Tiempo de armados y urgencias políticas

A sesenta días del 27-J, Jujuy arde como cada vez que el cronograma electoral comienza a apretar a dirigentes y candidatos. Mañana vencerá el plazo para inscribir frentes o alianzas electorales; en once días más, el sábado 8 de mayo, vencerá indefectiblemente el plazo para que los partidos participantes queden oficialmente reconocidos y cuatro días después, el 12 de mayo, deberán presentarse las listas de candidatos. Finalmente, un mes antes de la elección, el 28 de mayo, deberán quedar anotados los modelos de votos.

Las fechas marcan los hitos de esta campaña, en los que la temperatura y la presión pegará saltos en la intensidad, que se está incubando día a día, quizás hora a hora, desde hace unas semanas. La noticia sobresaliente fue la reunión de la Convención provincial de la UCR, donde la dirigencia ratificó su aprobación a todo lo actuado por el partido y el gobierno, se manifestó con vocación frentista, ratificó a sus autoridades y facultó a la mesa conductiva a dar los siguientes pasos de cara a la elección. En pocas palabras, rindió pleitesía y aplausos al único jefe político y territorial Gerardo Morales.

Él a su vez, ofreció una devolución de elogiosas palabras a sus correligionarios, y hasta un emotivo momento evocando a quienes la maldita pandemia dejó en el camino, centralizado en el dirigente Miguel Giubergia, gran luchador radical y amigo personal del GM. En una convención sin noticias, el gobernador entregó algunos títulos para la prensa, deslizando críticas a la UCR nacional, por actuar como obediente complemento del PRO, y reiteró su voluntad de devolver al radicalismo el protagonismo perdido, concurriendo a las elecciones del 2023 con una fórmula presidencial propia. Ahora, después del protocolo legal de la reunión del sábado, comienza para el GM la gran tarea de armar las listas de candidatos, donde deberá apretar en los pocos lugares expectables, a los infaltables reelectos, a los obligados sitios para cumplir con la paridad de género y, si fuera posible, calzar algún candidato o candidata de los innumerables partidos asociados que engordarán el Frente Cambiemos, versión local.

Los estrategas radicales que rodean al GM, evaluaron la Convención como "mansa y tranquila", y se dieron inmediatamente a la tarea del armado que viene. Ellos, por precisas instrucciones del jefe, atizan la campaña alrededor de tres o cuatro ejes de los que no se apartaron en los últimos seis años: blindar la gestión del GM cerrando herméticamente el partido a cualquier atisbo de disidencia interna; especular con la dificultad del peronismo para armar una unidad significativa, como lo hizo en las elecciones nacionales pasadas; y pivotear sobre el constante choque contra los adversarios ideales, Milagro Amalia Ángel Sala y la organización barrial Tupac Amaru.

"Hablarle a la gente comparando el Jujuy de hoy, con el de Milagro Sala, es una apuesta que todavía "garpa" bien" decía uno de los comunicadores del círculo áulico radical. Además de esto, la orden impartida es ofrecer inauguraciones importantes en distintos puntos de la Provincia, y acentuar por todos los medios y todos los días, el impulso al cambio de la matriz productiva y la generación de empleo en Jujuy, algo que "aunque no le llega directamente a toda la gente, se debe terminar haciendo carne en cada jujeño" remataban los mismos analistas rojiblancos.

En estos días, se tendrán noticias del armado de estrategias y candidaturas de los socios peronistas del oficialismo, Primero Jujuy. El vicegobernador y jefe del sector Carlos Guillermo Haquim, y sus principales espadas, recorren la provincia con perfil bajo, pero con grandes aprestos para mantener su presencia legislativa y lograr subir un escalón que les permita mirar hacia el 2023 con más optimismo que el de hoy.

En la vereda de enfrente, el peronismo vuelve a atravesar situaciones ya conocidas. El Partido Justicialista conducido por Rubén Rivarola, realizó su congreso provincial y obtuvo luz verde para avanzar en la formación de frentes y la búsqueda de candidatos. Los sectores no rivarolistas, avanzaron en encontrar coincidencias para enfrentarlo, más preocupados por ganar una batalla interna que por apuntar la artillería a los locatarios de San Martín 450, quienes se terminan empoderando sin demasiados esfuerzos, y resolviéndoles de paso la sensible baja en los índices de popularidad e imagen que arrojan las encuestas sobre la gestión.

Otra repetición recurrente de la disidencia peronista es volver a operadores traídos desde Buenos Aires, que llegan prestos a colaborar para "poner orden" en la tropa. La costumbre se inició hace años, con la fluida presencia en Jujuy del recordado Juan Carlos "Chueco" Ma zón, dirigente clave en los armados justicialistas de los 80 y los 90, pero su increíble capacidad para urdir las tramas políticas de un PJ ganador, hoy siguen vacantes, por lo visto. Mientras el amable lector recorre estas líneas se viven horas decisivas, de tensión y espera.

No se debe olvidar, que el propio Presidente de la Nación y ahora titular del PJ nacional, tuvo el gesto de "apadrinar" a los disidentes, acompañados en su momento por conspicuos dirigentes tupaqueros, a los que les "puso la oreja" y los alentó a trabajar por la unidad. Pero hasta hoy, no se sabe si ese frente en formación, incluirá a los seguidores de la señora Sala, o éstos finalmente, harán su propio armado para llegar al 27-J mostrando su caudal de votos, que consideran repotenciado y sin necesidad de muletas para marchar con energía.

La izquierda también armó su frente con miras a Junio. Bajo la batuta inspiradora de conocido dirigente Víctor Aramayo, del Partido del Trabajo y el Pueblo, confluyeron partidos y organizaciones sociales a una convocatoria donde quedó conformado el "Frente Popular por Vos", que se reunió en el club Luján de esta ciudad, para alumbrar su actividad. Allí, entre otros, estuvieron Podemos Jujuy, Partido Solidario (PSOL) y Unidad Popular, y también sectores sociales y gremiales, colectivos de trabajadores privados y estatales, pueblos originarios, docentes, juveniles, mujeres, cooperativas, campesinado y organizaciones sociales, cubriendo un amplio espectro territorial", aseguraron sus principales representantes.

Presentaron una extensa plataforma no exenta de agudas críticas a los gobiernos nacional y provincial y una extensa declaración de principios que convoca a los jujeños a integrarse a su campo popular. La izquierda del FIT no participó de este armado, cumpliendo la izquierda, otro ritual constante de la política local: concurrir separados a las elecciones, o aceptar una forma permanente de resignar posibilidades.

Más allá de lo puramente informativo y como siempre ocurre, sería aventurado, y temerario, avanzar en precisiones o confirmaciones. Sólo se las conocerá sobre el filo de la medianoche de mañana, cuando las primeras carreras de los apoderados ingresen a las oficinas de la Secretaría Electoral. Las segundas y definitivas, serán el 12 de mayo -dentro 17 de días- cuando los mismos encargados lleguen con los nombres recién anotados de todos los candidatos. Los apuros están confirmados, luego de que la Justicia electoral, rechazase las presentaciones que buscan la suspensión del acto electoral jujeño. El intento de un cachetazo al GM, quedó, como era esperable, nada más que en una torpe expresión de deseos. Toda la clase política, ya está en ebullición, y aunque la gran mayoría de los jujeños todavía ni comparte ni se estresa por esa situación, seguramente, poco a poco se irá contagiando del clima de elecciones y la discusión cobrará importancia a través de las críticas y aprobaciones que despierten las propuestas. Será sin dudas, un otoño impar.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...