"Debemos evolucionar humanamente, tomar conciencia y cuidarnos todos"

Que la pandemia ha afectado el modo de vivir y la fuente laboral de músicos y artistas, ya no es ninguna novedad. Bruno Arias cuenta cómo busca reinventarse y componer nuevas canciones, sin ser ajeno a la dura realidad que atraviesa el país, ya que está radicado en la localidad de Caseros, provincia de Buenos Aires, donde se han incrementado considerablemente los casos de Covid-19.

Durante la entrevista realizada en el magazine "El Matutino", que se emite a través de El Tribuno Tv, el "Changuito volador" presentó dos temas nuevos "Un viejo amor de carnaval" y "Como Cachamay".

Por último, manifestó su amor por Jujuy, que extraña mucho y quiere invitar a todos los músicos jujeños que están surgiendo, a que le escriban por Instagram para estar en contacto y poder darles una mano en todo lo que pueda.

¿Cómo atravesás esta pandemia?

-Éste ha sido un año muy difícil, acá en Buenos Aires se puede palpar la segunda ola de coronavirus, ya que desde hace 15 días estamos cumpliendo las nuevas restricciones que se tomaron desde el Gobierno Nacional. La situación últimamente es de mucha incertidumbre, quizás de ahora en adelante tengamos que acostumbrarnos a vivir con estos cuidados, el uso de barbijo, la distancia social. Debemos adaptarnos a las situaciones y resistir, siempre confiando en que la campaña de vacunación avance y sea efectiva.

Sin ir más lejos, la última vez que fui a Jujuy para la época de carnaval me contagié y la verdad que no la pase tan bien, tuve algunos problemas para respirar, dolores corporales y perdida de gusto y olfato, por eso ahora extremé las medidas de seguridad. Una vez que superé los días de cuarentena obligatoria no salía mucho a otros lugares, siempre compartiendo burbujas con gente que también extrema los cuidados.

Pero durante el mes de abril y principio de mayo, en Buenos Aires se vio a mucha gente joven internada y con complicaciones, se empezaron a saturar las clínicas y los hospitales. Por eso siempre destaco que es importante quedarnos en casa, no asistir a reuniones donde haya muchas personas, mantener la distancia social y el uso de barbijo.

Debido a eso, tuve que suspender varios shows programados, a la espera de que la situación mejore, pero siempre remarco que tenemos que esperar ya que de la parte económica en algún momento podemos salir, pero si no nos cuidamos entre todos no podemos escapar de la muerte.

¿Cancelaste shows que ya tenías programados?

-Sí, tenía un show que estaba prácticamente con localidades agotadas en el Patio Konex, un lugar emblemático en Buenos Aires, pero debido a las restricciones se reprogramó. Este iba a ser un espectáculo imponente junto a toda mi banda, pero solo queda esperar que la vacunación avance y las restricciones cumplan el objetivo de bajar la curva de casos registrados, para que así podamos volver con más fuerza. De todos modos, es muy triste lo que está pasando con este virus que se ha llevado la vida de muchas personas, compañeros, familiares, etc.

¿Cómo te reinventaste en estos tiempos de cuarentena?

-En mi caso fue difícil ya que tengo a toda mi familia en Jujuy, pero acá en Buenos Aires tengo a mi hija con la que puedo compartir mediante videollamadas o zoom, pero cuando está conmigo, la música pasa a un segundo plano. De todos modos, siempre estoy componiendo nueva música y soy muy activo en Instagram (@brunoariasargentina), ahí comparto muchas cosas, las cuales quedan en total libertad para que nuevos artistas las utilicen. También tengo charlas con amigos, músicos independientes o que por ahí no tienen tanta difusión. No me gusta estructurarme en los videos en vivo, si me pinta cantar, canto o tengo charlas en profundidad, realizo entrevistas con personas que por ahí no tienen nada que ver con la música y se desempeñan en otras profesiones, siempre con el fin de conocer las realidades de mi país.

Continuas siendo un cantante popular que se pone al hombro las causas sociales.

¿En qué estás comprometido últimamente?

-Últimamente estuve acompañando a la gente de Andalgalá (Catamarca), en su lucha contra la megaminería a cielo abierto. Ya son 11 años que el pueblo lucha contra este proyecto minero que no respeta la Ley de Glaciares y de Bosque y está siempre manipulando el agua. Para que la gente tenga idea, lo que una familia campesina gasta de agua en 30 años, la minera lo gasta en una hora. Eso siempre en un marco de atropello y destrato al pueblo, donde se registró hasta represión a las personas que reclamaron en contra de este proyecto. Hay gente que ha estado presa injustamente solo por el hecho de reclamar por sus derechos como comunidad.

Pese a la pandemia estuviste trabajando en nuevas propuestas musicales...

Lo más nuevo, son los dos discos que saqué en este último tiempo, uno de ellos con el Cuarteto Karé, que es un homenaje a los grupos vocales, allí se destaca una guitarra y cinco voces, y yo soy un integrante más de ese grupo, no es que mi voz se distingue por encima de la de ellos, solamente hago armonías y cantamos todos juntos. El disco se llama "Bruno Arias + Karé" Homenaje a los grupos vocales.

Al mismo tiempo, salió mi nuevo disco denominado "Eterna Risa" donde presentamos canciones nuevas que están muy buenas entre ellas, "Sahumaditos" que compuse con Joaquín Storni y "Pachi" Alderete, "El Mundo", "La Espera" (Homenaje a Jacinto Piedra), "Salteñita", "La Sanmarqueña", entre otros.

Ambos discos fueron nominados a los Premios Gardel como mejor álbum de folclore.

¿Cuál es el mensaje que querés dejar a los jujeños?

-Quiero decirles que ésta es una época para reflexionar, debemos evolucionar humanamente, tomar conciencia y cuidarnos entre todos. En este momento la única forma de salvarnos es de manera conjunta, no cada uno por su lado. Tenemos que repensar y ver cómo sigue nuestra vida de acá hacia adelante, valorando las cosas que antes teníamos al alcance de nuestras manos y no la sabíamos ver.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...