"La idea es promover la articulación y la  cooperación entre universidades"

Es un nombramiento muy especial...

En principio, es un gran honor personalmente, para mí que más de 60 rectores y rectoras de las universidades públicas argentinas nos hayan confiado la presidencia por este año en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y, en segundo lugar, esto un espacio importante para la Universidad Nacional de Jujuy (Unju), una universidad que ha ganado en los últimos años por la participación activa en todas las redes, en todas las comisiones del CIN y en los consejos de decanos de facultad. Es decir, en todos los espacios de las instituciones de educación superior, la Universidad de Jujuy ha ido ganando un lugar a través de una participación muy activa y eso se refleja en que es visibilizada por el resto del sistema, como una universidad muy activa en su participación y, por lo tanto, eso resulta finalmente en que nos hayan confiado este año, la presidencia del CIN.

¿Cómo vive este nuevo rol académico?

Con mucha responsabilidad y en un momento histórico de la educación superior argentina. Este es un momento en que los desafíos que se presentan son tan enormes que va a hacer falta un mayor consenso, una mayor unidad y una mayor interrelación para hacerle frente. Es un desafío muy interesante y por lo tanto muy atractivo que implica asumir la presidencia del (CIN). Me acompaña en la vicepresidencia el rector de la Universidad Nacional del Litoral, que también es un rector con mucho compromiso con el sistema y, en general, todos los que forman parte del comité ejecutivo son rectoras y rectores con mucho trabajo con la educación pública y gratuita de la Argentina.

¿Se viene un trabajo fuerte al frente de todas universidades del país?

Es una responsabilidad enorme, luego de un año tan difícil para todos y particularmente por la pandemia, en el caso especial de las universidades, se han acelerado procesos que venían lentamente produciéndose como es el pase a la virtualidad, a la educación a distancia en una gran cantidad de actividades. Si bien para nuestras universidades en general siempre ha sido importante la presencialidad, venimos utilizando cada vez más herramientas que son más tecnológicas y que nos permitían desarrollarnos a través de sistemas de hablas virtuales de distintas plataformas para complementar esa anhelada presencialidad. Todas las herramientas virtuales, a partir de la pandemia, tuvieron que pasar a ser principales porque había que reemplazar con emergencia la presencialidad. Entonces todos esos procesos se aceleraron y al día de hoy, hay un consenso en las universidades de que el futuro de la educación superior va a ser bimodal, en parte virtual y en parte presencial. Hay muchas actividades que vamos a recuperar paulatinamente. En cuanto a la presencialidad, será más significativa, más profunda, donde la relación entre los y las docentes con alumnos y alumnas va a ser muy importante y después otro tipo de actividades van a ser virtuales.

¿Se readecuarán las normativas para la enseñanza superior?

Por ejemplo, todo lo que va a hacer la enseñanza teórica de las disciplinas probablemente se mantenga virtual, aun después de la pandemia, entonces vamos a pasar a un sistema bimodal; eso va a requerir un esfuerzo importante que va a hacer todo el sistema de educación superior y ahí va a tener una participación muy activa el Consejo Interuniversitario Nacional porque habrá readecuaciones de la normativa que rige hoy al sistema universitario, porque hoy tenemos carreras que están planificadas y pensadas con casi un 100% de presencialidad y ahora tenemos que pensar en carreras que van a tener un porcentaje a distancia y un porcentaje presencial. Se trata de nuevos estándares para la educación superior, nuevas características de las carreras y también va a demandar una normativa que acompañe los procesos de acreditación de carreras y procesos de aprobación de las mismas. Así que va a ser una labor muy importante.

¿Habrá un aprovechamiento de los recursos entre instituciones?

Será fundamental. Nos encontramos con que gran parte de las actividades van a ser virtuales y, otra parte, presenciales. La articulación y el aprovechamiento de los recursos entre las universidades va a ser un factor muy importante; así que seguramente va a avanzar todo lo que tiene que ver con la interrelación entre universidades para seguir un camino.

En este marco, se transforma en un desafío avanzar, ahora ya podemos pensar en carreras donde quizás no todos los profesores estén físicamente en el espacio en el cual se dicta la carrera, va a haber profesores que van a estar en otras universidades pero a sus clases van a poder concurrir alumnos de distintas universidades. Esas distintas universidades van a acreditar los conocimientos que se obtienen con ese profesor, mientras que las actividades prácticas serán situadas en cada universidad en particular. Así que se abre un panorama más amplio donde la idea es promover la articulación, la colaboración y la cooperación entre universidades.

El escenario se proyecta para los docentes desde una nueva perspectiva.

Así es. El otro gran desafío que tiene el CIN, es que en este nuevo escenario de la educación superior, va a adquirir mucha importancia la articulación entre universidades, trabajar el conjunto. Ya no pensar tanto en carreras tan exclusivas de una universidad en especial; sino en carreras compartidas, en carreras donde se puedan aprovechar los recursos de excelencia que tienen en el profesorado las universidades para compartirlos, para la unión entre universidades de la mejor manera. Eso va a ser muy importante, entonces el CIN como es básicamente un organismo de coordinación del sistema va a tener que impulsar esas articulaciones entre universidades.

La conexión entre sí va a generar nuevos objetivos en la escena.

Por supuesto, van a aparecer nuevos proyectos y también no tenemos que olvidarnos de que cuando hablamos de universidad, no sólo hablamos de lo académico y de la enseñanza, sino también hablamos del desarrollo científico y tecnológico y de la extensión universitaria que seguramente también va a necesitar y presentar desafíos de articulación y complementación entre las instituciones.

¿Cuál será la prioridad en su gestión?

El diálogo permanente. El buscar proyectos comunes, ponernos de acuerdo y llegar a un consenso, poner el acento en el CIN. Siempre pusimos énfasis en las coincidencias y las diferencias se fueron discutiendo hasta alcanzar una decisión final.

En el CIN convivimos rectoras y rectores de muy distintas ideas, con muy distintas formaciones. La diversidad es muy grande pero aun así, hasta ahora, hemos sabido convivir adecuadamente poniendo énfasis en las cosas que coincidimos como la defensa de la autonomía, la defensa de la gratuidad, que son pilares de la educación universitaria argentina y ponemos la mirada en eso. Vamos discutiendo las diferencias hasta encontrar el equilibrio y ahí avanzamos.

Nosotros siempre les decimos a nuestras alumnas y alumnos que den por seguro que están en el mejor lugar en el mundo en el que pueden estar, que estudiando en la universidad pública de Argentina, están formándose para el mejor desempeño en la sociedad.

Las expectativas son positivas...

Las expectativas son buenas, no deja de ser importante una actitud muy positiva con las universidades de parte del Gobierno nacional. Uno de nosotros, uno de los rectores, en particular el rector de la Universidad Nacional de Hurlingham, es el secretario de políticas universitarias, así que sabemos muy bien que tenemos un secretario que conoce perfectamente del sistema y sus necesidades.

Y no deja de ser un hecho relevante que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, permanentemente hace referencia a que él mismo es un profesor de la universidad, que sigue dictando sus clases; así que confiamos en él que es una persona que conoce profundamente el sistema universitario.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...