Testearon a 111 personas por VIH

Luego de tres días de testeos de VIH en una campaña especial organizada por el Programa Provincial de VIH en conjunto con el Instituto de Seguros, se llegó a 111 personas que se analizaron y 2 tuvieron resultado positivo preliminar. Ya se había testeado en los rastrillajes de Covid desde enero y se examinó a 1.300 personas con un 1% de diagnóstico positivo. Destacaron que hay acceso abierto en 30 centros en la provincia, a donde se pueden acercar quienes quieran testearse.

"La gente se acercó con mucho interés. Lo venimos viendo desde hace mucho, estamos trabajando con los testeos, la gente lo acepta con naturalidad, se acerca, pregunta y accede a la consejería pre test de muy buen agrado. Se hicieron test en las sedes (del ISJ) de Lavalle, Alvear y dos días en Alto Comedero, se testearon 111 personas con 2 resultados positivos preliminares", informó el referente del Programa Provincial de VIH, Raúl Román.

Planteó que el número de casos detectados es el esperado, ya que explicó que el test en la población en general tiene como resultado un promedio del 1%, por lo que esta muestra está en ese rango.

Recordó que el Programa está participando de los operativos de rastrillaje de detección de Covid 19, y desde enero y que hasta éste mes llevan 1.300 test realizados con una tasa de diagnóstico del 1%. También suman el testeo de VIH a los operativos de vacunación contra Covid.

"El test rápido nos sirve para el diagnóstico temprano del VIH, para que la persona acceda al tratamiento oportuno y a la vez poder cortar la transmisión horizontal. Es que el VIH tiene mucho tiempo de fase asintomática, antes de desarrollar la etapa Sida. Cuando uno diagnostica una persona con Sida ya se considera tardío", precisó Román.

Sucede que por la pandemia, explicó que el diagnóstico bajó por ese contexto y que prevén aumentar los números. De hecho, el médico infectólogo explicó: "indudablemente la pandemia afecta de manera negativa a todos los programas, tanto de enfermedades crónicas transmisibles como no transmisibles, en el retraso del diagnóstico como el de la transmisión", aseguró. Ratificó que esto se vio en todo el mundo y Jujuy no fue la excepción, tanto en los casos de tuberculosis, VIH, en enfermedades de transmisión sexual, e impactó negativamente también en el abandono de los tratamientos.

Por ello destacó que es clave que accedan al test voluntario, gratuito y confidencial, por lo que se propusieron en pandemia que no baje la tasa de testeo, de modo que las personas diagnosticadas sean asistidas y conectadas al sistema de salud.

Jujuy cuenta con 30 Centros de Prevención, Asesoramiento y Testeo en VIH y Sífilis (Cepat). En esta capital hay en el Caps de barrio Mariano Moreno, en la Casa de Piedra del hospital "Pablo Soria", en una asociación del hospital "San Roque", en el Caps de Alberdi y en el programa provincial.

Muchos llegaron en estadíos graves

Sobre la detección del VIH, y consultado por BEl Tribuno de Jujuy, Pel médico pediatra e infectólogo de la Fundación Barceló y jefe de Guardia del hospital Muñiz, Gerardo Laubé, explicó que la pandemia trajo complicaciones en la postergación o cancelación de consultas de pacientes, que incidieron en un menor número de diagnóstico y en el control y seguimiento de pacientes con VIH, y en que muchos lleguen en estadíos graves

“Esto ha llevado a que a lo largo de los meses, nos encontremos con un menor número de diagnósticos de esta enfermedad”, explicó el especialista. 

Si bien estimó que la flexibilización de las restricciones debería llevar a un aumento de las consultas médicas para diagnósticos y seguimientos, para mejorar controles de muchas enfermedades crónicas, como la infección por VIH. Consideró que para ser efectivos, estos deben acompañarse de todas las medidas conocidas para prevención del Covid, cuadro que complicaría la situación de un paciente en tratamiento por infecciones como esta”, advirtió en relación a la conjunción con el nuevo virus.

Por otro lado, al igual que en otras patologías, coincidió en que la pandemia impactó negativamente en el acceso a las consultas médicas, no sólo en el diagnóstico sino también en otras instancias.

“El tratamiento y seguimiento de los pacientes infectados con VIH se vio afectado por diferentes factores. No obstante, aunque muchos médicos han sido reasignados a otra tareas relacionadas con la pandemia, en la mayoría de los centros asistenciales se buscó continuar con la atención de estos pacientes”, explicó Laubé.

Sin embargo, planteó que uno de los factores que más influyó en la interrupción de los seguimientos fue con la falta de llegada de los pacientes por la cuarentena y aislamiento, además de la reticencia a concurrir a los centros asistenciales por temor al contagio. “Esta situación ha determinado que muchos de estos pacientes llegaran finalmente para la atención con enfermedades en estadíos graves, producto del inadecuado diagnóstico y seguimiento de esta afección”, precisó respecto al negativo impacto respecto a las personas que no llegaron a diagnóstico temprano.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...