Hay muy poco riesgo de una invasión de carpinchos

La aparición de carpinchos en Nordelta generó controversia por su impacto en las personas. En Jujuy también hay esta especie de roedores, pero se descarta que suceda lo mismo que en Buenos Aires ya que viven en los ríos de las Yungas y su población está controlada por sus depredadores. Entre 2019 y 2020 se encontraron dos ejemplares en Libertador, devueltos al Parque Calilegua, y otro en Humahuaca que está en el Centro de Atención de la Fauna Autóctona (Cafaju) donde lo controlan y pronto prevén liberarlo a su hábitat.

"En todos los ríos de Yungas, los ríos grandes tributarios del Bermejo, hay carpinchos. Pero es una especie difícil de ver porque es muy perseguida, es muy cazada, entonces no es fácil encontrarla, ya que no tenemos ese riesgo de invasión de carpinchos ni esa psicosis", consideró el biólogo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Unju, Lucio Malizia.

Detalló que están ubicados a lo largo de ríos de Yungas que bajan hacia la ruta 34, el río Negro que baja hacia La Esperanza, el Grande hacia San Pedro, el Lavayén que luego se transforma en San Francisco, el San Lorenzo y el río Ledesma. Estimó que es difícil verlos porque son perseguidos por perros y cazadores, y recordó que en 30 años de biólogo sólo cinco veces vio sólo huellas.

Explicó que lo sucedido en Nordelta es porque es una zona de humedales muy grande y allí la especie que no tiene control al no tener depredadores, puma o yaguareté ni los cazan. Dijo que se replica en barrios de Belo Horizonte, Brasil, porque cuentan con lagos artificiales donde ingresaron carpinchos y se los ve en avenidas, pero no son un problema.

Malizia precisó que los carpinchos son roedores herbívoros que siempre viven en ambientes periacuáticos, ríos o lagos, y sus depredadores son animales grandes que en Jujuy pueden ser pumas o yaguaretés, y otro elemento de control son alimentos y la caza. Al ser roedores responden a una tasa de reproducción bastante alta.

EL DE HUMAHUACA / ESTÁ EN UNA REPRESA DEL CAFAJU, JUNTO A UN TAPIR. 

"La población de carpinchos en Jujuy tiene distribución, sufre la caza pero ha disminuido en los últimos años. Los cazan por la carne y por la piel, se utilizaba antes para hacer billeteras, cintos, alpargatas hasta botas, pero como cualquier animal de la zona silvestre está protegido por leyes provinciales y nacionales", explicó Eduardo Vargas, técnico del Centro de Atención de la Fauna Autóctona (Cafaju).

Recordó que en el Cafaju cuentan con un ejemplar de carpincho rescatado en Humahuaca en junio del 2020, que fuera encontrado en una zona de cloacas. "De hecho, estamos evaluando liberarlo porque era un bicho que estaba acostumbrado al ser humano, un poquito manso. Hay que hacerle algunos estudios sanitarios para ver si no tiene enfermedades y ver la posibilidad de liberarlo en un futuro cercano en el mejor lugar posible", afirmó Vargas.

Aseguró que últimamente no hay denuncias de caza de carpincho. Recordó que antes había muchas menos regulaciones y había caza de diversas especies. Ahora están atentos a las redes sociales donde perciben que actualmente hay caza de corzuelas, de dos especies de chancho del monte, suris, vicuñas, chinchillas y tarucas, todas ilegales por tratarse de especies protegidas.

Comentó que aunque se estima que bajó con la pandemia, de igual manera la Policía Rural con sede en Palma Sola hizo decomiso de restos de productos y subproductos de animales, de algunos chanchos del monte, felinos como gatos montés, ocelotes, huevos y restos de suris.

Sostuvo que también coordinan con Gendarmería Nacional que en los controles hace decomisos. Los últimos fueron de loros y catas, que es lo más frecuente, y de hecho lo último que se decomisó fueron 25 aves a un sujeto conocido como "el Pajarero" tras denuncias, y junto a la Policía se le hizo un acta contravencional.

Hubo tres apariciones en ciudades jujeñas

En Jujuy hay registros periodísticos de tres ocasiones en que se vio un carpincho. La primera fue en marzo del 2019, surgió de redes sociales, donde dieron cuenta que había un ejemplar caminando por una ciclovía de Libertador; el segundo fue en abril del 2020 en cercanías de la terminal de esa ciudad, y fue una patrulla de la Unidad Regional 4 la que lo encontró y junto a su superior hicieron entrega del animal a un guardaparque del Parque Nacional Calilegua, que lo transportó en una jaula seguramente para liberarlo en ese ambiente.

Posteriormente, en junio del 2020 se encontró a un tercer ejemplar que había caído presuntamente a una cloaca o alcantarilla, al escapar de perros, y del que se cree que había sido llevado hasta esa localidad ya que no es su hábitat. El ejemplar fue finalmente trasladado por y hacia el Cafaju, donde se encuentra hasta la actualidad y desde donde se espera liberarlo tras unos estudios para saber sobre su salud.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...