Escalada, para descubrir hacia lo alto los tesoros escondidos de Jujuy

No es nada nuevo, que el espíritu humano es aventurero por naturaleza y partiendo de esa premisa, descubrimos en estos últimos meses que fueron muchas más las personas que se han "escapado" por decirlo de una forma hacia los lugares abiertos y alejados de la urbe.

Jujuy, con sus bellezas paisajísticas ocultas son un atractivo para esos espíritus, a través de diversas alternativas. Aunque no es fácil, tampoco, en la naturaleza es limitado o no existe el confort o quizá el clima puede presentarse adverso, pero es esa autenticidad justamente su mayor encanto.

Turismo y deporte

Desde que en 1999, el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Organización Mundial del Turismo (OMT) suscribieron un acuerdo de colaboración mutua, planteando la importancia de la relación entre ambos, se ha generado un mayor interés por la práctica de deportes llamados extremos en que se conjugan naturaleza, el riesgo y la habilidad técnica.

En Jujuy, no existe legislación, y son pocas las entidades oficiales interesadas en promocionar estas actividades, pero sí los oferentes del mercado turístico estuvieron atentos a la demanda social, para ofrecer esta clase de servicios. Por lo que cada vez más usuarios han elegido - a la hora de planificar sus vacaciones o descansos- estas prácticas dentro del llamado "turismo aventura".

La locura por trepar

La escalada consiste en subir por nuestros propios medios una pared de piedra, sin utilizar el equipo para ascender, solo se lo emplea por seguridad para evitar una caída

Se caracateriza por la apropiación e interacción con el medio natural que involucra ciertos niveles de riesgo, involucra aspectos personales como la preparación física, mental y autorrealización, y lo más importante es que tiene un bajo impacto, por lo general, sobre el medio ambiente. Aun así muchos de los deportistas y aficionados a la escalada buscan concientizar sobre el cuidado y limpieza de los espacios donde desarrollan sus prácticas.

Entrevista a Serafín Infante

Para hablar acerca de la escalada, contactamos al profesor de Educación Física, Serafín Infante, que imparte clases de escalada en el "Big Wall", inaugurado a principios de año en la sede deportiva de la Unju. El jujeño nos cuenta que comenzó a escalar hace unos 6 o 7 años en la provincia y que continuó capacitándose incluso a nivel nacional.

Comenta que actualmente son cuatro los "muros de escalada" que están funcionando en la provincia. Estos muro, llamados "Big Wall", son gimnasios que sirven para poder escalar en la modalidad Boulder y entrenar en un espacio controlado. Diseñado para preparar para luego escalar en "roka".

-En Jujuy, de acuerdo a nuestros espacios naturales ¿se puede considerar la escalada para vincularla al turismo?

-Jujuy cuenta con un gran potencial para la escalada ya que posee formaciones rocosas aptas. Lo que hay que hacer es equiparlas (prepararlas) para poder escalarlas.

-¿Rapel es lo mismo que escalada?

-No. El rapel es una técnica de descenso por cuerda, en esta actividad se utiliza el equipo para descender por una pared de manera controlada y segura.

-¿Qué lugares naturales son óptimos para esta práctica en Jujuy?

-Gracias a un grupo de escaladores independientes al que pertenezco se están abriendo nuevos sectores de escalada, desde hace unos 4 años. Hay en Tuzgle, Yavi, Tilcara, Bárcena, San Antonio, Termas de Reyes, Las Escaleras.

-¿Para ir a esos espacios naturales, es necesario contar con guías, permisos o respetar normativas y elementos de protección?

-Para ir a estos lugares no se necesita de un guía, si tenemos que contar con conocimientos en manejo de cuerdas y utilizar el equipo de protección necesario como cuerda, arnés, casco, cintas express, mosquetones, zapatillas de escalada, entre otras cosas.

-¿Han llegado personas de otros lugares, como turistas, interesados en realizar escalada?

-Escaladores internacionales llegan a Jujuy, gracias a un sector de escalada conocido mundialmente, ubicado en la base del Volcán Tuzgle. El cerro Chañi también cuenta con paredes aptas para escalar conocidas mundialmente.

-¿Cualquiera puede escalar o se requiere tener ciertas condiciones físicas y emocionales?

Escalar requiere de ciertas condiciones físicas y mentales, lo que no quiere decir que la edad sea un impedimento. Por ejemplo, en el muro contamos con un alumno de 67 años.

-¿Recomendás esta práctica?

Recomiendo practicar este deporte ya que estimula la auto superación, nos hace superar limites, nos pone en contacto con la naturaleza y ejercitamos nuestro cuerpo. (Colaboración Rosana Herrera)

 

Un poco de historia

La escalada es una de las prácticas más antiguas, ya que el hombre debió trepar montañas a modo de conseguir comida o por cuestiones religiosas.

Fue en 1911, cuando en Europa se registra los primeros datos distinguiendo la escalada libre de la artificial. En los años '30 la escalada artificial se desarrolló y evolucionó a partir de los '50. En 1960, se incorporó el arnés de escalada, hecho que significó un gran avance en cuanto a la seguridad en la disciplina. Una década después, surgió el "free climbing" con la filosofía de evitar los anclajes y orificios en la roca, progresando sobre la misma por propios medios. Lo que conllevaba una limitación en aumentar los grados de dificultad de las vías.

Esto desembocó, a finales de los '70, en la creación del "spit" (un clavo que a presión se inserta en un orificio de la roca y permite conectar un mosquetón para anclar al escalador); hecho que para muchos significa el surgimiento de la escalada deportiva actual.

En los '50, Yosemite fue absorbido por su sublime belleza y sus grandes formaciones rocosas, lo convirtieron en la meca de la escalada. En ese momento nació un movimiento conocido como "Beatnik" que invitaba a los jóvenes a desterrar el conformismo y explorar estilos de vida alternativos.

Para algunos fue ir a surfear al mar; otros eligieron las montañas y descubrieron el mundo de la escalada en roca, que hasta entonces era considerada una práctica de alpinismo, y tenía un enfoque muy conservador de la seguridad. Esas nuevas generaciones la convirtieron en un nuevo deporte para desafiar a la gravedad. A mediados de esta década comienza la llamada "Era Dorada".

En los '70 surge una nueva generación de escaladores, "The Stonematers", quienes romperían con las normas de escalar con ayuda de equipamientos, utilizando la cuerda sólo para detener las caídas. Esto exigía un nivel de atletismo nuevo, sobrepasando los límites físicos donde el aspecto mental era aún el más importante porque su objetivo era descubrir de qué eran capaces.

Desde los '90 y hasta la fecha, las nuevas generaciones continúan cambiando la forma de escalar, implementando por ejemplo el tiempo como factor clave para la eficacia de las vías.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...