"La confianza del potro se gana durante las primeras horas de vida"

Sin dudas tener un caballo en granjas o criaderos implica una gran responsabilidad. Y es que estos equinos requieren un espacio amplio y adecuado para vivir, tener donde comer y poder mantenerse saludables. El veterinario Juan Antonio Benítez (M.P 154) habló con El Tribuno de Jujuy sobre los cuidados básicos de estos animales, enfocándose en la temprana edad.

En principio, dijo que el tiempo de gestación de un caballo o una yegua es de once meses y, para que el potrillo nazca fuerte y sano, dependerá de que su madre esté bien alimentada y desparasitada, en el último trimestre de gestación. Eso dará como resultado a un potrillo fuerte y sano, con ganas de amamantarse. Continuó explicando que la primera alimentación que debe tener el potro, tras su nacimiento, es el calostro de la yegua, que es la leche que produce la madre inmediatamente después del parto. "Es importante que amamante al potrillo dentro de las 24 horas, porque es ahí cuando la madre le pasa toda la inmunoglobulina para las defensas del futuro potro", dijo.

 

Calostro: Es la leche primera de una yegua, se trata de un alimento nutritivo para los potrillos, además de que fortalece sus defensas.

 

Al transcurrir una hora del nacimiento del potrillo, dijo Benítez, el animal ya debe ponerse de pie y a las dos o tres horas empezar a amamantar; mientras que el destete de la cría se da después de los tres o cuatro meses de nacido.

Benítez sostuvo que una buena alimentación para este ejemplar comienza en la gestación y también dependerá de la alimentación que estaba acostumbrada a tener su madre. A partir de la tercera semana, sostuvo que se le debe proveer alfalfa, pienso y un alimento balanceado para este animal en crecimiento.

Vínculo con madre y humano

ALIMENTÁCIÓN INICIAL / EL CALOSTRO LE APORTA MUCHAS DEFENSAS AL POTRILLO. 

Otro punto a tener en cuenta, detalló el especialista, es que el potrillo muestra una total dependencia de su madre y pasa la mayor parte del tiempo descansando cerca de ella. Y ese es el momento oportuno para lograr la interacción entre el caballo y el humano para evitar problemas de comportamiento y conflictos cuando sea adulto. Además, para lograr un efectivo amanse del animal.

Remarcó que es fundamental -durante las primeras horas de nacimiento- que el dueño o cuidador pueda tocar al potrillo sin que la madre tenga una reacción negativa. "Debemos ganarnos el respeto y confianza del potrillo, que asimile nuestros olores para que vea que no somos una amenaza", mencionó.

 

UN DESCANSO CÓMODO/ LA PAJA O LA VIRUTA SON MATERIALES PERFECTOS PARA LA PREPARACIÓN DEL LECHO O CAMA DEL ANIMAL.

A su vez aclaró que también es imprescindible el contacto de la yegua-potrillo y que a medida que pase el tiempo se irá alejando. "En el primer tercio de lactación el animal duerme mucho y se alimenta. Es importante que la yegua siendo o no madre primeriza lo proteja", aclaró.

 

En el primer tercio de lactación, el animal duerme mucho y se alimenta, por lo que es importante el vínculo con su madre.

 

Los espacios y cuidados necesarios 

El veterinario Juan Antonio Bentítez también se refirió a que un espacio seguro es esencial para el descanso y dispersión de los equinos, especialmente aquellos que permanecen en establos o granjas. “El equino es un animal libre que está criado en manada. Debe tener tiempo para correr, distenderse y no vivir encerrado en una pesebrera. Además, que estén juntos a otros caballos, no es el fin que estén solos y aislados”, resaltó el especialista.

Dónde pueden descansar

A su vez mencionó que la paja o la viruta son materiales perfectos para preparación del lecho o cama del animal, que le garantiza comodidad durante el descanso del potrillo al pie de su madre. “Siempre contando con las condiciones ambientales e higiénicas necesarias”, explicó.

Parto con dificultades

Por otro lado, el veterinario explicó que, si al momento del parto la yegua muestra signos de malestar y no puede parir, o si la cría nace débil o no se puede levantar del piso, se deberá recurrir inmediatamente a la consulta con un especialista. “Debemos tener cuidados con el tiempo transcurrido, porque puede ser muy peligroso”, finalizó el veterinario Benítez.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...