Una imputada comprometió a Cammuso

La declaración de la jefa de recursos humanos Canal 2 comprometió a la dueña del call center de la empresa, Natalia Fernanda Cammuso, y le dijo al fiscal que las dos juntas diagramaban los horarios y decidían sobre las licencias médicas de los empleados.

Se trata de Fabiola Pereyra, quien junto a Cammuso y otros dos hombres son investigados por la Justicia jujeña, luego de que en octubre del año pasado, la sociedad jujeña se vio conmocionada por la muerte de Elisabeth del Valle Pérez, quien perdió la vida luego de contraer coronavirus en su puesto de trabajo, luego de que el personal jerárquico le negara que trabaje desde su casa, siendo una paciente de riesgo con diversas patologías.

Días Atrás Pereyra fue citada a prestar declaración de ampliación defensiva ante el Ministerio Público Fiscal y reconoció que junto a Natalia Cammuso eran las que diagramaban los turnos de trabajo de todo el personal, inclusive de Elisabeth Pérez, a quien se le negó en reiteradas oportunidades realizar "home office", pese a padecer diabetes, fibromialgia y problemas renales.

Con esto, la situación procesal de Natalia Fernanda Cammuso se compromete cada vez más. Es que ni ella ni Pereyra ni los otros imputados hasta el momento, no pudieron explicar al fiscal que entiende la causa, cuál fue el motivo y el criterio que utilizaron para violar un Decreto de Necesidad y Urgencia, emitido por el presidente de la Nación Argentina, obligando a los empresarios extremar las medidas de prevención ante una emergencia sanitaria, que lamentablemente terminó con la muerte de Elisabeth Pérez y más de una decena de empleados contagiados.

Otro dato que se desprendió de la investigación penal, es que cuando el fiscal solicitó al dueño de la empresa Canal 2 Eduardo Cammuso el legajo laboral de Pérez, demoraron en entregárselo y cuando al fin lo hicieron, la carpeta estaba muy desprolija, por supuesto que no había constancias de las enfermedades que padecía, pero a la vista están, porque justo ese fue el cuadro que aceleró la descompensación ante el Covid-19 de la víctima. Natalia Cammuso está imputada por la supuesta autoría del delito de amenazas coactivas (4 hechos) en concurso real, pero además la empresaria es la única persona en la provincia investigada por el artículo 205 del Código Penal, que establece que "será reprimido con prisión, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades, para impedir la introducción o propagación de una pandemia".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...