Pareto quedó sin título, pero con toda la gloria

La judoca argentina Paula Pareto, medalla de oro en Río de Janeiro 2016, cerró ayer su carrera olímpica sin podio pero con diploma y un reconocimiento unánime de la comunidad deportiva, luego de disputar cuatro combates en Tokio 2020 y caer en el último, un repechaje por la pelea del bronce. La "Peque" perdió por waza-ari con la portuguesa Catarina Costa, a quien abrazó y felicitó sobre el tatami del Centro Nippon Budokan, en un gesto de generosidad que postergó sus sentimientos por realizar su última intervención en los Juegos.

Al retirarse del espacio de lucha, la argentina se fundió en un sentido abrazo con su entrenadora Laura Matinel, soltó lágrimas de emoción y luego recibió el cálido saludo de las autoridades de la delegación argentina, entre ellas, el presidente del Comité Olímpico (COA), Gerardo Werthein.

Pareto, de 35 años, afrontó su última lucha en Tokio con una limitación física por el esguince de codo izquierdo que sufrió en la anterior derrota por ippon ante la japonesa Funa Tonaki, tercera del ranking mundial, en los cuartos de final de su división.

La judoca que defendía el título olímpico logrado en Río 2016 terminó ese cruce con dificultades para mover su brazo luego de una toma de su rival, que la mantuvo contra el piso y forzó el fallo del árbitro mongol Enkhtsetseg Turbat. La "Peque", número 6 del ranking de la Federación Internacional de Judo (ITJ), quedó tendida en el suelo, se levantó con dificultad y se retiró del recinto con signos de dolor. "El problema es en el codo, necesito que me vea el médico", avisó a la televisión en un mensaje de incertidumbre sobre su futuro en la competencia. Un rato después se confirmó que afrontaría su compromiso por el repechaje, pese a la lesión sufrida en la articulación del brazo. La argentina hizo el calentamiento previo con un vendaje, pero finalmente se lo quitó en una nueva muestra del coraje que la distinguió durante su carrera.

La derrota con la portuguesa, octava del escalafón mundial, la dejó sin chances de medalla y con un diploma que ganó por segunda vez, como ocurrió en Londres 2012 cuando fue quinta. Los otros dos Juegos asumidos por la mejor judoca argentina de la historia acabaron con una medalla en su cuello: bronce en Beijing 2008 y oro en Río.

Triunfo de Cuello

El santafesino Mirco Cuello se estrenó ayer con victoria en fallo dividido ante el alemán Hamsat Shadalov, para avanzar a los octavos de final de la competencia de peso pluma de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde el entrerriano Brian Arregui sufrió un vergonzoso fallo que lo eliminó de la categoría wélter. A primer turno, Cuello, de 20 años y medallista olímpico de la Juventud en 2018, fue visto ganador por tres de los cinco jurados, con tarjetas de 29-28 y dos de 30-27.

MIRCO CUELLO

Fue una pelea muy cerrada, donde el santafesino ofreció mucha intensidad y cantidad de golpes, ante un rival que trató de ser más prolijo y directo. “Estaba un poco ansioso porque son mis primeros Juegos Olímpicos, pero creo que le gané bien”, valoró Cuello. “Estaba tranquilo en la previa, pero cuando entré al estadio me puse un poco nervioso. Se lo dedico a mi familia, esto sigue, porque rompimos el hielo”.

Tenis de mesa

El argentino Horacio Cifuentes avanzó ayer a la segunda ronda en el individual masculino de tenis de mesa de los Juegos Olímpicos de Tokio, mientras que su compatriota Gastón Alto perdió y quedó eliminado. El bonaerense Cifuentes, de 23 años y ubicado en el puesto 75 del ranking mundial de la World Table Tennis (WTT), superó al oriundo de Vanuatu Yoshua Shing (252) por 4 a 0 en el partido jugado en el Gymnasium Metropolitan de la capital nipona.

El jugador nacido en Berisso asumirá su próximo compromiso ante el oriundo de China Taipei, Chih Yuan Chuang, decimonoveno preclasificado. “Estoy contento por haber ganado mi partido aunque sé que todavía falta mucho y tendré que sacar a relucir mi mejor versión para jugar ante Chuang, que es uno de los rivales más difíciles”, comentó Cifuentes luego de su victoria en declaraciones efectuadas a TyC Sports.

El Sub 23, obligado

El seleccionado Sub 23 de la Argentina se medirá hoy a la madrugada con Egipto en el Domo de Sapporo, en un partido clave para continuar con chances de clasificación a los cuartos de final a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El encuentro, válido por la segunda fecha del Grupo C, se jugará a las 4.30 (hora argentina) en la norteña ciudad de Sapporo, con transmisión de TyC Sports.

La Argentina cayó en el debut con Australia (2-0) y sufrió la expulsión de Francisco Ortega, uno de los cambios obligados para Fernando Batista. La victoria es prácticamente una necesidad para continuar en la competición, aunque también dependerá del resultado en el otro choque de la zona entre Australia y España (7.30 hora argentina).

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...