"Micaela, un continente"

"Micaela, un continente", la obra que desde hace un par de años vienen preparando Agustina Orquera y Pablo Carrizo, escrita por Alejandro Carrizo, tuvo que esperar un tiempo para su estreno (que estaba previsto para mayo del año pasado), porque en el medio está la pandemia. Finalmente se estrenará y de manera presencial el próximo 3 de julio a las 21, en el Centro Cultural "Éxodo Jujeño" (Bahía Blanca 59, barrio Coronel Arias en San Salvador de Jujuy).

La puesta cuenta con la producción del Teatro Nacional Cervantes, a idea original es de Agustina y Pablo (quien además la dirige). El proyecto fue seleccionado en 2019 por la convocatoria del Plan "TNA-TC (Teatro Nacional Argentino- Teatro Cervantes) produce en el país", para llevarse adelante desde cero, y así fue, con algunas dilaciones imprevistas en relación a la cuarentena y la situación sanitaria mundial.

"Micaela, un continente" está situada en un ámbito ambiguo: es el calabozo donde está detenida Micaela Bastidas antes de ser ejecutada, pero es también un espacio simbólico, un pozo oscuro y denso; es la celda contigua a la de su esposo Túpac Amaru y también la quintaesencia de la derrota, del desamparo existencial. Una ambivalencia que persiste en toda la obra como una búsqueda de la justicia, tanto en ámbito político-territorial como en el universo sobrenatural. Hay una apelación a los espíritus de los ancestros como una salvación, a los orígenes de nuestra cultura americana como un refugio certero.

Entre la desesperación, la culpa y la convicción, Micaela es la rebelde, la maldita... Es también el emblema de su pueblo, en ese cúmulo de contradicciones... Perder para ganar!... Morir para vivir! Una obra que pretende rescatar la subjetividad del género y una posición histórico-política definida respecto a la conquista y al genocidio, con una proyección a futuro que bien tiene hoy vigencia. En ese claroscuro se revela este monólogo intempestivo e interpelante.

La música original es de Micaela Chauque, la coreografía de Valentina Mamaní, el diseño y la operación de luces de Nicolás Jurado, el diseño y la realización de vestuario de Claudinna Rukone, el diseño de la escenografía de Roberto Ortega y la realización de Nicolás Strelkov. Se suman el asesoramiento en idioma Runa Simi, voz en off y cultura Quechua, de Kusi Killa y la asistencia de dirección de Iliana Prieto. Las funciones sseguirán los días 9, 10, 16 y 17 de julio a las 21 en el mismo escenario.

La entrada es gratuita con previa inscripción en www.culturamuniju juy.gob.ar, debido a la capacidad de la sala y los protocolos vigentes por la pandemia de Covid- 19.

Las localidades estarán disponibles a partir del 28 de este mes.

Esta obra fue seleccionada en el año 2019 por convocatoria abierta, con un jurado integrado por Andrés Gallina, Oria Puppo, Alejandro Tantanian, Nacho Bertolone y Camila Sosa Villada.

La obra habla de Micaela Bastidas Puyucahua, la esposa de Tupac Amaru, figura importante en la historia de Perú.

"A fines del 2018, empezamos con la búsqueda de esta historia. Sabíamos lo que queríamos, que era un unipersonal que hable de una mujer histórica", comienza contando Agustina, y se refiere a ella y a su director. "Lo charlamos con Alejandro (Carrizo), quien nos propone el personaje de Micaela, y para nosotros fue supremo", contaba la actriz protagonista, justo antes de la pandemia, anunciando lo que luego debió postergarse.

En junio de 2019 se presentó el proyecto "Micaela, un continente" en esta convocatoria, donde concursaron 89 de todo el país, y salió elegida en primer lugar. Cabe mencionar que sólo se seleccionaron cuatro en total.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...