Hoy se conmemora el Día del Psicomotricista

Por Noelia Cruz, licenciada en Psicomotricidad

El 28 de julio se celebra en Argentina, el Día del Psicomotricista,  en conmemoración de la certificación de la especialidad a Dalila Molina de Costallat, quien fue la primera psicomotricista argentina.

Cuya formación finalizo en el año 1950, en el Hospital Henri Rouselle de Paris, una de las primera instituciones que reconoció el concepto de Psicomotricidad.

¿Qué es la Psicomotricidad?

La Psicomotricidad es una disciplina que ha puesto su mirada en el cuerpo, especialmente en el cuerpo del Otro, es decir, el “cuerpo en sus manifestaciones”, como asi también en sus problemáticas. Estas manifestaciones son corporales, tales como la mirada, la escucha, el contacto, los gestos, las praxias, la postura, la voz y la conciencia del dolor y del placer.

La psicomotricidad trabaja a partir de la relación de tres áreas: motriz – instrumental; emocional – afectiva; praxico – cognitivo, es decir, la integración de estas tres áreas es lo que permite un buen desarrollo psicomotor, en niños, adolescentes y adultos. Ante alguna dificultad, trastorno o discapacidad, la psicomotricista realiza un abordaje psicomotor por medio de diferentes tipos de intervenciones ya sean estas educativas, terapéuticas y clínicas, para asi llegar favorecer y estimular el proceso madurativo global del niño.

La Psicomotricista utiliza como recurso de la practica psicomotriz al juego corporal, desarrollando el mismo en un ambiente amplio, comodo y calido, utilizando e incluyendo diversos tipos de materiales, como pelotas, aros, bloques de construcción, colchonetas, bastones, que le sirven al niño  como juguetes estimuladores o en algunos casos como materiales de descargas emocionales.

Psicomotricidad y Autismo

Las personas que son diagnosticas dentro del Espectro Autista presentan dificultades relacionadas a las áreas de la comunicación, área de la interaccion social, y el área conductual. La intervención Psicomotriz en los niños con TEA se da de modo relacional, que implica lo corporal y emocional, es decir, establecer un buen vinculo entre la psicomotricista y el niño, por medio del juego y el acompañamiento.

Cada sesión psicomotriz esta ajustada a las características de cada niño, teniendo en cuenta su expresividad, sus competencias y sus modos de ser y estar en el mundo, como el niño se desenvuelve en el ámbito familiar, escolar y social.

Es importante también la orientación que el terapeuta pueda brindar a los padres, sobre ciertas situaciones cotidianas que puedan presentar los niños, para así poder comprender lo que le sucede a su hijo.

 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...