Crearán una reserva ecológica en Fraile Pintado

La buena intención de una residente de Fraile Pintado interesada por la conservación de la flora y de la fauna de las Yungas junto a la gestión de la Universidad Nacional de Jujuy harán posible la creación de una reserva ecológica de 100 hectáreas en esa región.

Días pasados, se realizó un reconocimiento a una familia que donó un predio de 100 hectáreas en Fraile Pintado a la Universidad Nacional de Jujuy (Unju) para que sean destinadas a una reserva ecológica. La actividad se desarrolló en el Salón Hansen de la Facultad de Ciencias Agrarias y contó con la participaron del decano de la institución, Dante Hormigo, Mario Bonillo, secretario Académico de la Universidad Nacional de Jujuy entre otros invitados.

La propietaria de las tierras cedidas a la Universidad Nacional de Jujuy, Sara Costello Bracamonte, indicó que desde hace muchos años tenia el deseo de crear en sus tierras un parque botanico para que la comunidad pudiera revalorizar la riqueza de la flora de las Yungas, después de varios intentos por sugerencia del ingeniero Rubén Sato decidió donar las tierras a una institución que garantice que serán usadas para la conservación y la concientización en el cuidado del medioambiente. Por ese motivo las 100 hectáreas fueron donadas a la Unju.

En tanto, el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias, Dante Hormigo, explicó que la reserva tendrá 100 hectáreas ubicadas en la zona Fraile Pintado, en la Yungas de altura.

NOEMÍ BEJARANO. 

El decano indicó que la donación de esta tierras implica un compromiso muy grande que asume la Universidad nacional que ya conformó la comisión de trabajo que esta realizando los estudios pertinentes con el propósito de avanzar lo antes posible en la conservación del predio.

Hormigo afirmó que "es muy importante que podamos contar con un predio para el estudio de biodiversidad, mas aun para nosotros como facultad que nos dedicamos al estudio de esta área. también es algo muy relevante para los docentes, investigadores y alumnos "Los estudiantes tendrán un lugar donde pueden llevar adelante sus trabajos de investigación en la formación"; y para los docentes "para que puedan seguir formando a esos jóvenes que el día de mañana van a ser los que tengan la responsabilidad de seguir trabajando en la conservación de la biodiversidad en la región".

Conformación de la comisión

La vicedecana de la Facultad de Ciencias Agrarias, Noemí Bejarano, indicó que al momento de la donación la Unju avanzó en la demarcación de la zona a conservar y el registro a través de drones de la riqueza de flora y fauna. Con posterioridad se conformó una comisión de trabajo interdisciplinaria que esta integrada por representantes de los diferentes Institutos de Investigación de la Unju.

Bejarano detalló al momento de la donación Sara Costello tenía muy en claro el fin que quería darle a esa tierras, dado el estado de depredación en el que se encuentran.

Por este motivo el abordaje que realizará la Universidad tendrá anclaje en la preservación y en la concientización de la comunidad sobre la necesidad de cuidar las especies de animales y arboles de la región que hoy están desapareciendo debido a la caza y tala que afectan a los entornos naturales.

Cuidar las Yungas 

SARA COSTELLO

Sara Costello de Bracamonte, contó que desde hace mucho tiempo tenían la intención de crear en las tierras un parque botánico para que la comunidad pudiera acercarse y conocer la variedad de plantas y arboles que hay en las Yungas. “Siempre quise que la comunidad apreciará nuestra riqueza y dejará de descuidarla, ya que muchas veces se talan arboles para leña o se cazan animales que ni siquiera se comen, estas conductas causan daño a los montes y al ecosistema. 

Luego de hablar con el ingeniero Sato entendí que la Universidad sería la mejor opción para este fin y decidí ampliar la cantidad de tierras a 100 hectáreas”, indicó. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...