"Abril terminará con una inflación alta y seguirá con muchas incertidumbres"

-Desde hace unos días está subiendo el precio del dólar blue ¿Qué está provocando esta situación?

El dólar blue o marginal se había quedado quieto un par de meses e incluso había bajado, había llegado a 139 o 140 pesos y ahora subió 20 pesos prácticamente en un par de semanas. Se debe a una serie de hechos. En primer lugar, lo que siempre pongo de manifiesto es que este es un mercado muy chico, entonces cualquier operación un poquito grande, impacta fuertemente.

Es decir, con poco, cinco o diez millones de dólares en el mercado, se puede ir muy fuerte hacia arriba o hacia abajo. Si venden, baja, y si compran, sube. Pero a esto se le añadió en estas circunstancias el hecho de que el bitcoin, que es la criptomoneda que viene teniendo una racha alcista muy fuerte desde fines del año pasado, que llegó a 64 mil dólares cada uno, ahora creo que anda en 50 mil, pero que había partido desde 10 mil.

O sea, eso ha hecho que haya gente que invirtió en esto y que entonces, por ahí después, cuando comenzó a bajar, aprovechando el alto precio que tenían, vendieron y esto demandó para los que compraban tenían que pagarlos con dólares, entonces eso aumentó la demanda de dólares, en este caso, el dólar marginal, porque no se pueden comprar en el mercado oficial más que 200 dólares por mes por persona y es muy limitado a mucha gente. También puede haber incidido en esto, alguna expectativa digamos negativa, generada por la dilación o la poca claridad de los acuerdos a los que tiene que llegar Argentina tanto con el Fondo Monetario como con el Club de París.

-¿Y cuál es el techo que se espera pueda subir?

Eso es imposible determinar. No hay techo. Es decir, si el año pasado decían que el dólar iba a llegar a 195 pesos probablemente nadie hubiese dicho algo así, y sin embargo llegó.

-¿Cree que habrá impacto o aumento de la inflación, tratándose del dólar blue?

Bueno, siempre justamente por este tema es la expectativa, tiene un impacto, a pesar que en principio, teóricamente no debieran tener, porque en realidad ningún producto se compra, los productos importados que se necesitan para, por ejemplo fabricar o producir cosas, no se compran a este valor. Sin embargo, está muy marcado eso de que tiene una influencia muy común no sólo en los productores sino en los comerciantes que tienen una mirada puesta en este valor del dólar y lo ven aumentando sobre todo en forma fuerte y sostenida, enseguida vuelcan esa expectativa de suba a los precios.

Venimos con precios altos, el ministro había dicho que marzo iba a ser el mes más alto, 4,8, y que de aquí en más había que esperar una baja. Las proyecciones privadas que hay para abril son una baja respecto a marzo pero no significativa, es decir, se habla de que estaría alrededor del 4%, lo cual es una cifra muy alta, y más teniendo en cuenta que ya llevaríamos así cinco meses prácticamente en estos niveles, que exponen una gran duda el alcanzar la meta del 29% estimado en el Presupuesto de la Nación. Ya todo el mundo está apuntando a que la inflación este año va a andar en el 40% como mínimo.

-Entonces, ¿usted cree que se va a emitir más moneda?

Bueno, este mes el Banco Central que hacía tres o cuatro meses que no emitía este mes tuvo que hacerlo porque el Tesoro no logró conseguir la renovación suficiente de deuda para pagar los vencimientos que ya tenía, a pesar de que tuvo que aumentar la tasa de interés que venía pagando, que estaba en el 38%, la tuvo que aumentar con las nuevas letras en alrededor del 42%, y a pesar de eso no consiguió todos los fondos necesarios. O sea, el mercado le está pidiendo más tasas al Tesoro para financiarlas; y esto, ¿por qué? Porque ya claramente las expectativas o la inflación anual está despegada de ese 29%, ya apuntado al 40% o más, y entonces los que prestan el dinero quieren cubrirse de esa posible inflación.

-¿Está de acuerdo en que se cierren las exportaciones de ganado para bajar los precios de la carne?

Eso ya ha demostrado ser erróneo, que no sirve. Ya en el 2008 o 2009 se determinó esa política que concluyó en una reducción del stock ganadero en 10 millones de cabezas, y sobre todo de vientres. Y si hay disminución de vientres, hay disminución de producción, es decir, no hay más vacas para producir más terneros. Entonces, esto no sirve. Lo que hay que lograr es que haya más producción, porque si hay más demanda, y si lo que se quiere es impulsar la demanda, incluso con esta política que el Gobierno claramente manifiesta y que esperemos ver si se puede cumplir, que es que los salarios le ganen a la inflación, bueno, pero para que eso no se traslade a los precios, lo que tiene que haber es mayor oferta.

Entonces, la mayor demanda que son mayor cantidad de pesos, es comprando, se van a encontrar con más cantidad de producto y entonces no presionan sobre los precios. Ahora, si la cantidad de productos son los mismos o menos, y bueno, se distribuyen más cantidad de pesos en menos productos y le toca más peso a cada producto, con lo cual eso significa más precio en los productos.

-¿Y qué se espera para mayo?

Creo que vamos a terminar abril de nuevo con una inflación alta, menor a la de marzo, pero todavía muy alta, y con muchas incertidumbres. Una de las peores cosas que hay para la economía y para la vida en general, es la incertidumbre, cuando uno no sabe que es lo que va a pasar, frente a eso los agentes económicos toman medidas precautorias, defensivas, tratando de defenderse de esa incertidumbre, y esto se traduce en incrementos de precios, a veces sin justificación, salvo esa precaución hacia el futuro incierto y todo eso desorganiza mucho la economía.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...