Esther Carrasco habría delatado una infidelidad

El martes de la semana que viene se producirán los alegatos del crimen de Eva Esther Flores Carrasco (35), mujer que fue calcinada viva en un microbasural del barrio Los Molinos en 2017.

Por el crimen están siendo juzgados una mujer que era empleadora de la víctima, su esposo y su cuñado y todo apunta a que móvil de crimen fue porque Carrasco había delatado a su jefa que tenía una relación con otra persona.

El debate oral se desarrolla en la sala de audiencias del tercer piso del Palacio de Tribunales, donde Iris García, Nelson Tolaba y Cristian Tolaba son acusados de la supuesta coautoría del asesinato de Carrasco y con la calificación legal que pesa sobre ellos, pueden ser condenados a prisión perpetua.

El viernes pasado declaró ante el Tribunal en lo Criminal Nº 3 el esposo de García, Nelson Tolaba y por más que intentó salirse de la escena, de sacar también a su mujer y a su hermano de toda culpa y cargo, no supo explicar a las partes por qué se activó su teléfono celular en el barrio Los Molinos alrededor de las 18, junto con el de su hermano y su mujer Iris García, lugar donde horas más tarde fue hallado el cuerpo de Carrasco incinerado.

Todo apunta a que crimen de la madre de dos pequeñas niñas fue por un ataque de furia de García, quien era la empleadora de Carrasco y todo se habría desatado la noche anterior en una "choriceada", cuando Carrasco le habría revelado a Tolaba que Iris García lo engañaba.

Esa madrugada la pareja discutió y el hombre echó de la casa a Iris García, quien llamó de inmediato a Esther Carrasco, con la excusa de abonarle un dinero que le debía.

Para los investigadores, García atacó a Carrasco en el interior de su vivienda, le aplicó un certero golpe con un elemento contundente en el tabique, que le provocó un desmayo y García la habría creído muerta.

La mujer asustada habría llamado a su esposo, le habría confesado sobre el crimen y pergeñaron cómo deshacerse del cuerpo, arrojándolo horas más tarde desde un Fiat Uno al microbasural de la calle El Cronista Comercial del barrio Los Molinos.

Le fracturó el tabique

Por otra parte, las fuentes judiciales consultadas, dieron cuenta que de las pericias psicológicas que se le realizaron a Iris García, es que "resuelve todos los problemas por la vía de los hechos", es decir que su reacción ante un conflicto es usar la fuerza física y en esas circunstancias, atacó a Carrasco.

A los investigadores no les queda duda que los imputados desde un primer momento intentaron deshacerse del cuerpo y lejos de alertar a los efectivos policiales, tuvieron a Esther Carrasco envuelta en bolsas de nylon, maniatada más de 8 horas en el departamento de García, siempre pensando que estaba muerta.

Además está totalmente descartado que García sola haya envuelto el cuerpo con bolsas, la trasladase desde el primer piso de un departamento hasta un auto y luego arrojase para luego prenderle fuego.

El hecho que conmocionó a toda la comunidad, ocurrió la mañana del martes 21 de noviembre de 2017, cuando la víctima se encontraba en casa de Iris García del barrio San Pedrito de nuestra ciudad.

García junto a Cristian Tolaba y Nelson Tolaba, habrían atado de pies y manos a la víctima, dejándola indefensa, para trasladarla en un vehículo Fiat Uno hasta la localidad de Los Molinos, en el sector 3 de la calle Cronista Comercial, en donde, a las 18 aproximadamente, habrían arrojado a Flores Carrasco a los márgenes del camino y la habrían rociado con nafta. Luego habrían prendido fuego a la víctima, quién aún se encontraba con vida, habiéndole ocasionado un sufrimiento innecesario y ocasionando su muerte por "síndrome asfíctico, traumatismo encéfalo craneano, politrauma y carbonización e insuficiencia renal aguda en fase agónica".

 

Encuesta

¿Estás a favor del uso de las pistolas Taser?

Si
No
Me da igual
Necesito más información
ver resultados

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...