Encuentran restos óseos y elementos para rituales

En un extraño hecho ocurrido en la mañana de ayer, la Policía encontró restos óseos humanos en el interior de una vivienda ubicada en barrio Patricios, donde de acuerdo a la llamada recibida al número de emergencia, una mujer pedía ayuda porque estaba siendo agredida por un sujeto.

Al acudir al lugar, uno de los ocupantes de la vivienda, tras percatarse de la presencia policial, ingresó y se negó a abrir la puerta, por lo que se dio participación al ayudante fiscal Matías Mora, quien dispuso el registro domiciliario.

Con la anuencia del propietario, un hombre de 85 años, los efectivos accedieron al interior. Grande fue la sorpresa, cuando en una de las habitaciones alquiladas, observaron la presencia de restos óseos humanos, elementos para la realización de algún tipo de culto, estupefacientes, entre otros elementos, que fueron secuestrados tras las pericias realizadas.

El ayudante fiscal sostuvo que todo es materia de investigación y que habría personas demoradas. En cuanto a los restos óseos sostuvo que se trata de cráneos y se trabaja para determinar si fueron o no robados del cementerio.

Datos recabados por nuestro diario permitieron saber que poco antes de las 10, la Policía fue alertada vía telefónica sobre un hecho de violencia de género que ocurría en el interior de una vivienda, ubicada en la esquina de la avenida Rivadavia y Lavalleja del citado sector vecinal, donde un sujeto estaba agrediendo violentamente a una mujer. De inmediato, personal de la Seccional 48º junto a efectivos del Cuerpo de Infantería que están abocados a la búsqueda de las dos mujeres desaparecidas en esta ciudad, acudieron a esa dirección, donde una persona de sexo masculino, al observar la presencia de los uniformados, ingresó rápidamente y cerró la puerta. Fue entonces cuando al tomar participación, el ayudante fiscal Matías Mora acudió al lugar disponiendo que se realice el registro domiciliario.

Allí, entablaron diálogo con el propietario de la vivienda, quien autorizó a ingresar, refiriendo que hay varias habitaciones que son cedidas en alquiler.

El procedimiento

En una de las habitaciones, se procedió al arresto de una persona de sexo masculino de 44 años, quien, según la denuncia de una persona de sexo femenino de 29 años, la estaba golpeando, agresiones que viene sufriendo desde hace un tiempo. La mujer sostuvo que en una de las habitaciones había cráneos humanos, por lo que el ayudante fiscal ordenó la requisa, observando algo similar a un altar, y en una mesa había restos óseos humanos, según trascendió, se trataría de dos cráneos, elementos para la realización de cultos o rituales, y sustancias raras, por lo que también se solicitó la presencia de personal de la División de Criminalística y de Toxicomanía y Drogas Peligrosas, para realizar las diligencias de rigor y el secuestro de los elementos y restos óseos para los estudios correspondientes.

Se supo que luego, se dispuso el arresto de dos personas más, un hombre y una mujer, los que quedaron alojados a disposición de la Justicia. Ahora la Policía trabaja para determinar si las personas involucradas habrían profanado tumbas del cementerio municipal Cristo Rey y se llevaron los cráneos de los difuntos.

Las actuaciones informativas están a cargo de las Seccional 48º de barrio Patricios con la participación de la Delegación Fiscal Nº 2 a cargo del ayudante fiscal Matías Mora.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...