Resumen: Barcelona goleó a Getafe con un doblete de Messi y sigue en la pelea

Con un doblete de Lionel Messi, Barcelona derrotó 5-2 a Getafe en el Camp Nou, por la fecha 31 de La Liga, y quedó a cinco puntos del Atlético de Madrid con un partido menos. Sofian Chakla, en contra, Ronald Araújo y Antoine Griezmann anotaron los otros tantos del Culé, mientras que Clément Lenglet, también en contra de su propio arco, y Enes Ünal, de penal, marcaron los dos goles de la visita.

Apenas comenzó el encuentro, Messi dio muestras de que estaba encendido. Tanto es así que estrelló un zurdazo en el travesaño cuando apenas iban tres minutos de juego. Cuatro minutos después, el argentino se desquitó con un buen gol, tras una gran pase de Sergio Busquets.

La ventaja inicial le duró poco a Bacerlona. Es que, a los 12, Ángel Rodríguez desvió un centro desde la izquierda de Cucurella, la pelota le pegó a Lenglet y se metió en el arco de Marc-André ter Stegen. Como una suerte de devolución de favores, a los 27 minutos Chakla, defensor del Getafe, quiso jugar atrás con su arquero, pero una desinteligencia entre ambos terminó con la pelota adentro de su propio arco.

Con la visita todavía tambaleando por ese insólito gol en contra, Messi convirtió el tercero y el segundo de su cuenta personal: tomó un rebote en palo producto de un remate que el mismo había sacado con su pierna derecha y, de zurda, estampó el 3-1 a los 33 minutos.

En el complemento, el partido bajó su ritmo considerablemente. Barcelona comenzó a controlar el partido desde la posesión de la pelota y todo parecía indicar que el resultado no corría riesgo. Sin embargo, a los 23 minutos de esa etapa final, el VAR cobró una falta dentro del área de Araújo, Ünal cambió el penal por gol y le puso incertidumbre al resultado.

La esperanza de Getafe duró hasta que faltaron tres minutos para el final. En ese momento, Messi se hizo cargo de un tiro de esquina desde la izquierda y le puso la pelota en la cabeza a Araújo, quien anticipó a todos en el primer palo y, con un gran cabezazo, liquidó el encuentro.

Ya en el tiempo adicionado, Griezmann le puso cifras definitivas al marcador con un penal muy bien ejecutado que a él mismo le cometió Chakla, quien redondeó una noche para el olvido.

Gracias a la victoria, Barcelona sigue dependiendo de sí mismo para ser campeón, puesto que, con un partido menos, está a cinco unidades del Atlético de Madrid y aún le falta enfrentarlo. Ahora, el Culé tendrá que enfocarse en su complicada visita del domingo a Villarreal, que pelea por clasificar a la Europa League.


 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...