertidumbre en todos los trabajadores, ya que "no sabemos qué pasará con la empresa a futuro y tememos perder el trabajo".

"Lo único que sabíamos por rumores, era que el 1 de abril tenía que estar desocupado el lugar que se alquilaba en el centro por no poder pagar la cuota. Al momento lo que más nos preocupa es saber qué va pasar con nosotros, hay compañeros que mantienen a sus familias con el sueldo. Desde el gremio ni siquiera nos atendieron", detalló la empleada.

Por otra parte, se destacó que 25 trabajadores de la casa céntrica fueron derivados a la sucursal de Alto Comedero y se sumaron a los 10 que ya estaban trabajando en ese local.

Problemas salariales

Con respecto al sueldo, la empleada aseguró que desde hace dos años la empresa les paga en cuotas, y que cobran una mínima parte cada semana. Además, la trabajadora denunció que hace un año y medio que el sueldo no se actualiza, por lo que se encuentra por debajo del básico. "No vemos aumentos, y nos pagan 3 mil pesos semanales, lo cual no alcanza para nada hoy en día", dijo.

"Tenemos grandes inconvenientes con la empresa sobre este tema, y reclamamos que se pongan al día con los sueldos, ya que aún no nos terminan de cancelar los haberes correspondientes a marzo", agregó la empleada.

En cuanto a la obra social, la trabajadora señaló que actualmente no cuentan con el beneficio, y que se dieron cuenta cuando iban a realizarse estudios médicos.

"Tampoco pagan estos aportes, que es otra de las cuestiones que nos tiene muy preocupados y que yo creo que genera el descontento en todos nosotros", mencionó.

Por último, hay que destacar que la empresa Ribeiro viene cerrando sucursales en todo el país y esto preocupa cada vez más a los actuales empleados de la cadena.

"Hay muchos empleados que la están pasando mal, que tienen familia y que no saben qué van a hacer porque no llegan a fin de mes. Queremos respuestas de los propietarios y de nuestro gremio, que se comprometan con nosotros", cerró.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...