"No tenemos dudas que hay otros involucrados"

Se van a cumplir quince meses de uno de los crímenes que han conmocionado a toda la comunidad jujeña, donde una joven mujer se encuentra detenida y acusada de haber asesinado de un disparo a su novio.

Se trata de José María Villafañe (29) quien recibió un disparo a "quemarropas" en el interior de un vehículo marca Ford Ecosport y por el hecho su entonces novia Magalí "Poli" Quiroga Saenz (24), se encuentra detenida, luego de llevarlo a la guardia del hospital Carlos Snopek del barrio Alto Comedero, dejarlo allí y huir del lugar.

Los familiares de "Josema" Villafañe siguen sosteniendo que hubo otras personas que estuvieron en la escena del crimen y piden a la Justicia que continúe investigando para llegar a la verdad de los hechos.

"No tenemos dudas que hay otras personas involucradas en el asesinato de mi hijo y queremos saber que fue lo que pasó esa madrugada del 3 de mayo del año pasado, dónde estaba mi hijo, de dónde venía y quiénes son las personas que estuvieron con él y con esta persona que está detenida", le dijo a nuestro diario René Villafañe.

El 26 de julio del año pasado la Justicia detuvo a Víctor "Yul" Garnica, quien tenía pedido de captura luego de declaraciones testimoniales que fueron recabadas por el fiscal que entiende la causa, Diego Cussel.

Seis meses después, el juez de Control Jorge Zurueta dio lugar al cese de detención para Garnica y tanto la querella como la Fiscalía se opuso y mientras el trámite se resolvía en la Cámara de Operaciones, Garnica era detenido por otra causa judicial que pesaba en su contra.

La contextura física de Villafañe era de una persona que superaba el 1.80 mts, tenía una activa vida deportiva y resulta imposible que una mujer pueda haber cambiado de lugar de butaca sin ayuda de nadie, además de otros elementos de pruebas que figuran en el expediente.

A casi 15 meses del asesinato de "Josema", su padre René Villafañe no hay día que no se pregunte sobre las circunstancias en que ocurrieron los hechos.

Es que ninguno de los familiares de José María Villafañe conocía los antecedentes de la Quiroga Saenz, que a pesar de su corta edad, estuvo inmersa en el mundo de las adicciones a las drogas y que tenía vínculo muy cercano con personas que tiene problemas con la Justicia.

De momento el móvil del crimen no está claro y la única detenida por el hecho se negó en todo momento a prestar declaración formal, solo le dijo a los policías que se le escapó un tiro mientras manipulaba un arma de fuego, arma que Quiroga se encargó de deshacerse, junto con su teléfono celular antes de presentarse en la sede de la Seccional 46º del barrio Alto Comedero, casi 12 horas después de haber ocurrido el crimen de Villafañe.

La clave de la investigación está en los elementos que la joven borró de su dispositivo móvil.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...