Vándalos roban placas  históricas del templo

En un hecho que conmocionó a la comunidad sampedreña, delincuentes aún no identificados por la Policía irrumpieron en el atrio del templo matriz de la parroquia San Pedro de Río Negro, ubicado frente a la plaza General Belgrano y al lado de la Municipalidad, y robaron tres placas históricas.

El hecho que mereció el repudio de la ciudadanía motivó que el párroco Daniel Alberto Baca disponga sacar las placas restantes para ponerlas al resguardo y adelantó que serán colocadas en el interior del templo. Cabe acotar que las placas de bronce formaban parte el patrimonio histórico no sólo de la parroquia sino de toda la región.

"Más que un robo, es un ataque, un ultraje a la historia de nuestra comunidad, toda la zona del Ramal, tiene en este lugar, el templo más antiguo perteneciente a la Iglesia católica. Es el primer lugar donde comenzó la evangelización desde 1773, cuando fue la erección del Curato de San Pedro. En la madrugada del martes, se robaron tres placas, gracias a Dios que las más antiguas no pudieron ser sacadas, pero esto no quita la importancia de las placas que nos están faltando", dijo el padre Daniel Baca.

Acotó que, desde hace un tiempo, venía escuchando el lamento de la gente por los robos perpetrados en el cementerio, "me decían que llegaban a las tumbas de sus seres queridos y no tenían las placas, la cruz, los floreros. No pensábamos que esto podía pasar en el templo, porque estamos al lado de la Municipalidad que tiene su seguridad, estamos a metros de la Policía Federal, pero no hay límites en cuanto a la inseguridad. Por ello, para conservar este patrimonio, decidimos sacar las placas y ponerlas en el interior del templo donde van a ser expuestas con un mayor cuidado", prosiguió el sacerdote.

En otro tramo, solicitó que la comunidad esté atenta y si alguna persona va y le ofrece las placas, que las acepte, "luego hablan con nosotros y veremos de resarcir lo que pagaron, de lo contrario, buscaremos el registro fotográfico de las placas y haremos una réplica para restituir ese patrimonio. Lamentablemente, no tenemos cámara de seguridad, tampoco hay testigos, porque se estima que fueron robadas entre las dos y seis de la mañana, horario donde no hay circulación en la calle. Estas restricciones, si bien son necesarias para el control sanitario, son utilizadas por los delincuentes, porque tienen vía libre y atacan instituciones", afirmó el padre.

Personal de la Brigada de Investigaciones llegó hasta el templo y solicitó al sacerdote que se acerque para radicar la correspondiente denuncia y comenzar el trabajo de investigación para dar con el paradero de las placas de bronce robadas.

El artista plástico y artesano local Alejandro Miranda comenzó con los trabajos necesarios para sacar las placas que quedaron en la pared externa, tarea que le demandó cuatro horas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Política

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...