"Aquí estoy" sigue generando paseos, talleres y recreación

Convencida de que sus hijos con discapacidad -ya jóvenes o adultos- se merecen una vida digna, para disfrutarla con los apoyos necesarios y la inclusión en la sociedad, Adriana Chávez sigue llevando adelante distintos proyectos desde "Aquí estoy".

La pandemia y el encierro desestructuró las rutinas diarias de los integrantes del grupo, por eso retomaron las actividades gratuitas apenas bajaron los casos de Covid-19.

El baile o zumba adaptada se dicta desde noviembre del 2020 en el Club Gorriti. La cita es cada miércoles de 16.50 a 17.30.

Cumplen con todos los protocolos de usar barbijo, colocarse alcohol en gel y tomar distancia. Como el lugar es amplio invitan a quienes deseen sumarse a ponerse en contacto a través de los celulares 154-457763 (Adriana) o 154-384099 (profesora Soledad Bocaripe).

Además, con el respaldo de la comuna capitalina, hicieron la fiesta de fin de año, recorridos turísticos en la Casa de Gobierno con la Experiencia Éxodo y el Salón de la Bandera. A principios de marzo visitaron el complejo Los Alisos, pasando un momento muy divertido incluso con los padres porque el único requisito es que los chicos -mayores de 18 años- asistan con un apoyo.

Las mañanas de los sábados son muy esperadas porque 15 pueden asistir a la pileta municipal del parque San Martín. "No es sólo que chapotean, en algunos casos pasan al aprendizaje avanzado y en otros se trabaja la confianza en el agua y hacen ejercicios de ida y vuelta", comentó la referente. Y aclaró que "todos tienen su tiempo. No hay que ponerles techo, es hasta donde quieran y como puedan".

Como ya se conocen, el mayor impulso es para generar salidas donde compartan. Ocurrió con actividades en la Estación Saludable de la avenida Hipólito Yrigoyen, una visita a la División Canes de la Policía y una función del circo.

Además ya habían arrancado el año con la satisfacción de la entrega de las bicicletas adaptadas para el parque Xibi Xibi, que habían solicitado por nota a las autoridades desde hacía dos años.

Mientras que en ocasión del Día de la Mujer, hicieron el taller de limpieza de cutis y maquillaje "Mimos al alma" para agasajar a las mujeres de "Aquí estoy".

Y recibieron la declaración de interés municipal por "Conciencia colectiva" que, con ayuda privada y del Concejo Deliberante, permitió durante la cuarentena llegar a las casas de los chicos "llevándoles algunos regalos y actividades para que se entretengan, porque en ellos la presencialidad es fundamental", dijo.

Por último en mayo pasado iniciaron los talleres de lengua de señas que están a cargo de la profesora Silvia López. Se dictan los lunes tanto para los chicos como sus padres.

Es que asisten jóvenes y adultos con hipoacusia, con autismo, sordociegos, con multidiscapacidad y con retraso madurativo.

Rondan los 25 permanentes y 5 que adhieren a algunas propuestas.

En la búsqueda de un espacio que puedan utilizar están pendientes dos talleres, uno a cargo de dos psicomotricistas voluntarias y las clases de danzas árabes.

Adriana agradeció "a todos los que de manera directa o indirecta nos dieron una mano para concretar iniciativas, pero en especial un aplauso a los padres y los chicos".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...