Biblioteca "San Marcelino"

La Biblioteca Popular "San Marcelino" de barrio San Lorenzo ha cumplido 20 años de vida.

Es el resultado del accionar de la Comunidad Marista de Libertador General San Martín, del país y de los vecinos del lugar. Nació el 10 de junio de 2001, como un anexo de la Casa Marista, en M 402, Lote 32, calle Santa Catalina. El material bibliográfico fue aportado por padres, profesores y alumnos de la Escuela Técnica "Herminio Arrieta" (Etha), del Colegio Champagnat de Buenos Aires, por escritores jujeños y la donación realizada, por la artista plástica ledesmense, Olga Demitrópulos.

Al principio estaba destinada al apoyo escolar. Debo resaltar el trabajo de dos hermanos muy queridos: Primo Brunatto en Buenos Aires y Marcelino Buet en Ledesma, en el envío y recepción de mobiliario, libros, diccionarios y videos. Se estrecharon lazos con las bibliotecas Sarmiento y Mitre y la Federación de Bibliotecas Populares y Públicas de la Provincia de Jujuy.

En octubre de 2002 se organizó la primera comisión directiva, integrada por vecinos del barrio, a fines legales con Fiscalía de Estado y la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip).

Desde sus inicios había un donante dispuesto a comprar una casa en el barrio, para ser destinada a biblioteca. Esto se dio en el año 2004 y se realizaron algunas reformas edilicias. El 22 de septiembre de 2004, Día de las Bibliotecas Populares Argentinas, se inauguró el edificio propio en la M 392 L 42, calle Posta de Hornillos. Ese mismo año participó en el Segundo Maratón Nacional de Lectura y desde entonces hasta el año 2020 (en forma virtual), ha participado en todas.

La Biblioteca "San Marcelino" hizo su aparición pública en los siguientes encuentros culturales: en octubre de 2005 realizó la presentación del libro del Hermano Fausto Anesa, "Estampas jujeñas" en el Salón auditorio de la Etha; en abril de 2006 de la Cartilla Poética Nº 1 de mi autoría, en el Salón "José Murillo" del Centro Cultural de la ciudad y el 24 de noviembre del mismo año se presentó con un stand sobre historia y actividades realizadas por la institución, en Plaza Central, con motivo del "Primer Encuentro de Proyectos Innovadores de Instituciones Educativas e Intermedias" organizado por la Caie- Centro de Actualización e Innovaciones Educativas, en el marco del Proyecto "Creados para la diversidad innovando."

Aparte de la atención a alumnos del primario y secundario, también ha colaborado con alumnos del nivel terciario, como recuerda Silvina Campos, egresada de la Etha y oriunda del barrio. Ella es licenciada en Matemáticas egresada de la Universidad Nacional de Salta (Unsa), con un posgrado, el doctorado en Matemáticas, en la Universidad Nacional de Córdoba. Hoy, docente universitaria en la Unsa. Ella, recuerda haber consultado libros de Matemáticas de avanzada, en nuestra querida biblioteca barrial. También hace su aporte a esta columna, Judith Lamas, profesora en Ciencias de la Educación, que muchas veces visitó la biblioteca barrial para consultar libros y otros materiales reemplazando a la bibliotecaria Margarita Chávez.

Ha recibido donaciones para su refacción definitiva desde Arequito, Santa Fe, en 2004 y 2005. Arequitenses, que vivían en Jujuy conocían la obra marista en el barrio San Lorenzo, se conectaron con la Fundación de Soledad Pastorutti, para ayudar. La cantante folclórica realizó en Club Atlético Ledesma un recital gratuito, animado por cuatro instituciones, entre ellas la obra marista del barrio San Lorenzo. Todo lo recaudado fue dividido en partes iguales para las cuatro instituciones: hospital "Oscar Orías", Liga de Madres de Familia, Comedor "Hermana Tina" y barrio San Lorenzo. De la misma manera, la TV de Arequito, Cablemax, organizó con los Hermanos Maristas el programa "Arco Iris" y enviaron recursos para todos los proyectos, entre ellos libros y materiales de apoyo escolar y de recreación para la Biblioteca "San Marcelino" y Taller Fernandito. También hizo su aporte la Unión Cívica Radical (UCR), a través de Gerardo Morales, en ese momento, senador nacional.

Desde diciembre de 2010 hasta septiembre de 2011, se realizó la remodelación completa del edificio, con el apoyo de la Fundación Marista. Funciona la biblioteca, por ese tiempo, en el anexo de la Casa Marista.

El 1 de agosto de 2011 se realiza la reinauguración de la biblioteca, se establece un sector destinado a informática y se le impone el nombre de Mónica San Juan, laica marista, bibliotecaria voluntaria y gran colaboradora de la San Marcelino. El 20 de octubre del mismo año, las contadoras públicas nacionales, Claudia Sánchez y Alejandra Silva donaron una computadora completa. Desde entonces a la fecha, la Biblioteca "San Marcelino", es el alma del barrio, el punto de referencia. Se trabaja en redes con todas las instituciones del lugar: Centro Vecinal, Centro de Salud, instituciones intermedias, grupos juveniles y centros educativos cercanos al barrio.

Varias funciones

Funciona en dos turnos, mañana y tarde, de lunes a jueves, con atención al público y apoyo escolar. Atiende a niños y jóvenes de nivel primario y secundario del barrio San Lorenzo y aledaños.

Los viernes de 15 a 17, hay talleres de diferentes modalidades para niños. Se higieniza el lugar y de 17 a 19, hay un espacio de contención y juegos, en clave de Derechos para Preadolescentes.

El día sábado se concede espacio a los grupos de catequesis para comunión y confirmación. En todo este tiempo de pandemia ha asistido a los alumnos de apoyo escolar con fotocopias de estudio, barbijos, alcohol, desayuno y merienda en sus hogares (a través de voluntarios) y acceso a la conectividad.

La Biblioteca "San Marcelino" es una institución sin fines de lucro, se mantiene con el apoyo solidario de la Comunidad Marista y las cuotas de sus socios, dinero destinado al pago de servicios de agua y luz. En este último tiempo ha cancelado deudas con Fiscalía de Estado y renovado su relación con la Conabip.

Redactar esta columna, me ha permitido volver a pasar por el corazón gente tan querida, que está y otras que ya no están con nosotros. Imposible poner tantos "detalles", hay que hacer entrar sueños y realidades en una cantidad estipulada de palabras.

Tantos afanes de vecinos y gente generosa.

Queda la felicidad de ver el crecimiento de la biblioteca, autogestionada por su gente, en tiempos que duelen pero fortalecen el trabajo de los que tienen la posta y la llevan adelante.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...