"La variante MU infecta más, pero no se sabe que sea más letal"

La patóloga pediatra argentina, residente en Reino Unido, Marta Cohen, dialogó en exclusiva con El Tribuno de Jujuy sobre la situación de la pandemia en el país y el mundo. En principio, destacó que no solo en Argentina sino en toda Latinoamérica los casos han bajado significativamente porque no ha habido un aumento significativo de la variante Delta. Consultada sobre cuándo terminaría la pandemia, adelantó que no será hasta dentro de un año, considerando que en este momento tenemos al 24% de la población del mundo vacunada y en realidad debería ser el 75%. Dijo que, mientras tanto, habrá países que puedan manejar mejor la pandemia y que tengan a su población vacunada y puedan llevar una vida más normal.

Días atrás se detectó un caso de la cepa MU en una paciente de Tartagal, de la provincia de Salta. ¿Qué datos tiene respecto a este virus? ¿Es más mortal o contagiosa que la variante Delta?

La variante Mu está en 40 países, se sabe que es más contagiosa que las demás. Y al ser más contagiosa, obviamente produce más internaciones y más fallecimientos, porque infecta a más cantidad de personas. Hasta ahora no se sabe que sea más letal. Además de la MU, también apareció otra variante en Sudáfrica, que es de la variante sudafricana, comparte muchas mutaciones que se presentan en la variante de Manaos, Lambda o Andina. Esta es la constante evolución del virus, simplemente refleja eso.

Argentina está teniendo un piso de contagio mínimo. ¿Cree que esta baja en los casos pueda mantenerse, o que quizás algo genere que haya un rebrote de contagios?

-No solo en Argentina, en toda Latinoamérica los casos han bajado significativamente y no se explica bien el porqué. O sea, nadie tiene la respuesta de por qué no ha habido un aumento significativo de la variante Delta, que es algo que sucede en toda Latinoamérica. Una cuestión que sí puede ser, es que esté demorada y pienso que eso puede ser porque la variante Lambda o Andina y la variante de Manaos, ambas eran mucho más contagiosas que las variantes británicas, por ejemplo.

Entonces, en el Reino Unido, Estados Unidos y Europa estaba la variante británica, llega la variante Delta, que es 60% más contagiosa que la variante que estaba acá, que era la Alfa o británica. Y se hace la variante predominante y aumenta muchísimo los casos; mientras que, en Sudamérica la variante predominante no era la Alfa, era Lambda, Andina y de Manaos, que evidentemente han sido más contagiosas que la variante británica.

Por eso la variante británica nunca caló en Latinoamérica y la variante Delta tampoco. Así que ojalá, el número de casos siga bajando, de cualquier manera, el número de muertes, proporcionalmente en Argentina, sigue siendo alto. A pesar de que hay menos de 150 muertos diarios, para el bajo número de casos, sigue siendo alto. Y eso lo que está posiblemente reflejando, es que hay más casos que en lo que en realidad se están testeando.

-Frente a los casos detectados de la variante Delta en niños de una escuela de Buenos Aires, ¿cree que es necesario acelerar la vacunación en los menores, inclusive vacunar también a los que no tienen comorbilidades?

-Es lo mismo que pasa en Reino Unido, en donde hay 35 mil casos diarios, aún no se están vacunando a los niños sin comorbilidades. Y la realidad es porque al tener tanta población adulta vacunada, la población pediátrica sí se infecta, pero poco, no como en Estados Unidos, donde hay menos población proporcionalmente vacunada, porque hay estados que tienen muy poca población de adultos porque hay muchos antivacunas en EEUU, sobre todo en estados republicanos, donde hay muchos niños y dicen vamos a tener que vacunarlos.

Ahora, los niños tienen una mortalidad baja del 0,17 cada cien mil habitantes; mientras que los adultos tienen una mortalidad más alta. Una persona de 70 años, si se contagia tiene una posibilidad en ocho de morir, es decir que es muy baja la del niño. En realidad, el mundo tiene que vacunar a los adultos y no hablo solamente de los adultos de Argentina. Pero la vacuna para los niños sanos les daría pocos beneficios, porque la muerte es muy baja por suerte en ellos, puede ir para un país de África o de Asia, que no tenga vacunas. El 1,9% de la población de los países emergentes tiene una dosis de la vacuna, es decir que es muy bajo, por lo tanto, por ahora lo importante es que se vacunen los adultos del mundo con dos dosis.

-¿Cree que debería aplicarse una tercera dosis a las personas que ya cumplieron con las dos vacunas, especialmente el personal de salud?

-En realidad, la eficacia de la vacuna depende de la vacuna y de la persona. Ahora sabemos que, de las personas vacunadas hay un 40% que tiene una inmunidad más baja. Esa inmunidad más débil es sobre todo con las personas de mayor edad o las que tiene preexistencias.

Entonces, a lo mejor esa persona es la población que habría que darle una tercera dosis a los 8 o 10 meses de la segunda dosis, obviamente al personal de salud y también a las personas que tienen la vacuna del virus inactivado, Sinopharm en el caso de Argentina, Sinovac en Chile, en Uruguay o en otros países de América Latina, habría que darles una tercera dosis cada cinco o seis meses, porque eso es lo que dura la eficacia de esas vacunas. Es importante la tercera dosis, pero dada la situación de la falta de vacunas en el mundo, no hablemos de Argentina ni de Latinoamérica, sino el mundo como globalizado, hay que ver qué vacunas y qué población hay que priorizar para dar la tercera dosis.

Por último, ¿en qué momento de la pandemia nos encontramos y qué podemos esperar más adelante?

-Mi visión es que no va a terminar hasta dentro de un año, porque en este momento tenemos al 24% de la población del mundo vacunada y en realidad tenemos que tener el 75% y según ha prometido el G7, que son los países más desarrollados, ellos estarían en condiciones de aportar las vacunas para los países que no pueden comprarlas recién hacia fines del año que viene, es decir que ahí es cuando terminaría la pandemia.

Mientras tanto habrá países que puedan manejar mejor la pandemia y que tengan a su población vacunada y que puedan llevar una vida más normal. Pero es muy importante en todo momento tener la idea que hay que tener el ojo muy puesto sobre las cifras de los casos, para lo cual siempre hay que hacer muchísimos test para saber en qué momento cambió la situación.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...