"Si los niños son felices, nosotros somos felices"

Cada sábado, desde hace cinco años, el merendero "Manos solidarias" en el barrio Higuerillas abre para contener a chicos de distintas edades y adultos mayores.

"La risa y la felicidad de los niños es lo mejor", comentó a El Tribuno de Jujuy su delegada Naiara Peñalva, sobre la experiencia que llevan adelante con María Caucota, María Chaile, Claudia Galarza y Alejandro Peñalva.

Son jóvenes que integran la organización Barrios de Pie y previamente hacían servicio comunitario ayudando a una iglesia en la ornamentación pero después surgió la iniciativa del merendero.

Así, los fines de semana se transformaron en Bernardo O'Higgins 558 que es la casa del papá de Naiara y donde funcionan.

"Tenemos desde bebés con mamás adolescentes, adolescentes, niños, personas con discapacidad y adultos mayores", indicó la joven y agregó que "ayudamos a todos con lo que se puede. A veces tenemos mercadería, armamos bolsones y salimos a repartir".

Naiara recordó que comenzaron con la merienda para 20 niños pero a partir de la pandemia se quintuplicó el número. "Como durante el aislamiento no podíamos tener al grupo de personas acá, directamente hacíamos la merienda los sábados y salíamos a repartir casa por casa a todos los niños", relató sobre lo sucedido el año pasado. Pero fue entonces que "nos llevamos la sorpresa de que había muchas más familias que también necesitaban, entonces de a poquito hablaba con la mamá, el papá o el encargado de la casa para comentarle que en el barrio había un merendero y que por la pandemia no podían venir, pero llevábamos la merienda. Llegamos a 100 beneficiarios hasta el momento".

Son de Higuerillas pero también de La Candelaria y de otro pequeño barrio ubicado enfrente de la capilla próxima al Seminario Mayor.

Respecto de los fondos con los que llevan adelante la tarea, la joven precisó que "cobramos el salario social, pero como nosotros también necesitamos para la casa porque tenemos niños, aportamos entre nosotros y después hacemos rifas o nos damos maña para poder juntar".

Desde las 15 o las 16 ponen manos a la obra. Les preparan no sólo mate sino cuando pueden arroz con leche, chocolatada, bollitos, tortillas o tortillas rellenas, entre otros. Lo hacen en la cocina o a fuego de leña.

Como son familias vulnerables cualquier tipo de ayuda de la comunidad les vendrá muy bien.

"Manos solidarias" también trata de reunir juguetes y golosinas para el Día del Niño y Reyes.

Además si reciben ropa se encargan de lavarla, plancharla o coserla si hace falta. "Tratamos de darle a todos los niños. Si ellos son felices, nosotros somos felices", añadió.

La delegada agradeció a su padre por prestarle el lugar y su compromiso; "a mis compañeros por el trabajo en conjunto que realizamos y a todos los que nos apoyaron con un granito de arena".

Reciben donaciones de todo tipo

“Manos solidarias” recibe donaciones de ropa y calzado para niños de distintas edades así como para adultos mayores; además de juguetes, libros de cuentos o mercadería. Los teléfonos de contacto o Whatsapp son: 388- 5982337, 4657225 o 4752746. También en O’Higgins 558 del barrio Higuerillas.

Al aire libre y con los debidos protocolos los chicos toman la merienda los sábados. A veces reciben la visita de las áreas de Educación y de Salud de la organización por lo que comparten actividades recreativas y los ayudan en las tareas escolares. Al merendero asisten también varias mamás adolescentes. Todos los aportes que se reciben se vuelcan en la labor del fin de semana o arman bolsones de mercadería para las familias grandes y los abuelos. “La vida está muy dura”, reflexionó Claudia Galarza que hace un año se sumó al equipo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...