Milagro Sala fue sentenciada a tres años y seis meses de prisión

El Tribunal Oral Federal de Jujuy condenó a la dirigente social Milagro Sala fue condenada a la pena de tres años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo, por el escrache que sufrió el ahora gobernador de Jujuy Gerardo Morales en el mes de octubre de 2009.

Milagro Salas enfrentó el primer juicio en su contra en el año 2016 imputada por “Daños agravados y amenazas coactivas”, siendo condenada en aquella oportunidad solamente por los “daños agravados” y determinando el Tribunal que la causa por amenazas coactivas había prescripto.

La causa llegó a la Corte Suprema  de Justicia de la Nación quien indicó que las causas por amenazas no prescriben y resolviendo que el Tribunal Oral Federal de Jujuy dicte una sentencia por esta causa que se ventilo en la justicia federal hace un poco más de cinco años. 

El fallo que le impuso la nueva pena fue dictado por el Tribunal Federal de Jujuy  integrado por los jueces Alejandra Cataldi, Héctor Juárez Almaraz y Liliana Snopek. Además impuso la pena de tres años y seis meses a María Graciela López como coautora de daño agravado y amenazas coactivas  y la pena de dos años y un mes en suspenso a Ramón Salvatierra.

Este caso se inició como consecuencia de una denuncia formulada por el entonces senador Gerardo Morales cuando estaba acompañado del Auditor General de la Nación Leandro Despuy, de Alejandro Nieva y del entonces diputado nacional Miguel Ángel Giubergia en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Jujuy, fue agredido por integrantes de una red de organizaciones sociales que respondían por ese entonces a la dirigente tupaquera Milagro Sala.

Gerardo Morales al realizar la denuncia afirmó que Milagro Salas ya lo había amenazado amenazado antes, en dos ocasiones, por sus críticas a la asignación discrecional de licencias de radios FM a organizaciones sociales que respondían al Gobierno que estaba dirigido por la expresidente  Cristina Fernández de Kirchner uno de ellos en la ciudad de Palpalá y en otra oportunidad a través de un diputado que respondía a su partido político.

Los jueces dieron por probado que María Graciela López, quien ya se encontraba en el hall de entrada del edificio, con su teléfono celular avisó de la llegada de Morales al lugar. Luego de unos instantes, llegó un grupo de entre 10 y 20 jóvenes, comandados por Ramón Gustavo Salvatierra y María Graciela López, que ingresó de manera violenta, rompiendo los vidrios del frente del edificio, arrojando huevos, piedras, sillas, mesas, abrochadoras, perforadoras y cajas con documentación.

Agredieron a las personas que se encontraban presentes y se retiraron.

Según los jueces en sus considerandos afirmaron que si  bien las amenazas fueron contra el entonces senador, también estaban dirigidas a los miembros de la Auditoría General de la Nación, quienes habían concurrido al Consejo de Ciencias Económicas para disertar sobre el control de los fondos nacionales que se transferían a la provincia para las organizaciones sociales.

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...