Alberto Fernández en Francia se reunirá con la representante del FMI

(Roma-Enviado Especial) Alberto Fernández y la directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, se verán por primera vez este viernes cara a cara en esta capital italiana en el último tramo de la gira europea, y después del encuentro del Presidente con el Papa Francisco, que volvió a apoyar, según fuentes de la comitiva, la renegociación de la deuda del país con el organismo.

"Estamos terminando de definir el horario", confiaron fuentes de la comitiva presidencial en el hotel Sofitel de Roma, en la Villa Borghese -la eventual sede del cónclave-, un rato después de las visitas del jefe de Estado al presidente Sergio Mattarella y el primer ministro, Mario Draghi. Ambos, según fuentes oficiales, también apoyaron el reclamo argentino.

Para la delegación oficial, el encuentro con Georgieva, anticipado el lunes por este diario, cobra especial relevancia: con el apoyo público de Lisboa, Madrid, París e Italia en la renegociación de la deuda con el organismo, Fernández pretende a subirse a última hora del viernes al avión de Aerolíneas Argentinas, de regreso a Buenos Aires, con un gesto público de la directora del Fondo como coronación de las conversaciones técnicas que se sucedieron en los últimos meses.

Se especula, en ese sentido, con una declaración conjunta que, por ahora, no tiene ningún tipo de confirmación oficial. 

"Estamos bien", explicaron desde la comitiva sobre el devenir de las negociaciones con el Fondo. Anoche, mientras el jefe de Estado cenaba con sus colaboradores y la primera dama en el séptimo piso del Sofitel, con una vista deliciosa de la capital italiana, el ministro Martín Guzmán mantuvo una reunión de trabajo con Jolie Kozack, directora adjunta del organismo y encargada de las negociaciones con el gobierno en torno a la deuda.

El Gobierno busca postergar los pagos de la deuda por U$S44.000 millones contraída por la administración de Cambiemos en paralelo a la refinanciación del vencimiento de los U$S2.400 millones con el Club de París, que vencen a fin de mes. Fueron los dos temas centrales que sobrevolaron todos los encuentros presidenciales con los líderes de Portugal, España, Francia e Italia.

"Definitivamente cumplí todos los objetivos que vine a buscar", confió el Presidente a sus colaboradores a la vuelta de la reunión con Draghi, en el Palazzo Chigi, en un apartado del hotel que aloja a la comitiva. A la misma hora, Guzmán mantenía su segundo mano a mano con Kozack en un salón contiguo de la planta baja. "Cada reunión es un avance", ensayaron sus voceros. 

Las conversaciones con el Fondo Monetario impactan en ese sentido directamente en las negociaciones con el Club de París: el Gobierno busca con ese organismo un acuerdo "puente de tiempo", como lo llama Guzmán, que le permita postergar el pago a pesar de no haber acordado oficialmente con el FMI, toda una novedad entre las exigencias del club conformado por 22 países, con fuerte presencia de Francia, Alemania y Japón.

La semana próxima, el jefe de Estado mantendrá un encuentro virtual con Ángela Merkel. La intención de la Casa Rosada era pasar también por Alemania en esta gira europea: las restricciones sanitarias de ese país obligaron a suspender la escala.

Este viernes, en paralelo al encuentro con Georgieva, Guzmán y Gustavo Béliz, que se sumó este miércoles a la delegación, serán protagonistas del seminario organizado por la Pontificia Academia de las Ciencias para discutir la redistribución de la crisis actual, titulado "Soñar con un mejor nuevo comienzo". 

Organizado por el obispo Marcelo Sánchez Sorondo, cuenta con el impulso del Papa Francisco, que prestó la sede como un gesto "contundente" -así lo expresaron en la comitiva- a la renegociación de la deuda argentina. La reunión de este jueves entre el Sumo Pontífice y el Presidente estuvo atravesada por ese tema.

Participan, además de Georgieva y Kocack, la poderosa secretaria del Tesoro norteamericana, Janet Yellen; Jeffrey Sachs y Joshep Stiglitz, y el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schmidt, entre otros popes de las finanzas internacionales.

Durante toda la semana, desde la delegación en Europa insistieron en la necesidad de eliminar los sobrecargos que el FMI aplica a los préstamos excepcionales como el que tomó la Argentina en mayo del 2018, y cuyo excedente de 2 puntos de interés equivale para este año a unos U$S950 millones.

Es uno de los pedidos que el país buscó reforzar en estos días en las reuniones bilaterales con Antonio Costa, Pedro Sánchez, Emmanuel Macron y Draghi, con aparente éxito. Se busca, además, postergar el vencimiento de U$S4.900 millones previsto para septiembre.

Fernández y Guzmán negocian además de manera sistemática para acelerar el desembolso de los Derechos de Giro que podrían llegar al país próximamente: unos U$S4.600 millones.

La discusión es a qué países se destinan, y para qué. Lo hablaron el Papa y el mandatario este jueves, antes del inicio de la sesión del Senado en el que el kirchnerismo buscaba aprobar el proyecto de declaración para presionar a Guzmán por el uso de esos fondos. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...