Francisco calificó al aborto de "homicidio" y apoyó la unión civil entre homosexuales

El papa Francisco aseguró que "quien hace un aborto mata", lo calificó como "un homicidio" y defendió que "desde la tercera semana de concepción hay una vida humana", al tiempo que se mostró favorable una vez más a las leyes de unión civil entre personas del mismo sexo, aunque no así el matrimonio.

"El problema del aborto es más que un problema. Es un homicidio, sin medias palabras. Quien hace un aborto, mata", sentenció ayer el pontífice durante la conferencia de prensa a bordo del avión que lo trajo de regreso a Roma tras una gira de cuatro días por Budapest (Hungría) y Eslovaquia.

"Tomen cualquier libro de embriología, en esos que se estudian en la facultad de Medicina. En la tercera semana de concepción, tantas veces antes de que la madre se dé cuenta, todo el ADN está ahí. No es una persona, es una vida humana", planteó Jorge Bergoglio.

En ese marco, el líder de la Iglesia católica volvió sobre su discurso clásico y planteó que "esa vida humana debe ser respetada".

"Este principio es así de claro, No hay que andar con cuestiones extrañas. Científicamente es una vida humana, los libros nos enseñaron eso. Y por esto la Iglesia es así de dura en este argumento, porque si no es un poco como si aceptase el homicidio cotidiano", sostuvo.

Durante el diálogo con los medios que lo acompañaron al viaje, entre ellos Télam, el Papa ratificó una vez más su apoyo a las uniones civiles en general y en particular entre las personas del mismo sexo, y volvió a plantear que, según la doctrina de la Iglesia, "el matrimonio como sacramento es entre hombre y mujer".

"El matrimonio es un sacramento. La Iglesia no tiene el poder de cambiar el sacramento como el Señor lo ha instituido", sostuvo al ser consultado sobre la recomendación de un tribunal europeo para que los países del bloque apoyen el matrimonio igualitario.

Por otro lado, sí se mostró a favor de las leyes de unión civil porque, planteó, "son leyes que buscan ayudar la situación de tanta gente de orientación sexual diversa".

"Y es muy importante que se ayude a esta gente. Si ellos quieren llevar la vida juntos, los Estados tienen posibilidad en lo civil de sostener y darles seguridad de herencia y salud", enfatizó.

En esa línea, el Papa aseveró que "los franceses tienen una ley para esto, no solo para los homosexuales". Para él, "el matrimonio como sacramento es mujer y hombre" y a veces "se crean confusiones".

"Debemos respetar a todos. por favor no hagan que la Iglesia reniegue de su verdad", pidió.

Francisco ya había planteado su apertura a las leyes de unión civil en varias ocasiones, como en el documental "Francisco"; del cineasta Evgeny Afineevsky, estrenado el año pasado.

"Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso", planteó el Papa en el documental.

"Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente". Yo defendí eso", agregó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...